Convertir disco duro interno en externo

Convertir disco duro interno en externo

Si hace tiempo que vuestro viejo PC se ha quedado en un armario pero habéis comprado un portátil y queréis recuperar acceso a los datos que teníais almacenado en él, podemos hacerlo de dos formas: ponerlo nuevamente en funcionamiento y armarnos de paciencia ya que lo más probable es que uno de los motivos de abandonarlo sería la lentitud del mismo. También podemos extraer el disco duro y convertirlo en un disco duro externo para acceder la información que tengamos almacenada o utilizarlo como medio de almacenamiento extra.

Las ventas de ordenadores siguen en caída libre y buena parte de la culpa la tienen las tablets, dispositivo táctiles de pequeño tamaño con los que podemos realizar prácticamente las mismas funciones que hasta el momento realizábamos con nuestro ordenador, salvando las distancias, ya que obviamente no podemos hacer uso de aplicaciones que no disponen de una versión adaptada a este tipo de dispositivo, como puede ser Photoshop, Final Cut, Premiere… pero estas aplicaciones son utilizadas por un grupo muy reducido de usuarios.

Pero a pesar de que las tablets se han convertido en el pan nuestro de cada día, un ordenador siempre nos seguirá haciendo falta para almacenar las fotografías que hagamos con nuestro dispositivo móvil, ya sea smartphone o tablet. La mejor opción para almacenar todo este tipo de contenido que extraemos de los dispositivos móviles suelen ser discos duros externos, ya que si nuestro ordenador se ve afectado por un virus o el disco duro se estropea por el continuo uso podemos llegar a perder una valiosísima información que no vamos a poder recuperar de ninguna forma, a no ser que tengamos un respaldo de todo ese contenido en algún servicio de almacenamiento en la nube.

Tipos de conexiones y tamaño de los discos duros

Conexión SATA vs conexió IDE

En primer lugar debemos tener en cuenta el tipo de conexión de nuestro disco duro, ya que los más antiguos, disponen de una conexión de pines denominada IDE mientras que los últimos modelos nos ofrecen un sistema de conexión menos frágil y donde los pines han desaparecido, denominado SATA. También hay que tener en cuenta el tamaño del disco duro. Por regla general si el disco duro se encuentra en una torre, el tamaño del disco duro será de 3,5 pulgadas, mientras que si el disco duro lo extraemos de un portátil el tamaño del disco duro será de 2,5 pulgadas.

¿Carcasa disco duro o dock?

Carcasa disco duro 3,5 pulgadas externo

Ahora debemos tener claro que es lo que realmente queremos hacer con el disco duro. Si la idea que tenemos pasa por utilizarlo como sistema de almacenamiento externo, la mejor opción es comprar una carcasa para convertir el disco duro interno en uno externo, con su fuente de alimentación y cable USB para conectarlo al ordenador. Además nos ofrecen una mayor portabilidad a la hora de llevarlo con nosotros a cualquier parte al estar el disco duro completamente protegido.

Docking Station para discos duros de 3,5 y 2,5 pulgadas

Pero si lo queremos es utilizarlo de forma esporádica y además disponemos de varios discos duros, la mejor opción que podemos encontrar en el mercado son los dock, un dispositivo al que podemos conectar nuestro disco duro rápida y fácilmente. Este dispositivo es ideal si trabajamos a menudo con muchos discos duros y tenemos que ir cambiando de frecuencia. Además es perfecto cuando queremos clonar algún disco duro rápidamente. A continuación os dejo varios enlaces donde podéis encontrar tanto carcasas para discos duros como docks para insertar los discos duros.

