Apple sube los precios del iPhone y iPad en Alemania

ipad-pro

En ocasiones las compañías de amigos que se encargan de gestionar los derechos de autor deberían sentarse a pensar y deliberar sobre tu labor. Hay formas y formas de intentar obligar a todo la gente a pagar un canon simplemente porque en ese dispositivo, ya sea disco duro, DVD, pendrive, tablet, o smartphone se pueda almacenar contenido protegido con derechos de autor. Parece que solo vayamos a almacenar ese tipo de contenido y que no vayamos a utilizar nuestro dispositivo para grabar vídeos o fotografías personales o a reproducir música vía streaming con Spotify o Apple Music…

En España llevamos varios años sufriendo el canon que dijeron desde Europa que era ilegal y que tenía que ser retirado pero al final, ahí está y todos los españoles seguimos pagando porque no tenemos otro remedio, mientras nuestra querida SGAE ha hecho lo que le ha dado la gana con ese dinero, repartiéndolo entre sus amigos más afines a la causa. Cada país tiene su San Benito y en Alemania tienen también su SGAE. A partir del 1 de enero de este mismo año, Apple sea visto obligada a subir los precios del iPhone 5 euros, mientras que el iPad ha sufrido una subida de 7 euros.

Realmente los precios deberían haber sido elevados en 6,25 euros por iPhone y 8,75 por iPad, pero al miembro de la BITKOM, Apple se beneficia de una tarifa reducida para aplicar a sus dispositivos. En el año 2010, los ordenadores Mac también sufrieron esta subida encubierta para cubrir los derechos de autor del país, y el Mac subió el precio en 10,55 euros. Si bien es cierto que no son importes grandes, hay que tener en cuenta que Apple vende muchos iPhone en el todo el mundo cada trimestre y cada país tiene una tasa parecida, por lo que las sociedades que protegen los derechos de autor deben estar frotándose las manos con esta nueva tasa.


Categorías

Móviles, Tablets

Ignacio Sala

Desde principios de los 90, cuando llegó a mis manos el primer ordenador, me ha apasionado todo lo relacionado con la tecnología e informática.

Escribe un comentario