Crossover llega finalmente a Android

Crossover

Hace ya más de un año que supimos la noticia por parte de Codewears de que estaban trabajando para que su producto, Crossover llegase a Android y con ello la posibilidad de poder emular cualquier aplicación de otros sistemas operativos en Android. Estaríamos hablando de no sólo poder emular videojuegos de Windows sino que también podríamos tener el famoso iTunes de Mac o LibreOffice de Ubuntu, incluso podríamos tener el sistema operativo al completo.
Esto ya es una realidad como se puede ver en el video y las imágenes pero por el momento tiene algunas limitaciones, como por ejemplo la plataforma. Crossover para Android necesitará un procesador X86 para funcionar, es decir que sobre procesador de Snapdragon o Mediatek no podrán funcionar.

Crossover permitirá tener aplicaciones y otros sistemas operativos en nuestro Android

Las pruebas y demostraciones que se han hecho, se han realizado sobre Remix OS, el fork de Android realizado por Jide para estar presentes en equipos portátiles o de sobremesa. Aún así no hay nada que demuestre que en roms puras de Android no funcione esta nueva versión de Crossover.  En cualquier caso el desarrollo no se detiene aquí sino que continuará por lo que probablemente a finales de año, Crossover si que pueda estar en smartphones con procesadores Snapdragon, Mediatek o Exynos y poder ejecutarse en terminales como el Samsung Galaxy S7, por poner un ejemplo.

En cualquier caso parece que el maravilloso mundo de la emulación ha llegado a Android para quedarse y con ello seguramente que muchos usuarios disfrutarán de ello, no sólo los que tengan móviles sino que también aquellos que tengan Chromebooks, los cuales pueden ejecutar apps de Android.

Personalmente he utilizar otros programas de emulación como Wine y he de decir que la emulación no es algo malo sino todo al contrario. En algunas aplicaciones la emulación puede funcionar muy bien, dando lugar a la aplicación original con el soporte original y eso puede ser muy útil para muchos ¿ no creéis?


Escribe un comentario