Google, Apple y Oracle se encuentran en un trío de ingresos, acuerdos y filtraciones

Google Apple

Mientras que, en esos anuncios publicitarios donde se muestran las virtudes y bondades de cada una de las compañías tecnológicas con más poder parece todo perfecto en el que los actores contratados ponen su mejor sonrisa, por detrás de estas empresas las traiciones, filtraciones y desacuerdos son truculentos.

Google, Apple y Oracle son tres compañías que se ven sujetas a relacionarse entre ellas por varios desacuerdos y relaciones secretas de pareja para intentar llevar mejor la llamada “Cuarta revolución industrial” a la que nos atenemos ahora mismo. No voy a entrar en dar opiniones sino más bien en lo acontecido en casi un día por lo filtrado por un abogado de Oracle.

Android es ahora el sistema operativo para dispositivos móviles más popular del planeta y del que se espera que Google obtenga beneficios e ingresos muy altos. Esto es así y más si conocemos desde uno de los abogados de Oracle, que el OS de Android ha generado unos ingresos de 31.000 millones de dólares y 22.000 en beneficios en estos años pasados.

Larry Page

Esta noticia ha sido filtrada por este abogado debido a que Oracle se encuentra en una confrontación con Google desde hace años por la acusación hacia esta por el uso de su software Java en Android sin pagar por el. Por esto mismo conocimos hace poco esta decisión tomada por los de Mountain View. Google ha salido a la palestra a decir que esas cifras aportadas por Oracle es información tomada desde documentos financieros internos confidenciales e instó por ello al juzgado federal de San Francisco a redactar las partes de esta transcripción que se ha hecho pública. Google mantiene que la filtración pública de estos datos financieros puede tener graves efectos negativos.

Tim Cook

Ahora entra en juego Apple, cuando de la propia Oracle, de su abogado, se filtra que Google pagó hasta los 1.000 millones de dólares para mantener el motor de búsqueda por defecto en el iPhone, y que los de Cupertino obtienen un porcentaje del 34% cada vez que un usuario de un iPhone o un iPad utiliza un anuncio de publicidad de Google situado en la búsqueda.

Este acuerdo secreto entre Apple y Google no tenía que haber salido nunca a la luz, y ambas siempre han mantenido en secreto las ganancias obtenidas en esa asociación entre dos competidores que se tiran de los pelos ante el público, pero que entre bambalinas son buenos compañeros de negocios.


Escribe un comentario