Así es por dentro del Samsung Galaxy S7

image

El pasado domingo los coreanos de Samsung presentaron lo que será su nuevo buque insignia para este año, los modelos S7 y S7 Edge. Si los comparamos con los modelos anteriores, podemos ver cómo las principales novedades las encontramos en el cámara que ha ganado en luminosidad reduciendo los megapíxeles hasta 12, ha ganado la certificación IP68 contra el agua y el polvo, la función Always On en la pantalla, refrigueracion liquida y una nueva aplicación para poder darle más utilidad a la zona de la pantalla curvada en los modelos Edge.

Como suele ser habitual, el siguiente paso sería ver el despiece que suelen hacer los chicos de iFixit, pero en esta ocasión no vamos a tener que esperarles ya que una web rusa se ha encargado de hacerles el trabajo. Uno de las preguntas que os haréis seguro está relacionada con la famosa refrigeración líquida que Samsung han utilizado en este dispositivo al igual que hizo Microsoft en el Lumia 950.

Una vez desmontado el dispositivo podemos comprobar como la refrigueracion liquida es un simple tubo de cobre que en su interior contiene una especie de líquido refrigerante y cuyo un funcionamiento y construcción es muy similar al utilizado por Microsoft en el Lumia 950. Respecto a la protección IP68, que nos ofrece resistencia al polvo y al agua, llama la atención porque está compuesta por una pequeña goma que recubre todo el borde del dispositivo. Esta goma no parece tener la resistencia necesaria como para aguantar un fuerte día de calor con estancias esporádicas al sol que podrían llegar a derretir ese sello.

Otro aspecto que llamó la atención al desmontar este dispositivo es la robustez del botón de inicio, uno de los botones que en muchos dispositivos siempre es el primero en romperse. La construcción de este botón nos da la seguridad y tranquilidad de que es muy poco probable que deje de funcionar a lo largo del tiempo.


Escribe un comentario