Michael Kors revela dos relojes con Android Wear

Reloj Michael Kors Android

Michael Kors ha anunciado una nueva línea de wearables, llamada Michael Kors Access, dos nuevos relojes inteligentes que correrán con Android Wear como sistema operativo. Estos relojes están diseñados con la elegancia y el diseño que característica a la marca, mientras tanto ofrecerá también las características de Android Wear. Pueden ser sin duda los dos dispositivos más elegantes de este tipo que nos encontremos en el mercado. No obstante, no podremos comprarlos hasta el próximo otoño, pero podemos ir echándole un vistazo a sus colores y sus bonitas esferas.

Su esfera es sinceramente espectacular, se nota la mano de la firma para hacerlos lo más bonitos posible. Las correas obviamente serán intercambiables, disponibles en silicona, cuero o metales. La versión dorada se ofrece al sector femenino, mientras que la sección negra es indicada para el público masculino. La versión negra se muestra sin duda más deportiva, indicada para todo tipo de usos a diario. 

Pretendemos hacer la vida de la gente más fácil a través de la moda. ¿Por qué no hacer accesorios más sofisticados? Eso hemos hecho. Después de todo la tecnología está afectando cada vez más nuestras vidas. La tecnología también deber reflejar nuestros gustos personales – Portavoz de Michael Kors

Todavía no se ha dado mucha información debido a que su lanzamiento no llegará hasta otoño, lo que si sabemos es que el reloj recibirá notificaciones, correos electrónicos, mostrará textos e interacciones con las redes sociales. También tendrá integración con aplicaciones de fitness y acceso a Google Now. Tendrán un precio alrededor de los 395 euros, disponibles en todas sus tiendas, tanto físicas como digitales. Estamos observando como cada vez más empresas que no tenían absolutamente nada que ver con la tecnología y si tenían mucho que ver con la moda se están subiendo al carro de los wearables, que abre todo un nuevo mundo a su alrededor, otras posibilidades de venta aprovechando la tecnología como excusa.


Escribe un comentario