Obi MV1, un smartphone que tiene su origen en Apple

Obi MV1

Muchos de vosotros os sonará ya el nombre de John Sculley, un nombre relacionado con Apple, Steve Jobs y todo su mundo. Al final como sabéis Sculley se marchó de Apple pero no del mundo tecnológico. John Sculley fundó hace tiempo la empresa Obi Worldphone que se dedicaba entre otras cosas a vender smartphones.

Hace poco en el MWC ha presentado el OBI MV1, un smartphone de gama baja que no competirá con el Apple 6S pero si con los dispositivos de gama baja que tienen Android y que además no tienen una versión actual del famoso sistema operativo de Google. Y es que el Obi MV1 además de tener un diseño novedoso, también tiene Cyanogen OS que permitirá tener la última versión de Android de una manera optimizada.

John Sculley hará la competencia a Apple con Obi MV1

Respecto al resto de características, el Obi MV1 tiene un procesador Snapdragon 210, 1 Gb de memoria ram, una pantalla de 5 pulgadas con Gorilla Glass 3, 16 gb de almacenamiento interno ampliables mediante slot microsd, una batería de 2.500 mAh, una cámara de 8 mpx con flash led y autofocus y una cámara delantera de 2 Mpx. Tanto el precio de este dispositivo como la fecha de lanzamiento aún no la conocemos pero si sabemos por palabras del propio John Sculley que el precio será muy bajo ya que será un teléfono en el que el diseño no supondrá realizar grandes desembolsos.

Personalmente me parece que el Obi MV1 tiene un diseño atípico pero bonito y desde luego el uso de Cyanogen OS hará que el rendimiento no se resienta, por lo que podemos estar ante un gran terminal para muchos usuarios, aunque lo cierto es que el nombre del terminal no acompaña mucho. Creo que el nombre es raro de pronunciar y eso hará que muchos usuarios lo confundan con una marca china o algo que no tiene que ver con el móvil. Al menos eso me parece a mi ¿vosotros qué pensáis?


Categorías

Móviles

Joaquin García

Historiador, informatico y autónomo. Investigando siempre nuevas vías y cómo no, disfrutando de nuevos gadgets. Preguntar no es ofender.

Escribe un comentario