El Ejército de Estados Unidos prueba con éxito un nuevo sistema de localización sin GPS

GPS

Uno de los principales problemas que puede tener un ejército como el estadounidense cuando está en combate radica precisamente en la necesidad de llevar alimentos, agua y munición a las tropas que están en primera línea debido a que normalmente no se pueden entregar de forma segura utilizando medios como el transporte terrestre o un helicóptero ya que pueden ser interceptados de forma fácil por el enemigo o directamente derribados. Debido a esto el ejército de Estados Unidos ha decidido comenzar a desarrollar un sistema de localización que no haga uso de señales GPS que puedan sufrir de inexactitud en ambientes saturados o interrumpidas por el enemigo.

Para este nuevo desarrollo se ha precisado la colaboración del Laboratorio Draper (Cambridge) así como otras serie de empresas con las que se está creando un sistema con una precisión muy similar a la del GPS pero funcionando con imágenes de la zona. Es decir, al enviar provisiones lo único que se necesitará es dotar al software con una imagen de la zona y seleccionar un punto dentro de esta para que todo el cargamento y provisiones necesarias lleguen a un punto exacto sin que sufran ningún tipo de percance.

Si alguna vez has utilizado un sistema de localización por GPS en una gran ciudad al conducir o simplemente caminar hacia un punto en concreto, seguro que sabrás de las grandes ventajas y sobre todo inconvenientes que puede tener este tipo de señal ya que, con bastante asiduidad normalmente la precisión de la misma puede sufrir interferencias. Si nos vamos a un extremo, no solo un enemigo puede realizar interferencias sobre la señal, sino que podría incluso dedicarse a realizar ataques directos sobre los satélites que hacen que la tecnología GPS funcione haciendo que todo tipo de misiles guiados y tecnología que depende de esta quede inservible.

Es por esto precisamente que este nuevo tipo de navegación puede suponer una nueva mejora principalmente para le ejercito e indirectamente para la población. Según Chris Bessette, director del proyecto en el Laboratorio Draper:

Esta navegación basada en cámaras puede ser utilizada desde cualquier plataforma que tenga una necesidad de saber donde está, ya se trate de un vehículo autónomo, aviones tripulados, aviones no tripulados o alguna otra cosa.

Ahora bien, este tipo de tecnología también tiene sus inconvenientes ya que principalmente lo que tenemos ante nosotros y sobre lo que trabaja la plataforma es sobre una imagen plana por lo que si una foto de un determinado terreno es demasiado plana o, por ejemplo, estamos ante un campo cubierto de nieve o tierra, el software puede tener problemas para localizar el punto concreto en el que queremos dejar una carga.


Categorías

Tecnología

Juan Luis Arboledas

Profesional de la informática aunque amante del mundo de la tecnología en general y la robótica en particular, pasión que me lleva a investigar e indagar por toda la red en busca de cualquier tipo de novedad, estudio o proyecto.

Escribe un comentario