Análisis de Castlevania: Lords of Shadow 2

Castlevania_Lords_of_Shadow_2

En 2010, una Mercury Steam, que únicamente había lanzado el grotesco Clive Barker’s Jericho para PlayStation 3 y Xbox 360, sorprendió a propios y extraños con su revisión de la mítica saga Castlevania, materializada en un Lords of Shadow que fue catalogado por muchos como uno de los mejores juegos jamás elaborados en España y que además vino acompañado de un éxito en críticas nacionales y se coronó como la entrega más vendida de la serie.

Sin embargo, no todo lo que reluce es oro y bien sabemos los que exprimimos ese Lords of Shadow que tenía una serie de lastres jugables bastante serios, y sobre todo, un ritmo de juego poco armónico, encargándose estas máculas de arruinar la experiencia del programa. Pese a todo, los números hablaron y Konami decidió concederle a los madrileños la oportunidad de realizar una trilogía que toca a su supuesto fin con este Castlevania: Lords of Shadow 2.

La historia de este último episodio arranca con un Drácula asediado e inmortal pero que siglos después despierta completamente debilitado gracias a la intervención de un viejo conocido. Esta entidad le alerta del retorno de un gran enemigo en común, Satán, y le propone ayudarle a acabar con él a cambio de ofrecerle el descanso eterno que tanto ansía el vampiro. Tendremos muchas caras conocidas de vuelta, aunque con unas entradas en escena un tanto llamativas, y es que el guión de Castlevania: Lords of Shadow 2 es digno de una película de serie B de bajo presupuesto.

castlevania_lords_of_shadow_2 1

Lo peor no es eso, sino que la trama resulta pobre, insulta, insípida y no despierta interés alguno en el jugador. Puede que la historia del primero tampoco fuera digna de apremiar, además de tener unos tonos un tanto cándidos por momentos, pero incluso el aire de tarea épica se ha disipado en esta entrega, donde vagamos de un sitio a otro entre combates muy caóticos, algún sencillo puzle, tramos de infiltración que no cuajan y unas cinemáticas intercaladas que casi parecen sacadas del famoso manga de Akira Toriyama.

Todos recordamos que el primer Lords of Shadow tenía una sublime dirección artística, donde destacaban preciosos paisajes o panorámicas majestuosas, con unos diseños de escenarios de fantasía muy logrados, además de contar con un plantel de criaturas de un acabado impresionante y muy creíble. Sin embargo, en esta secuela, se nota que la dirección artística ha estado huérfana y que ha cambiado de manos en distintas etapas del desarrollo del juego: el escenario del castillo de Drácula es el más llamativo del juego, y con mucha diferencia, mientras que el resto de emplazamientos son lugares sosos, vacíos, carentes de detalles o con un acabado digno de juegos de la primer hornada de títulos de las consolas donde corre LOS2. En cuanto a los seres infernales, todos destacan por el increíble mal gusto con el que están diseñados, y eso si hablamos en términos generosos, pues lo justo sería señalar su aspecto cochambroso. Para remate, la banda sonora, aunque tiene algunas buenas piezas, pocas son rescatables y desde luego que se trata de un trabajo inferior al escuchado en el primer LOS.

castlevania_lords_of_shadow_2 2

De un plumazo, vemos que dos de las señas del anterior juego han quedado vilipendiadas en la secuela, y ahora es cuando nos topamos con uno de los puntos críticos del programa: la jugabilidad. Esta vez tenemos una cámara libre -el 90% del tiempo- que aún así no sirve de mucho entre tanto combate alocado que no nos da casi un respiro para colocarla a nuestro gusto, de modo que volvemos a estar dando golpes ciegamente al borde de la pantalla sin saber qué ocurre; el control sigue sin ser fluido, especialmente en el timing, y dista mucho de la sedosa respuesta de los mejores del género; las refriegas son muy caóticas, los enemigos presentan gran resistencia, insisten en lanzar ataques imparables e incluso nos topamos con vampiros o mutantes con escopetas y lanzagranadas -sí, habéis leído bien-: en definitiva, la jugabilidad está lejos de ser una experiencia divertida y muchas veces preferiremos salir corriendo hasta el punto de salida marcado en el mapa a combatir a las huestes de Satán.

castlevania_lords_of_shadow_2 3

Mucho se habló de que en este juego se recuperarían poderes vistos en el mítico Symphony of the Night, aunque se concretan en momentos muy puntuales y con una utilidad limitada. Existe la posibilidad de transformarnos en niebla para atravesar barrotes o pasar entre enemigos; lanzar murciélagos para aturdir a los demonios; liberar la forma de dragón de Drácula -muy útil para los combates más ajustados, aunque con una puesta en escena ramplona-; poseer cuerpos y convertirnos en rata. Estas dos últimas habilidades se emplean bastante dentro de algunas secciones de sigilo que cada dos por tres se intercalan en el juego, con unas proposiciones jugables muy simplonas y que recuerdan a las que veíamos en programas de hace 15 años, además de que no tiene mucho sentido que el Príncipe de las Tinieblas, capaz de plantar cara al mismísimo Satán, tenga que huir de enemigos ramplones convertido en roedor de alcantarilla.

castlevania_lords_of_shadow_2 4

A nivel técnico, el juego tampoco da la talla. Es cierto que la tasa de frames es algo más estable, pero aquellas caídas frecuentes y exageradas que se comentaban en su día de LOS no eran ciertas. Aún con todo, el tratamiento, tanto de personajes como de escenarios es muy desigual: entornos austeros, elementos o personajes de aspecto poligonal, texturizado pobre -en ocasiones hasta pixelado-, pésimas recreaciones de melenas, algún que otro problema de clipping, dientes de sierra muy llamativos… Castlevania: Lords of Shadow 2 tampoco se salva en este aspecto.

castlevania_lords_of_shadow_2 5

Me gustaría poder decir que este juego ha enmendado los errores de su precuela, pero mucho me temo que no es así, más bien justo lo contrario. En Castlevania: Lords of Shadow 2 la dirección artística ha sido completamente dinamitada, tanto el diseño de escenarios como de criaturas es muy mejorable, los combates resultan caóticos, la cámara sigue dando problemas, las secciones de sigilo son ridículas, el control no ha mejorado y la historia tiene nulo interés. Lamentablemente, Castlevania: Lords of Shadow 2 es uno de los mayores desengaños de la generación de PlayStation 3 y Xbox 360, con el que Mercury Steam no solo ha clavado una estaca en el corazón de la franquicia, sino también en el suyo propio y en el de los fans.

NOTA FINAL MUNDI VJ 4

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *