El nuevo iPhone SE lleva en su interior procesador de Samsung y TSMC

chip-a9-apple

Apple no suele confiar la producción de sus componentes a un único fabricante, ya que en caso de no poder cumplir con los objetivos previstos, la cadena de montaje podría verse afectada al igual que el stock final de los dispositivos. En los últimos años, Apple parece que siempre ha tenido problemas de stock con los nuevos modelos de iPhone, o al menos es lo que siempre da a entender ante la repetida falta de stock que muestran. Ya no sabemos si este problema de stock es real o simplemente una estrategia comercial para seguir manteniendo el hype del lanzamiento.El año pasado muchos fueron los usuarios que expresaron su malestar cuando se enteraron que Apple había utilizado a dos fabricantes distintos en la fabricación de los nuevos iPhone 6s y iPhone 6s Plus. En esta ocasión y como es lógico, los de Cupertino han vuelto a utilizar a ambos proveedores para poder fabricar el nuevo iPhone SE. Nuevamente los fabricantes seleccionados han sido TSMC y Samsung.

La tecnología utilizada por Samsung es más moderna  ya que utiliza un proceso de 14 manómetros en la fabricación mientras que TSMC es producido mediante un proceso de 16 nanómetros. En las diferente pruebas en escenarios reales que realizó la compañía con sede en Cupertino, se demostró que la diferencia entre ambos era de  entre un 2 y 3 % a favor del chip fabricado por TSMC.

Apple no es tonta y no va a montar procesador en los mismos dispositivos que ofrezcan unos rendimientos muy dispares, a pesar de la indignación que mostraron los usuarios, los cuales no tenían ninguna base sólida para justificar su enfado. De momento, hasta que no llegue al mercado, no podremos averiguar a ciencia cierta si ambos procesadores siguen ofreciendo rendimiento similar al igual que sucede con el iPhone 6s y 6s Plus.


Un comentario

  1. Reynel Salamanca Vallejo

Escribe un comentario