YouTube se plantea volver a Pakistán 3 años después

 

YouTube

A día de hoy, parece mentira que todavía existan gobiernos que quieran controlar el contenido al que pueden acceder sus ciudadanos. Todos sabemos que China es uno de los gobiernos que controla casi toda la información que circula en su territorio y para ello crearon un ministerio encargado de filtrar toda la información susceptible de suministrar suficiente información como para que los ciudadanos sepan que pasa más allá de sus fronteras. 

Google hace unos años intentó entrar en China a través de su buscador, pero tras los repetidos intentos del gobierno chino para que los de Mountain View bloquearan continuamente el acceso ciertas páginas, hizo que Google se cansará y dejara el país. La red social Facebook directamente no puede establecerse en China, por la gran cantidad de información que puede ofrecer a los ciudadanos del país sin salir de su plataforma, mas o menos el mismo problema que tiene Youtube en el país donde también está prohibido al igual que Twitter, Google Plus…

Hace aproximadamente tres años, la película que se colgó en YouTube The Inocente of Muslims, provocó la ira de la comunidad musulmana en Pakistán, Irán y Sudán lo que provocó el bloqueo de la plataforma de vídeos de YouTube en estos tres países. Pero después de tres largos años Google podría tener de nuevo la posibilidad de volver a ofrecer su servicio de vídeos en el país, eso si bajo una estricta supervisión por las autoridades del país.  La película en cuestión, La inocencia de los musulmanes mostraba una imagen de Mahoma de inepto, defensor de la pedofilia y de las relaciones homosexuales además de poner en duda fuese portador de la palabra de Ala.

Uno de los motivos por los que Google abandonó China fue precisamente la censura del gobierno. En esta ocasión parece que los principios de libertad de información pasarán a un segundo plano y Google, como negocio que es, comienza a ceder a las pretensiones de los países cuando le soliciten el bloqueo de cierto contenido, ya sean páginas web o vídeos, ya que todo el contenido al que se puedan acceder los usuarios del país, tendrán que cumplir con la legislación pakistaní. Y como no pueden controlar toda esa información, pondrán a disposición del gobierno un departamento que dará cuenta de todas las reclamaciones que se efectúan desde el mismo.


Escribe un comentario