5 trucos para cargar tu smartphone a una velocidad de vértigo

Cargar smartphone

Prácticamente desde que los smartphones forman parte de nuestra vida, los usuarios nos hemos ido quejando de su batería. Y es que en la mayoría de los casos no nos ofrecen la autonomía necesaria, ya que dependiendo muy mucho del uso, en algunas ocasiones no llegan a final del día con el problema que esto puede llegar a suponer.

Por suerte en los últimos tiempos las baterías de los dispositivos móviles han ido mejorando muy mucho e incluso ya las hay que nos permiten hacer uso de nuestro terminal durante días sin tener que enchufarlo a la corriente. Esto ha hecho también que cada vez seamos más confiados y descuidemos la carga del smartphone.

Hasta hace nada yo mismo tenía por norma cargar mi dispositivo cada noche, ya que sino no tendría batería el día siguiente. Ahora con un terminal que la batería tiene una vida útil de algo más de un día, siempre ando descuidado y a la carrera para poder cargar mi smartphone. Es por ello que hoy quiero contaros a través de este artículo 5 trucos para cargar tu smartphone a una velocidad de vértigo.

Estos trucos que vas a poder leer a continuación, ten en cuenta que los puedes usar tanto si tienes un dispositivo móvil con una descomunal batería o uno que lo debes de cargar a diario. Lo importante es que si quieres una carga rápida de tu terminal y no tener que esperar demasiado los pongas en práctica cuanto antes.

Utiliza el cargador oficial, rechaza imitaciones

Nunca me cansaré de decirle a todo aquel que me pregunta, o que veo con un cargador no oficial, que siempre se debe de usar el cargador oficial del smartphone. Las razones son variadas, pero la primera de ellas es que cada cargador viene adaptado a la potencia de nuestro dispositivo.

Todos los smartphones que podemos adquirir a día de hoy vienen con un cargador incluido, que trae un pequeño conversor de potencia que convierte la corriente del enchufe en niveles aptos para nuestro terminal. Si utilizamos un cargador no oficial, puede que el conversor de potencia, esté adaptado para otro terminal y si es inferior la potencia tarde mucho en cargar nuestro smartphone.

En este caso el consejo para cargar nuestro dispositivo móvil más rápido es usar un cargador con un conversor mayor de potencia, aunque esto puede llegar a ser un problema ya que le estaremos introduciendo una corriente más potente de la que el terminal necesita. Eso sí, esto no suele ser a corto plazo un problema para nuestro móvil.

Por ejemplo muchos usuarios de un iPhone suelen cargarlo con el cargador del iPad, que tiene un conversor de potencia mayor por lo que la carga se realiza mucho más rápido. Mi recomendación es que siempre uses el cargador oficial del terminal, aunque con otro de mayor potencia tardes mucho menos en cargarlo de forma completa.

Di no a la carga inalámbrica

Smartphone

Nadie puede negar que la carga inalámbrica es un invento genial que nos permite cargar nuestro dispositivo con solo ponerlo sobre una base diseñada especialmente para este tipo de carga. Por desgracia el tiempo de carga es mucho mayor que con cualquier cargador de cable.

Si buscas que tu smartphone se cargue rápido lo mejor es que le digas no a la carga inalámbrica, salvo que eso si no te importe esperar. Por ejemplo todos los que cargan su smartphone de noche no tienen demasiado problema en que el terminal tarde un poco más en cargarse de forma inalámbrica.

Como en el anterior punto, utiliza siempre o por lo menos en la medida de los posible cargadores inalámbricos oficiales. Notarás la diferencia y tu smartphone te lo agradecerá

Utiliza el modo avión

El conocido como modo avión presente en todos los dispositivos móviles del mercado, permite dejar nuestro terminal como un pisapapeles moderno. Bien explicado permite dejar nuestro smartphone en un modo en el que no emite ni recibe señales por lo que no podemos enviar o recibir mensajes, ni tampoco tener conexión a la red de redes.

Muchos usuarios lo usan mientras duermen o descansan para que nadie los moleste, pero también puede servir para acelerar en gran medida la carga de nuestro dispositivo móvil. Y es que al no emitir ni recibir señales, el consumo de batería es casi nulo y la carga se acelera. No será algo que notemos en gran medida, pero que sí que puede ser interesante si tenemos prisa para irnos por ejemplo a trabajar y no tenemos demasiada batería.

