Cómo cambiar el nombre y la contraseña del WiFi

cambiar clave wifi

Primero fue la conexión a internet en los hogares. Después vino la banda ancha, el ADSL y la fibra óptica. Y en un indeterminado momento entre todos los anteriores, llegó el WiFi a nuestras casas. Y con él, de la mano vino la posibilidad de que cualquier extraño pudiera, conociendo la clave, conectarse a nuestra red y husmear en sus entrañas sin una conexión física.

La principal barrera que existe entre el intruso y nuestra red es la contraseña de la red WiFi. Sin ella no se podría acceder ni siquiera al router y, de hecho, el primer paso cuando queremos conectarnos desde un dispositivo nuevo es introducir dicha clave. Pero ¿es la única barrera que existe? Acompáñanos y aprende a cambiar la contraseña, y a evitar intrusos en tu red.

Comprendiendo nuestra red

WiFi

Para tener claro cómo funciona nuestra red WiFi, tenemos primero que conocer el esquema de la misma. Lo más habitual es disponer de un router, proporcionado por nuestra compañía de internet, y que sea ese router el que distribuya la señal, tanto por cable como por vía inalámbrica, al resto de dispositivos.

Pero habrá casos en los que, entre el router y nuestros dispositivos (móviles, tablets, ordenadores, etc…) tengamos otros dispositivos actuando como puente, bien para amplificar la señal de nuestra red o para evitar perder velocidad en la misma. Hace poco te contamos precisamente cómo amplificar la señal de tu red WiFi y ampliar su alcance  mediante una serie de dispositivos como, por ejemplo, repetidores, que también tendremos que tener en cuenta.

Lo primero: acceder al router

cable RJ45

El primer paso para mejorar la seguridad de nuestra red y cambiar la contraseña para evitar que accedan a nuestra información es acceder al router. Pero no, eso no significa sacar el destornillador y abrirlo para meternos dentro. Es mucho más sencillo que esto.

Como todo dispositivo conectado a una red, ya sea un ordenador, una tablet, un móvil o cualquier gadget, el router también tiene su dirección propia dentro de la misma. Pues debemos averiguar esa dirección para acceder a él. Por norma general, el router es el primer elemento dentro de una red, es decir, el elemento del cual cuelgan el resto de dispositivos que se conectan a la red, ya sea un móvil, una tablet, un ordenador, etc. Es por ello, que la dirección del router será, en el 99% de los casos, 192.168.1.1.

Esta dirección tendremos que introducirla el navegador que nosotros prefiramos, ya sea Chrome, Opera, Safari, Firefox, etcétera, y pulsar la tecla intro, como si estuviéramos accediendo a una web cualquiera. Una vez haya cargado la página, nos encontraremos con que nos solicita un usuario y contraseña para acceder a la configuración del mismo. Estos datos de acceso los podemos encontrar en la parte inferior del mismo, junto a la contraseña que viene por defecto para la propia red WiFi.

clave acceso wifi

Una vez hayamos accedido al menú de configuración del router, podremos variar a nuestro antojo una gran cantidad de parámetros del mismo. Dependiendo de la marca y modelo, dispondremos de una mayor o menos libertad a la hora de hacer cambios, aunque desde Blusens recomendamos tocar los mínimos parámetros posibles y ceñirnos a los que sabemos que son seguros, pues podríamos desconfigurar el router o incluso la propia conexión a internet, y requerir de una visita del servicio técnico de nuestra compañía para volver a restablecerlo.

configuración WiFi

Tal y como puedes ver en la imagen superior, en mi caso, con un router ADSL de Movistar, tenemos a simple vista el campo con la contraseña actual de acceso WiFi. Esta es la que deberemos cambiar, aunque ojo, tenemos que tener en cuenta que, tras cambiarla, todos nuestros dispositivos conectados por WiFi se desconectarán de forma automática, y tendremos que introducir de nuevo la contraseña para volver a disfrutar de la conexión.

También podemos, en este momento, cambiar el nombre de nuestra red WiFi, que será el que se mostrará a todos los dispositivos que se quieran conectar a la misma para acceder a internet. Tan solo tenemos que modificar los campos y pulsar en Aceptar.

Pero vamos a ir un paso más allá. ¿Recuerdas que para acceder a la configuración existe una contraseña? Pues bien, si queremos mejorar la seguridad de nuestra red todavía más, no está de más cambiar también esa contraseña de acceso a la configuración. Recordemos que todas las barreras son pocas para evitar que nos puedan robar la conexión o, incluso, los datos almacenados en nuestros ordenadores o dispositivos.

clave acceso router wifi

En la misma pantalla de configuración, en nuestro caso, disponemos de la opción de Cambiar contraseñaPulsando sobre el botón que podemos ver en la imagen superior, se nos abrirá un desplegable en el que tendremos que especificar la contraseña vieja, así como repetir dos veces la nueva contraseña que queremos establecer para el acceso al router.

Recuerda que, dependiendo del modelo de router, los pasos pueden variar, pues quizá haya alguna opción que debamos buscar más entre los menús y no tengamos tan a mano los botones para realizar dichos cambios. Tan solo tenemos que navegar entre los distintos menús, y buscar alguno que haga referencia a la seguridad de la red WiFi para el cambio de nombre y contraseña, o a los datos de acceso para cambiar la clave de acceso.

¿Y si no funciona con 192.168.1.1?

Es posible que, en casos de instalaciones más complicadas, con más elementos de por medio, o que el router al que estamos deseando acceder no sea el de la propia compañía, la dirección IP del router no sea la predeterminada. En este caso, tendremos que averiguarla. No te preocupes, porque es un procedimiento realmente sencillo, y tan solo variará algún número, pues siempre mantendrá el esquema “192.168.x.x”.

Si nuestro sistema operativo es Windows, tendremos que acceder al símbolo del sistema, es decir, pulsar en inicio y teclear CMD. Se nos abrirá la típica ventana negra de comandos de windows, y escribiendo ipconfig y pulsando intro, nos mostrará todos los detalles de nuestra conexión.

Simbolo del sistema

Una vez tengamos todos los detalles de la misma, tenemos que fijarnos en la puerta de enlace predeterminada. La dirección que nos marca a la derecha es la que tenemos utilizar para acceder al router. Si utilizas Mac, este paso es mucho más sencillo. Tan solo tenemos que mantener pulsado el boton alt en nuestro teclado, a la vez que hacemos click en el menú de la conexión WiFi, en la barra superior.

acceder router mac wifi

El valor que tenemos que tener en cuenta es el encuadrado, es decir, la dirección del router.  Este en cada caso será distinto, aunque siempre sigue el patrón “192.168.x.x”. Una vez sepamos qué dirección tiene nuestro router, es hora de acceder a él. Para ello debemos entrar en el navegador web, y escribir dicha dirección en él, pulsando intro para acceder. El resto de pasos a partir de aquí serán exactamente los mismos que has podido ver anteriormente.

Con estos sencillos pasos, vas a conseguir mejorar considerablemente la seguridad de tu red WiFi, y sobre todo mantener los datos a salvo. Pero aunque reducirás las posibilidades de que intrusos accedan a la misma, recuerda que si aún tienes sospechas, puedes seguir esta pequeña guía y cerciorarte comprobando si en realidad, alguien te está robando el WiFi.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.