Análisis de Strider

strider

Remakes, sagas rescatadas y otras tantas que se han echado a perder -ahí tenemos como ejemplos Resident Evil o Silent Hill– son algunas de las constantes que hemos visto a lo largo de la dilatada generación de PlayStation 3 y Xbox 360. Capcom, desde luego, no ha tenido término medio: a la mente me vienen los casos de Bionic Commando, que fue todo un traspiés, mientras que DmC, pese a las insoportables pataletas injustificadas de algunos fans, fue un juegazo en toda regla.

Ahora le ha llegado el turno al ninja de la katana láser: Strider. Han sido 25 años de espera para tener una revisión del clásico de 1989, que llega únicamente mediante descarga digital -cosas de la modernidad- para PC, PlayStation 4, PlayStation 3, Xbox One y Xbox 360.

Capcom ha confiado a Double Helix Games (G.I. Joe: Rise of Cobra, Green Lantern, Silent Hill Homecoming, Killer Instinct…) la tarea de actualizar este clásico de los arcades de los 80, que tuvo sus propios ports a consolas tan añejas como la NES o la Sega Mega Drive, además de una segunda parte que salió en exclusiva para la primera PlayStation. Para quien no conozca Strider, sus premisas jugables -como la de muchos juegos de la época- se basaban en una dificultad muy ajustada con un gameplay que mezclaba acción y plataformas en 2D.

strider 7

La trama de Strider nos emplaza en un futuro nada prometedor donde la Tierra está siendo gobernada con mano de hierro bajo la tiranía del conocido como Gran Maestro. Una sociedad secreta de ninjas ha decidido poner fin a la hegemonía del tirano tratando de asesinarlo, y será Hiryu, el más destacado en los programas de entrenamiento, quien deba completar esa tarea haciendo uso de su cypher, kunais y habilidades ninja mientras se abre paso por escenarios 2D de composición a lo metroidvania.

strider 6

Los enfrentamientos cuerpo a cuerpo son el nudo jugable más habitual del juego, donde cada enemigo puede exigir trazar estrategias distintas si no queremos que se conviertan en un verdadero dolor de cabeza: y es que la dificultad del juego se las trae para los estándares habituales de ahora, desenterrando aquellas partidas de sudores fríos de los arcades ochenteros. Saltos medidos, escalar por paredes, esquivar disparos y partir a androides por la cintura es la representación más habitual que veréis en pantalla, aunque entrando en detalle sobre el control, no me ha terminado de convencer que el personaje únicamente se pueda manejar con el stick izquierdo, algo que se me antoja engorroso para un juego con un gameplay puramente 2D.

strider 1

A pesar de que los escenarios pueden contener algún recóndito hueco ocultando un extra desbloqueable, al experiencia es lineal: siempre habrá flechas o carteles que nos indiquen adónde dirigirnos en todo momento o diciéndonos los metros restantes hasta el próximo objetivo. Y hablando de escenarios, me ha dejado un contraste nada satisfactorio el toparme con algunos repletos de objetos animados mientras otros resultan terriblemente insulsos, carentes de detalles o hasta un tanto inertes.

strider 3

A todas luces es evidente que Strider no es un juego que a nivel gráfico o técnico pueda considerarse de notable siquiera. Los modelados son algunos demasiado simples, el texturizado podría ser más rico o incluso tenemos unas horripilantes escenas de vídeo con un tratamiento técnico que pueden provocar una hemorragia ocular. Hay que advertir de dos cosas importantes en este punto del análisis: las versiones old gen corren a 30 fps, mientras que las de nueva generación lo hacen a 60, y sinceramente, en un juego de este estilo se nota bastante, por lo que, si os es posible, comprad las versiones superiores. La otra nota es referente a que no existe cross buy en este juego, es decir, si por ejemplo adquirimos la versión de PS3, no tendremos acceso a la de PS4.

strider 2

Otro punto negativo corre a cargo de la bso: siempre pasa sumamente desapercibida y carece de la mínima pieza interesante, no ya por calidad, sino que acompañe adecuadamente a la acción -resulta absurdo escuchar una melodía que parece sacada de un ascensor o de la sala de espera del dentista mientras nos batimos el cobre con un dragón mecánico gigante-. Respecto a la duración, el juego en su modo campaña puede duraros unas 5 horas, aunque depende de cómo os manejéis con la dificultad. Cuando terminéis el modo historia, tenes otros dos de retos: uno de acrobacias recorriendo escenarios en el menor tiempo posible y otro que viene a ser el clásico survival. Todo esto por 15 euros.

strider 5

Ya sabéis que en Mundi Videojuegos nos esforzamos por hacer nuestras reviews de la manera más honesta posible, y esta no va a ser la excepción: esperaba con muchas ganas este retorno -aunque en mis fantasías más bien era con una producción al nivel de DmC-, pero tras pasar el juego por mis manos, diría que ambos hemos sido víctimas del hype. Double Helix Games no se encuentra dentro de los estudios más punteros de la industria, como todos sabemos, y este trabajo con Strider no les va a quitar esa etiqueta: no me ha convencido el control, tampoco un apartado técnico cuestionable, los 30 fps en PS3 y Xbox 360 son un crimen, desarrollo algo monótono… puede brindaros unas sesiones entretenidas, pero en mí ha sido incapaz de despertar el éxtasis que esperaba con la vuelta de este añorado personaje.

NOTA FINAL MUNDI VJ 6.5

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *