Cómo sustituir un HHD por un SSD en un portátil fácilmente

Las memorias SSD se han vuelto un habitual en la informática de hoy en día, de hecho, no son pocos los dispositivos que ya cuentan con este tipo de memorias desde el momento en que los compramos. La cosa parece cambiar cuando contamos con un portátil o un PC de sobremesa que tiene instalado un HDD y va a requerir que nos pongamos manos a la obra para sustituir nuestro viejo disco duro mecánico por el SSD.

Como en Actualidad Gadget siempre queremos ayudarte, en esta ocasión vamos a enseñarte cómo sustituir un HHD por un SSD fácilmente en un ordenador portátil, con los consejos básicos para que puedas hacerlo tú mismo. Este es un tipo de upgrade bastante sencillo que por lo general optas por hacer con tus propias manos y ahorrarte algo de dinero en el técnico.

Como siempre, debemos recordarte que esto no es una tarea para un usuario poco habitual de este tipo de mecanismos, es decir, si realmente no te encuentras con la confianza suficiente como para proceder con la sustitución de tu HDD por un SSD, es mejor que pongas tu dispositivo en manos de un especialista, de lo contrario, podrías dañar permanentemente algún elemento del hardware, lo que sería un resultado fatídico.

Consideraciones previas antes de sustituir tu HDD por un SSD

Imaginamos que ya has oteado el mercado y te has hecho con el SSD que más satisface tus necesidades y se ajusta por supuesto a tus capacidades económicas. En este caso vamos a sustituir el disco duro de un ordenador portátil, por lo tanto, estamos ante un trabajo ligeramente más complicado que en un PC de sobremesa. Esto se debe a que los elementos de hardware están más compactados en el sistema y cualquier despiece de la forma incorrecta sería fatal para el funcionamiento normal del portátil.

  • Utiliza una superficie limpia y no dañina, la mesa de tu escritorio sobre algún paño fino suele ser ideal.
  • Ilumina correctamente la zona de trabajo, las piezas pequeñas y recovecos pueden volverse en tu contra
  • Haz un esquema de tu portátil en un folio, después te servirá para saber dónde debes colocar cada pieza que retires
  • Utiliza celo para posicionar los tornillos pequeños que vayas quitando para evitar que se caigan y desaparezcan
  • Aleja cualquier elemento líquido o que pueda verter residuos sobre el portátil
  • Ármate de paciencia, este tipo de cosas hechas con prisa suelen salir bastante mal

Ahora que ya lo tenemos todo listo es el momento de preparar nuestro SSD cerca del portátil donde vamos a realizar el trabajo, para ello deberemos emplear una serie de destornilladores de pequeño tamaño, estos son los mejores. Por eso, previamente vamos a seleccionar y adquirir unos destornilladores de trabajo, utilizaremos uno de estrella y otro plano, el primero para la tornillería y el segundo para ayudarnos a ajustar algunas piezas.

Desarmando el portátil

Por lo general todos los portátiles permiten sustituir fácilmente sus componentes si nos deshacemos de la tapa inferior, la base del portátil. Así pues, vamos a darle la vuelta nuestro portátil, asegurándonos primero de que hemos desconectado la batería (si es removible) y por supuesto no tenemos conexión a la corriente. Para ello vamos a ir desatornillando cada uno de los tornillos de la base. Es importante que te cerciores que no hay tornillos debajo de las gomas que apoyan el PC, algunas marcas también suelen incluirlos ahí.

Una vez hemos almacenado y esquematizado los tornillos, vamos a proceder a levantar la tapa ligeramente. Para ello lo ideal es ayudarnos de una pala fina de plástico, así evitamos lesionar el material del que esté compuesto nuestro ordenador. Presionamos ligeramente sobre la junta lateral, sin hacer demasiada fuerza, y vamos pasado la pala de un lado a otro hasta que vemos que se despega ligeramente la base. Una vez que ha salido por completo la guardamos a buen recaudo.

Ahora es el momento de desconectar la batería si nuestro portátil no nos permite quitarla de forma externa, esto evitará que tengamos algún cortocircuito inesperado y chamusquemos la placa base o algún componente, lo que no tendría arreglo alguno.

Localizando y desarmando el HHD

El disco duro mecánico suele ser el elemento más grande y llamativo de nuestro portátil junto con el lector de CDs (si lo tuviere), por ello lo vamos a localizar fácilmente. Tiene forma rectangular y generalmente va incluido en alguna carcasa metálica que los fabricantes utilizan para evitar que el HHD se mueva demasiado dentro del portátil. Una vez localizado, vamos a inspeccionarlo levemente para observar cuántos tornillos anclan el disco duro al chásis del portátil y procederemos a desatornillarlos con cuidado, el HHD es un elemento bastante sensible a golpes.

Una vez lo hemos desatornillado, buscaremos alguna lengüeta plástica que los fabricantes suelen utilizar. Tirando de ella ligeramente veremos como el HHD se desconecta de su puerto y ya podemos sacarlo del portátil. No te preocupes si tu HHD no cuenta con esta lengüeta, moviéndolo ligeramente lo vas a retirar con bastante facilidad.

Instalando el nuevo SSD

Ahora simplemente nos hacemos con nuestro SSD y lo instalamos en el mismo puerto. Recordamos que este tipo de puertos son distintos (y mucho más grandes) que los necesarios para un SSD. Por ello tenemos dos opciones:

  • Adquirir un SSD que ya incluya una caja que nos permita sustituir el HHD por el SSD sin adaptadores
  • Comprar ambas piezas por separado

Nosotros recomendamos adquirir siempre SSDs que ya vienen preparados para sustituirlos, cuentan con una caja plástica que protege el chip de la memoria y además cuenta con sus huecos de tornillería para adaptarlo a las cajas metálicas que tienen nuestros portátiles. Ahora sólo tenemos que desatornillar el HHD de la caja metálica, atornillar el SSD y proceder a conectarlo al mismo puerto SATA que ahora queda libre. Verás primero que el SSD pesa muchísimo menos, así que no sólo has ganado en velocidad en tu portátil, sino que también has ganado ligeramente en portabilidad.

Arrancando el PC con el SSD y comprobando su estado

Ahora sólo tenemos que arrancar el PC. Si no hemos clonado previamente nuestro HHD mediante alguna herramienta, siempre podemos utilizar este TUTORIAL para instalar Windows 10 desde un Pen Drive o cualquier tipo de almacenamiento que tengamos a mano. Una vez nuestro PC funciona con normalidad, vamos a utilizar una herramienta de análisis de disco duro, como Crystal Disk Info, para cerciorarnos de que todo anda bien con nuestro nuevo SSD, y a disfrutar.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *