WhatsApp dejará de lado a BlackBerry y otros sistemas antiguos en 2017

WhatsApp

Si usáis WhatsApp y un Smartphone que corra un sistema operativo sin mucha presencia, tenemos malas noticias para vosotros: vuestro sistema operativo no podrá usar la aplicación más usada del mundo a partir del año que viene. El peor caso, sin duda, será el de BlackBerry, puesto que WhatsApp dejará de dar soporte a todos sus sistemas operativos, incluido el más reciente BlackBerry 10. Como hemos mencionado anteriormente, el problema es su baja cuota de mercado, y la ahora compañía propiedad de Facebook pretende centrarse en los sistemas operativos que más usamos.

A partir de 2017, la lista de sistemas que podrán seguir usando WhatsApp se queda en tan sólo iOS 6+, Android 2.3+ y Windows Phone 8.1+. Este movimiento de WhatsApp no deja de ser sorprendente, sobre todo si miramos a las aplicaciones de mensajería de su competencia que están disponibles para muchos más sistemas operativos, incluyendo versiones web (sin que precise la vinculación con el teléfono), para tablets y de escritorio. A continuación tenéis la lista completa de los sistemas que dejarán de recibir soporte a partir del año que viene.

Sistemas operativos que no podrán usar WhatsApp a partir de 2017

  • Todos los sistemas operativos BlackBerry.
  • Nokia S40.
  • Nokia Symbian S60.
  • Android 2.1 y Android 2.2.
  • Windows Phone 7.1.

Lo que no ha dejado claro WhatsApp Inc. es si, llegado el momento, eliminarán las aplicaciones de las distintas tiendas de aplicaciones o sólo dejarán de actualizar la aplicación. WhatsApp ya creó polémica al desactivar remotamente el soporte para versiones de antiguas iOS, por lo que los usuarios que la tenían instalada dejaron de poder usarla. Con el mencionado precedente, no debería sorprendernos si fuera exactamente eso lo que hicieran para los sistemas operativos a los que deja de ofrecerles soporte.

WhatsApp se está empeñando en tirarse piedras a su propio tejado, quizá motivado por la tranquilidad que le da el número de usuarios (ya más de 1.000 millones) que usamos su aplicación. Pero dejarnos de lado, no añadir novedades o espiarnos puede terminar por cansarnos, y lo dice alguien que recientemente se desinstaló Telegram por la falta de contactos que usan la aplicación, pero que se está planteando volver a usarlo e intentar abandonar WhatsApp. Como dice el refrán, la fuerza ahorca y queda por ver cuánto tiempo seguimos aguantando los abusos de la aplicación de mensajería más usada del planeta.


Escribe un comentario