No utilices el ordenador para cargar tu smartphone

Smartphone

Cargar el dispositivo móvil, por ejemplo en el ordenador del trabajo, es una práctica bastante extendida, pero muy poco recomendable. Y es que los puertos USB tradicionales de cualquier ordenador envían mucha menos energía, es decir a pesar de que ofrecen un voltaje mayor, la potencia es mucho mejor por lo que nuestro smartphone tardará mucho más en cargar.

Un puerto USB 2.0 envía 0.5 amperios con una potencia de 2.5 vatios. Un USB 3.0 por su parte llega hasta los 0.9 amperios para una potencia de 4,5 varios. En ambos casos la potencia es mucho menor a la que podemos conseguir con un cargador tradicional conectado a la corriente eléctrica. Esto hace que el terminal tarde mucho más en cargarse y termine en ocasiones por desesperarnos.

Vigila siempre que cable compras

Los cables de los cargadores por desgracia no suelen durar demasiado tiempo, en muchas ocasiones debido al trato que le damos. Esto hace que cada cierto tiempo debamos de cambiar el cable o bien el cargador entero. La mayoría solemos adquirir un nuevo cable para no tener que invertir tantos euros cuando tenemos el conector totalmente nuevo ya que es el que menos sufre los tirones que todos solemos dar.

En caso de tener que adquirir un nuevo cable debemos de vigilar muy bien lo que compramos, y una vez más tengo que recomendaros que en la medida de lo posible intentéis adquirir uno oficial y una réplica en el bazar que casi todos tenemos debajo de nuestra casa y que puede acabar saliéndonos muy caro.

La mayoría de cables nos ofrecen el estándar AWG, pero hay otros que ofrecen hilos de cobre más finos que ofrecen más resistencia. Esto pude hacer que nuestro dispositivo móvil cargue más rápido o más lento, por lo que siempre hay que tenerlo vigilado.

Para saber qué tipo de cable necesitas lo mejor es mirar la caja o bien consultar la página web del fabricante para no elegir mal. Deberás de fijarte en unas cifras que indican 28 AWG o 24 AWG. Cuanto más alto sea este número más lento cargará nuestro dispositivo.

No se debería de hacer pero siempre puedes comprar un cable de una numeración algo menor para poder cargar más rápida tu smartphone. Eso sí, ten cuidado no vayas a comprar una numeración demasiado inferior que vaya a terminar por “abrasar” a tu dispositivo móvil. En lo oficial está lo adecuado, aunque un poco por debajo puede darnos una rapidez más que interesante a la hora de cargar nuestro terminal.

Opinando libremente, pero con la cabeza bien fría

A nadie le gusta cargar cada día su dispositivo móvil y a la mayoría nos horroriza cuando tenemos prisa tener que esperar para que se cargue un poco la batería, permitiéndonos llegar sin apuros hasta el final del día. Usar pequeños trucos para acelerar la cargar de nuestro smartphone, pueden no resultar dañinos a corto plazo para el dispositivo, pero seguro que a la larga no son nada buenos.

Usar un cargador no oficial o comprar cables que nos ofrezcan una menor resistencia yo no se las recomendaría a nadie si quiere que su smartphone le dure al menos un par de año. Cierto es que este tema yo suelo ser muy crítico y muy conservador y en mil y una ocasiones he reñido a mi madre por no cargar su dispositivo móvil con su cargador oficial correspondiente.

Si tienes mucha prisa y no tienes batería, sinceramente pienso que la solución no es ninguno de los trucos que acabo de explicar, aunque esto pueda parecer una broma, y es que creo que la solución más adecuada es una batería externa. Actualmente existen en el mercado cientos de baterías externas, de precios muy variados y de capacidades muy diferentes. Además por si andas algo perdido hace ya unos cuantos días os conté en este artículo algunos de los mejores dispositivos de este tipo.

Antes de lanzarte a intentar cosas imposibles con tu smartphone, para ahorrarte 5 minutos en su proceso de carga, piensa en el que dinero que has pagado por tu terminal y si verdaderamente necesitas tener batería de una forma rápida y sencilla, en cualquier momento y lugar comprarte una batería externa o una segunda batería para tu terminal.

¿Usas alguno de los consejos que hoy te he mostrado para acelerar la carga de la batería de tu smartphone o tiras de una batería externa?. Cuéntanoslo en el espacio reservado para los comentarios de esta entrada o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes. Además si te ha gustado o te ha parecido interesante este artículo, compártelo.


Categorías

Móviles

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para mas señas, 28 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y todo lo que rodea a la red de redes. Puedes seguir mis locuras, comentarios e ideas originales en mi perfil de Twitter.

Escribe un comentario