El Samsung Galaxy S7 y S7 Edge solamente ofrecen soporte a Quickcharge 2.0

Galaxy S7 edge

Lo lógico es que, si integras el último y más novedoso procesador de Qualcomm, venga incluido en el pack las capacidades para la carga rápida de este chip. De todas formas, el OnePlus 2 mostró que se puede incluso eliminar estas características tan especiales en la carga si así se necesitara.

Lo que sabemos en el día de hoy es que Samsung solamente ha integrado en sus Galaxy S7 y S7 Edge la versión 2.0 de QuickCharge, mientras que el G5 de LG sí que ha apostado por la última versión de este sistema al llevar QuickCharge 3.0. Y esto que estamos hablando de unos smartphones que tienen el novedoso chip Snapdragon 820.

Aunque cuenten los tres terminales con el chip Snapdragon 820, deberían los tres ofrecer soporte a QuickCharge 3.0. QuickCharge 3.0 funciona de mejor forma con un USB Tipo-c como el existente en el LG G5, las mayores velocidades también son posibles desde microUSB. QuickCharge 3.0 es cerca del 45 por ciento más eficiente que 2.0 y realmente habría sido algo bastante deseado para tenerlo en el Galaxy S7.

LG G5

La razón para la omisión de esta característica de carga rápida en su última versión se debe para unificar las experiencias entre las dos variantes del S7 con el chip Exynos 8890 y Snapdragon 820. En vez de poner QuickCharge 3.0 en la variante con Snapdragon 820 y tener así mayor ventaja, Samsung ha decidido proveer unas velocidades de carga similares en ambos. De esta forma se trata de la misma manera a los usuarios que tengan las dos variantes y no haya una migración a la versión de Qualcomm o críticas por parte de muchos usuarios. Hay que mencionar que el LG G5 viene recortado en otras opciones.

De todas formas, aunque no tenga la versión 3.0 de QuickCharge, el Galaxy S7 y S7 edge todavía ofrecen una carga rápida lo suficiente para satisfacer al usuario y se encuentran a la misma altura que otros tantos terminales.


Escribe un comentario