Playstation VR es peor que Oculus Rift, según Sony

playstation-vr-realidad-virtual-ps5

Queda muy poco tiempo para el lanzamiento de PlayStation VR y aunque el mercado de las gafas de realidad virtual se está agitando mucho, los directivos de Sony han querido ser sinceros. Así desde la empresa de Sony se afirma y se dice que las gafas PlayStation VR son peores que las Oculus Rift o que las HTC Vive, pero también se reconoce que son más baratas.

Aunque la presentación de las PlayStation VR no se ha celebrado aún, desde Sony se advierte que serán más económicas que las Oculus Rift ya que no sólo tendrán un precio menor sino que sólo se necesitará una PlayStation 4 para poder funcionar, mientras que las Oculus Rift y otro tipo de gafas de realidad virtual, necesitan un ordenador potente de más de 1.000 euros para hacer funcionar correctamente las gafas.

Las PlayStation VR tienen mejor tasa de refresco que las Oculus Rift

A esto Sony añade también que sus PlayStation VR tienen una mayor frecuencia de refresco pero la mejor resolución lo tiene Oculus Rift. Algo interesante pero que tiene doble intención ya que la tasa de refresco es un factor muy importante para gadgets y para la salud de nuestros ojos, algo que parece indicar Sony con su información.

Además, las PlayStation VR, el tener que necesitar sólo de la PlayStation 4, se convierten en unas grandes gafas de realidad virtual que no sólo son aceptables sino que son económicas para los bolsillos o eso parece con respecto a sus competidores aunque personalmente no lo creo. Sony ha manifestado que PlayStation VR costarán los mismo que una videoconsola, lo que hace que el precio de estas gafas sea de al menos 400 euros, un precio muy alta si tenemos en cuenta las gafas de Google y la experiencia que ofrecen. Hay que esperar un poco más para las presentaciones oficiales, pero parece que la cosa se está poniendo calentita, ¿vosotros qué decís?


Categorías

Realidad virtual
Etiquetas

Joaquin García

Historiador, informatico y autónomo. Investigando siempre nuevas vías y cómo no, disfrutando de nuevos gadgets. Preguntar no es ofender.

Escribe un comentario