¿Qué compramos cuando compramos un producto digital? Resolviendo dudas

Amazon

La eterna duda. Hay quien dice que no compra contenido digital porque “realmente no estás comprando nada”, y es que a veces este tipo de afirmaciones tan a la ligera son en parte verdad. Va mucho más allá de lo meramente físico, de lo meramente sensorial. A menudo, cuando compramos contenido digital, estamos aceptando unos términos de uso que realmente lo convierten más en un alquiler vitalicio que en una compra. Y es que, volvemos a la eterna discusión, no es lo mismo tener la posesión, que la propiedad. Cuando tu compras un libro físico, tienes la libertad de prestarlo, releerlo e incluso fotocopiarlo cuantas veces desees. Sin embargo, esto no es tan fácil cuando lo que adquirimos es un producto digital. Vamos a hablar un poco desde el punto de vista legal sobre las compras digitales ¿Qué compramos cuando compramos contenido digital?

Esta duda surgió recientemente entre dos profesores de Derecho norteamericanos, y nuestros compañeros de Microsiervos se hicieron eco. Como jurista, me llama intensamente la atención, y desde el punto de vista más humilde, vamos a discernir un poco acerca de lo que estamos adquiriendo cuando compramos contenido digital. Vamos a puntualizar una frase de Jeff Bezos, dueño de Amazon, que en Microsiervos han puntualizado y que nos hará entender la hipocresía de este negocio:

Cuando alguien compra un libro, está comprando también el derecho a revenderlo, prestarlo, o incluso regalarlo si quiere. Todo el mundo entiende esto.

Así es como el multimillonario propietario de Amazon defendía el hecho de que Amazon revendiera libros usados. Sin embargo, ¿por qué esta teoría no se aplica a los libros digitales a pesar de que el contenido es supuestamente el mismo? Cuando compramos un libro digital a través de Amazon, aceptamos unos términos de privacidad y uso que difieren mucho de la realidad del comprar un libro físico.

Entonces ¿Qué derechos tengo sobre este producto digital?

playstation-now

Para que nos entendamos rápido, y no haceros perder el tiempo ingratamente, realmente sólo estás comprando el derecho a usarlo. La opacidad predomina siempre en este tipo de términos de uso, pero tras mucho leer, nos vamos a detener en lo que Amazon considera, uso del software de Amazon,

  1. Uso del software de Amazon. Podrá utilizar el Software de Amazon única y exclusivamente para utilizar y disfrutar de los Servicios de Amazon que le facilita Amazon, según permiten las Condiciones de Uso, estas Condiciones de Uso de Software y las Condiciones Generales de los Servicios. No podrá separar ninguno de los componentes individuales del Software de Amazon para usarlos en sus propios programas o compilar cualquier parte de ello junto con sus programas, ni transferirlo para su uso junto con otro servicio, ni podrá vender, alquilar, arrendar, prestar, distribuir ni otorgar sublicencias ni ceder de cualquier otro modo ningún derecho del Software de Amazon, ya sea en parte o en su totalidad. No puede utilizar el Software de Amazon para un uso ilegal. Podremos anular la prestación del Software de Amazon y denegarle el derecho de uso del Software de Amazon en cualquier momento. En caso de incumplimiento de estas Condiciones de Uso de Software, las Condiciones de Uso de Amazon y otras Condiciones Generales de los Servicios, sus derechos de uso del Software Amazon cesarán sin notificación previa (…)

En resumidas cuentas, estás pagando por el derecho a usar ese contenido digital adquirido en Amazon (utilizamos Amazon como ejemplo por ser una de las más populares, no por ningún otro motivo en cuestión, la mayoría de tiendas de contenido digital aplican el mismo dogma).

He comprado un libro digital, qué puedo hacer con él

Amazon

Volvemos a lo mismo, aquí Amazon vuelve a repetir el mismo contenido con distintas palabras, estás pagando por el derecho a leerlo, no estás pagando por el derecho de propiedad, ni de transmitirlo, ni tan siquiera eres libre de destruirlo, sólo puedes leerlo. De hecho, sólo podemos ver ese contenido, cuantas veces queramos, pero advierten de que no se realiza la transmisión de ningún título de propiedad:

Uso del Contenido Kindle: El Proveedor de Contenido otorga a favor del usuario, con ocasión de la descarga del Contenido Kindle y el pago por parte del mismo de cualesquiera importes que procedan (incluyendo el de cualesquiera impuestos que gravaran dichos importes), el derecho no exclusivo a visionar, utilizar y exhibir en pantalla dicho Contenido Kindle cualquier número de veces, únicamente a través de una Aplicación de Lectura o en cualquier otra forma autorizada como parte del Servicio, y única y exclusivamente en cualquier número de Dispositivos Compatibles que se indicaran en la Tienda Kindle, en cada caso para uso personal y no comercial del propio usuario. Salvo indicación en contrario, el Contenido Kindle será utilizado por el usuario en virtud de licencia otorgada por el Proveedor de Contenidos, sin que en ningún momento se produzca la transmisión de título alguno de propiedad de dicho contenido a favor del usuario (…)

Limitaciones. Salvo indicación expresa en otro sentido, el usuario no podrá vender, alquilar, distribuir, emitir, otorgar sublicencias, ni de ninguna otra forma ceder ningún derecho sobre el Contenido Kindle ni sobre cualquier parte del mismo en cada caso a favor de ningún tercero, sin que pueda tampoco modificar o eliminar ninguna mención (…)

En resumidas cuentas ¿Qué he comprado?

Kindle

Cuando compras contenido digital, salvo en contadas ocasiones, sólo estás comprando el derecho a utilizarlo, a disfrutarlo. Pero queda bien claro, que incluso si dejamos que nuestra pareja lea ese libro que tanto nos ha gustado a través de nuestro Kindle, estaremos incumpliendo las “Condiciones de Uso” del proveedor, por lo que podrían arrebatárnoslo.

Lo mismo pasa cuando compramos juegos en la PlayStation Store, estamos adquiriendo el derecho a jugar al juego, ya que lo descargamos en nuestra consola, pero en ningún momento podremos realizar una copia para utilizarlo en otra consola, sin violar las “Condiciones de uso” claro.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Categorías

General, Noticias

Miguel Hernández

Graduado en Derecho por la UAL. Siento verdadera pasión por tecnología y el entretenimiento digital. Transmitiendo lo que conozco, como mejor sé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *