Call of Duty, ¿esta vez sí?

Ya es costumbre, en los últimos años, que a estas alturas del mismo le dé a Activision por revelar qué es lo que tiene entre manos con su saga principal, Call of Duty. Y justo ahora, después de tantos años y con la calidad de la saga en entredicho debido a una sobreexplotación exagerada, este momento es muy importante para una saga que debe renovar su propuesta, en mayor o menor medida, para evitar que, como con Black Ops 2 y Ghosts, sus números y cifras de ventas sigan bajando.

Así pues, de una forma un tanto desorganizada debido a filtraciones, pudimos saber qué será lo nuevo de la saga: Call of Duty: Advanced Warfare será, como ya se había confirmado, el primer Call of Duty desarrollado íntegramente por Sledgehammer (estudio que echó un cable en Modern Warfare 3 y Black Ops 2) que, además, habrá contado por primera vez con un ciclo de desarrollo de tres años frente a los dos habituales en la saga durante todos estos años.

Advanced Warfare

Y sí, el título no huele precisamente a savia renovada ya que más allá de revolucionar la franquicia, se ha adelantado un poco en el tiempo para cambiar Modern Warfare por un Advanced Warfare que nos llevará al año 2054 envuelto en conflictos políticos con Kevin Spacey, uno de los mejores actores del panorama actual, como estrella principal de su modo historia.

Pero más allá de un, como suele ser usual, palomitero y frenético modo campaña, lo que interesa a todo fan de Call of Duty es su apartado multijugador. Y ahí es cuando, por el momento, nos tenemos que mover en bae a suposiciones según lo visto: exoesqueletos, armas con munición láser, barreras desplegables, saltos propulsados, guantes “trepadores”, etc. Como siempre, no sabemos cuánto de lo que se ve en la campaña será trasladado al modo multijugador pero, al menos, una propuesta en un futuro cercano puede dar mucho juego a la hora de introducir nuevas mecánicas y gadgets a utilizar.

Pero antes de elucubrar sobre qué será lo que nos encontremos en el aspecto multijugador de la franquicia, deberíamos incidir en el aspecto técnico de este Advanced Warfare. Activision e Infinity Ward repitieron hasta la saciedad el hecho de que Call of Duty: Ghosts hacía uso de un motor gráfico completamente nuevo y programado desde cero pero que, después, quedo claro que era una modificación del anterior, un mero lavado de cara de un motor con alrededor de una década de vida.

advanced-warfare

Con la primera imagen filtrada de Advanced Warfare pudimos comprobar que el modelado de los soldados, al menos, era muy destacado y dejaba atrás lo visto en Ghosts. Ahora, después de ver el tráiler oficial, queda claro que pese hay un salto gráfico destacable, la sensación que queda es la de no ser más que otra puesta al día del motor clásico. Y es que se entremezclan escenas que, sin duda, llaman la atención y destacan (primeros planos, el choque en la autopista, etc.) con otras (explosiones o escenas de la jugabilidad) que parecen haber sido vistas millones de veces.

Si una cosa es cierta, por otra parte, es que conforme noticias y rumores nacen sobre un nuevo Call of Duty, una enorme masa crítica se alza en contra de lo que sea que rece dicha información. Y no ha sido diferente con esta entrega: no hace falta más que pasarse por foros de opinión, redes sociales y secciones de comentarios de distintas webs para comprobar que el recibimiento ha sido mayoritariamente negativo. Pero, en cambio, mi opinión con respecto a la saga ha dado, a priori, un vuelco positivo.

Después del excelso y el para mí mejor FPS de la historia, Call of Duty 4: Modern Warfare, vinieron una retahíla de títulos que, aprovechando tirón y nombre, no supusieron, en ningún momento, saltos jugables o técnicos apreciables pero que, por contra, vendieron millones y millones sin problemas. Black Ops 2, en cambio, llegó para variar la ambientación, llevándola a un futuro cercano (más próximo que el de Advanced Warfare) y además desde Treyarch apostaron muy fuerte por un componente multijugador que ofrecía mapas soberbiamente diseñados y armas tan variadas como bien balanceadas.

advanced-warfare 2

Y luego llegó Ghosts: un título que, como ya dijimos, echaba por tierra todo lo avanzado en Black Ops 2 por Treyarch y cambiaba la esencia de Call of Duty, situándonos en unos mapas enormes y anodinos sin ofrecer ningún tipo de añadido que aumentara el atractivo de la entrega. Por ello creo que la conjunción de nuevo estudio, mayor tiempo de desarrollo y nueva época pueden ser claves para revitalizar una saga estancada por mucho tiempo ya. Falta ver si este domingo lo que queda por revelar por parte de Activision y, también, Game Informer, nos deja una vista más clara de lo que podemos encontrar en el nuevo título que llegará el 4 de noviembre.

Fui un jugador ávido y que tras cientos de horas (literalmente) no se cansó de jugar el primer Modern Warfare pero que ha visto cómo ese “algo” que tuvo el FPS al que han imitado decenas de estudios durante la generación pasada ha ido desapareciendo progresivamente hasta ofrecer experiencias ramplonas como Call of Duty: Ghosts. Por ello, y como jugador que no se cierra a nada, creo que un soplo de aire fresco que haga que Call of Duty vuelva a ser una franquicia referencia en cuanto a calidad, más allá de ventas, es bueno para todos.

La estrategia de Sledgehammer está clara. Ahora sólo falta ver hasta qué punto lo desvelado influye y juega un papel clave en el núcleo de Call of Duty: su multijugador. Eso y cuándo podremos ver más; fiándonos de antecedentes, la primera información desvelada se centrará en el modo campaña para, en unos meses, centrarse en su multijugador. ¿Confiais en el nuevo Call of Duty?

 

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *