Microsoft prueba a sumergir sus centros de datos bajo el mar

Microsoft

Tal y como lees en el título de esta misma entrada, hoy nos enteramos que parte del trabajo que se está realizando un equipo de ingenieros de Microsoft en el bautizado como Project Natick radica precisamente en encontrar la forma en la que conseguir temperaturas más estables dentro de sus centros de datos, un detalle que es mucho más crítico de lo que puedas imaginar. Una solución que se está probando hoy día radican en la necesidad de sumergir los centros de datos bajo el mar.

Antes de continuar comentarte que por el momento esta solución está mucho más carda de una prueba práctica de laboratorio que de una solución fiable que se pueda llevar al mercado. En la idea original, según comentan los propios encargados de este experimento en el comunicado de prensa lanzado por la propia Microsoft, se busca el enviar a zonas costeras parte de la infraestructura de la que hoy día se compone la enorme “nube de la empresa. De esta forma se conseguirían de forma inmediata ventajas en temas como refrigeración, entornos mejor controlados e incluso aprovechar energías renovables.

En las primeras pruebas realizadas, los chicos de Microsoft han decidido encapsular e introducir su servidor de pruebas a una profundidad de diez metros bajo la superficie del mar. Como detalle, la localización escogida ha sido un punto situado en la costa californiana donde esta cápsula a estado bajo el mar durante cuatro meses. Según los datos obtenidos, al parecer esta cápsula podría mantenerse funcionando bajo el mar, sin ser manipulada, durante más de 20 años aunque la intención de Microsoft es la de reciclar todo su contenido interno cada cinco años para poner al día cada unidad tanto en potencia como en almacenamiento.


Escribe un comentario