Carcasa disco duro 3,5 IDE Carcasa disco duro 3,5 SATA Carcasa disco duro 2,5 IDE Carcasa disco duro 2,5 SATA Docking Station disco duro

Conectar el disco duro externo o docking station al ordenador

Una vez hemos comprado la carcasa para convertir nuestro disco duro en externo o un docking, debemos proceder de diferente forma, ya que si hemos optado por la carcasa, debemos montarla antes de poner conectarla a nuestro ordenador. Montar una caja sobre un disco duro es un procedimiento muy sencillo que apenas nos llevará unos minutos, ya que tan solo tenemos que ajustar la conexión de alimentación del disco duro a la carcasa y la conexión al puerto USB de la carcasa, conexión con la que podremos acceder a los datos almacenados en el disco duro. En el caso del docking no hace falta realizar ninguna instalación, ya que tan solo tenemos que situar el disco duro encima de la base, ajustarlo para encajen las conexiones y esta comenzará inmediatamente a leer el contenido del mismo.

Para conectar nuestro disco duro externo o docking station a nuestro ordenador, tan solo tenemos que conectar conectar la conexión USB del dispositivo a un puerto USB de nuestro ordenador. A continuación debemos proceder a conectar el dispositivo, ya sea carcasa o docking, a la red, para dotarle de electricidad y que pueda funcionar. Los discos duros de 2,5 pulgadas más modernos, no requieren de una fuente de alimentación externa, ya que por lo general obtienen la electricidad necesaria para funcionar directamente del puerto USB, siempre y cuando seas 2.0 o superior.

Cómo acceder a un disco duro externo

Acceder a un disco duro externo

Cuando conectamos un pincho USB, a nuestro ordenador, podemos ver como automáticamente aparece un nuevo icono en el administrador de archivos con el nombre del dispositivo, al que podemos acceder rápidamente pulsando dos veces sobre el ratón. Para acceder a un disco duro externo o bien a un docking station donde hayamos situado el disco duro al que queremos acceder el procedimiento es exactamente el mismo. En nuestro administrador archivos o Finder (si lo hacemos con un Mac) aparecerá el nombre del disco duro en cuestión al que queremos acceder y pulsando dos veces accederemos a él como si de un pincho USB se tratara.

A tener en cuenta

Puerto USB 3.0

  • En primer lugar hay que tener en cuenta que es bastante aconsejable basarse en las opiniones positivas de este tipo de dispositivos que nos ofrece Amazon, ya que podemos encontrar modelos muy económicos que pueden ser al final una castaña y estropearse o funcionar de una forma lenta desde el principio.
  • La conexión USB deber ser como mínimo 2.0 o superior, ya que la versión 1.x es mucho más lenta que las posteriores.
  • Si el ordenador al que lo vamos a conectar dispone puertos USB 3.0, cuya conexión es de color azul, el más rápido actualmente, es recomendable comprar un dispositivo de este tipo compatible con esa versión de USB, ya que la transferencia de archivos se realizará de una forma mucho más rápida que con versiones anteriores.
  • Cuando conectados un disco duro a un PC hay que tener en cuenta el sistema de archivos del mismo, ya que si utilizamos un disco duro de PC en un Mac o viceversa es probable que no podamos tener acceso a los datos, o bien que únicamente podamos leerlos sin posibilidad de borrarlos o copiar más información en el mismo. Si el disco duro está vacío no hay ningún problema, porque desde nuestro PC o Mac podemos formatearlo para que utilice el sistema de archivos compatible que más se ajuste a nuestras necesidades.
  • El sistema de archivos más aconsejable si cambiar habitualmente de plataforma entre PC y Mac es ExFat, un sistema de archivos compatible en ambos sistemas y que nos permiten leer y escribir información sin ningún tipo de limitación.
¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Categorías

Ordenadores, Periféricos

Ignacio Sala

Desde principios de los 90, cuando llegó a mis manos el primer ordenador, me ha apasionado todo lo relacionado con la tecnología e informática.

2 comentarios

  1. Es una muy buena opción el sacar el disco duro para ponerlo en una carcasa, si vamos a jubilar el ordenador y queremos mantener los datos o bien tener mas almacenamiento externo. Un saludo.

  2.   Patricio dijo

    Excelente nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *