Eres tú el conductor de tu coche, no el GPS

Cline Bridge

Os preguntaréis el motivo del titulo de este artículo, la respuesta es bien sencilla, como hay gente para todo, quería concienciar de lo peligroso que es seguir las indicaciones de nuestro sistema de navegación como si fueran imperativas u infalibles, cosa que hemos de ser conscientes de que no es así. La trágica historia que os vengo a contar hoy es la de una pareja mayor, un conductor de 64 años, un GPS y un puente, concretamente el puente “Cline Bridge” ubicado en Chicago.

Resulta que el hombre de 64 años, iba conduciendo su vehículo haciendo caso a todas las indicaciones del GPS, según parece incluso más caso que al entorno real, y digo esto porque iba tan concentrado en el sistema de navegación de su vehículo que no se dio cuenta de que el puente había sido demolido (curiosamente desde 2009 permanecía derribado) ni de la cantidad de señales que alertaban de ello y del peligro que conlleva. El resultado ha sido una tremenda caída desde casi 11 metros de altura, en la que por desgracia falleció la mujer del conductor, que iba sentada en el asiento del copiloto.

No es la primera vez (ni la última) que vemos como a causa de la fiabilidad que le damos a las instrucciones del GPS nos vemos envueltos en un problema, ya sea porque ha acabado un coche dentro de un lago, porque en el sistema aparecen carreteras que en la vida real no existen (y viceversa) o como en este caso, hemos cruzado un puente demolido enfrentándose a una caída que podría (y así ha sido) resultar mortal.

Los GPS no son infalibles

Hay que tener una cosa muy clara cuando se hace uso de estos sistemas, y aquí la edad o cualquier otro factor no es excusa, si los GPS fueran tan precisos y fiables ya dispondríamos de coches que se conducen solos, como en el caso de algunos drones que son capaces de ser guiados por un sistema de navegación integrado, pero por desgracia esto no es así, hay que ser conscientes de que los mapas de los que disponen nuestros sistemas GPS no están actualizados en tiempo real, podrían tener una antigüedad de incluso más de 3 años, y cualquier cambio en una carretera, en un nombre o incluso en un sentido de una calle podría ocasionarnos un grave problema si lo siguiéramos fielmente.

Cuando conduces tu coche, el sistema de navegación debe ser un complemento para tu viaje, debes fiarte antes por las indicaciones reales y por la propia vía que por lo que te marque el GPS, hay que ser consciente de que el GPS solo está ahí para ayudarnos, nos sirve para orientarnos, hacernos una idea de donde estamos y sobretodo para guiarnos sobre territorios desconocidos (entre otras funciones más avanzadas), pero nunca debe ser prioritario sobre la vida real.

Si no me creéis no tenéis más que comprobarlo por vosotros mismos, podéis hacer la prueba mirando en vuestros mapas las zonas que ya conozcáis para ser conscientes de que hay errores, sobretodo en zonas donde ha empezado una obra recientemente, una situación que la empresa responsable tarda en descubrir y modificar, mientras tanto vosotros podríais ver como a pesar de estar la calle cortada, vuestro GPS os indica amablemente que continuéis hacia delante.

Otro ejemplo de como no hay que hacer tanto caso a los GPS es el ya conocido fiasco de Apple, los Apple Maps, seguro que recordaréis las mil y una situaciones graciosas que la ingente cantidad de fallos de dichos mapas provocó en su día (por suerte Apple se puso las pilas y hoy en día los fallos son mínimos, aunque los sigue habiendo), imaginad quien es el o la valiente que se atreve a cruzar por esta carretera:

Apple Maps

Por mi como si el GPS dice que hay oro al otro lado, de todas formas, bromas aparte, es un tema muy serio y que debe tenerse muy claro, ya que como sabéis ha llegado a ser causa o ayuda en la muerte de personas, ya sea por ir distraídas mirándolo o configurándolo como por seguir indicaciones que realmente eran incorrectas.

Conclusión

El mensaje es el mismo que he ido repitiendo a lo largo del artículo, ¿GPS? Sí, pero con cuidado y siempre como una ayuda más, nunca seamos manos al volante y a las órdenes de un programa que muy probablemente esté desactualizado. Y esa es otra, es importante mantener siempre los mapas de nuestros sistemas de navegación bien actualizados para evitar cualquier confusión y puedan cumplir con su cometido de forma eficaz, actualizar los mapas puede llegar a ser pesado pero es algo que se debe hacer regularmente.

Dicho ya todo, procurad utilizar también modelos lo más nuevos posible (para asegurar así que reciben las últimas actualizaciones) y ¡conducid con mucha precaución!

 

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *