Cómo escribir en un blog paso a paso

Escribir un blog no tiene porqué ser complicado

Si alguna vez has leído un artículo de blog escrito eficazmente, es probable que dejara un efecto duradero en ti. No sólo al brindarte conocimientos prácticos útiles, sino también al construir en tu mente una opinión positiva sobre el escritor o la marca que ha producido el contenido.

Ya que estás aquí, apuesto a que eres consciente de que necesitas empezar a bloguear para hacer crecer tu emprendimiento o negocio, pero no sabes cómo. En unos minutos te mostraré cómo escribir contenidos que la gente realmente quiera leer y que dejen una gran impresión.

Aprenderás cómo los profesionales optimizan sus artículos luego de escribirlos, para que sean más relevantes y atractivos. Secretos por lo que los profesionales pagan, y a ti solo te costarán unos minutos de tu tiempo.

Contenido interesante para tu audiencia

Antes de escribir la primera palabra en un blog, asegúrate de tener un claro entendimiento de tu público objetivo, es decir aquellos que te leen o que podrían leerte. Pregúntate, ¿qué les interesa saber? ¿Cómo los atraigo a mi contenido? ¿Qué están buscando?

Por ejemplo, si tus lectores son millennials buscando iniciar un negocio, probablemente no necesites contarles cómo empezar en redes sociales. Se supone que la gran mayoría de ellos ya tendrán claros estos temas.

Pero quizás sí estén interesados en ajustar su enfoque de redes para darles un toque empresarial y asistirlos en la creación de redes de contactos (networking). Así que busca temas de probado interés para tu público.

Si conoces bien a tu audiencia, encontrar temas atractivos no debería ser un gran problema. Pero si no, ¿a qué esperas para conocerlos mejor?

Busca temas que interesen a tu público objetivo o audiencia

Un título irresistible para los lectores

¿Quieres saber cuál es uno de los mayores errores que se cometen al escribir en un blog? Escribir el artículo sin antes pensar en el título de la entrada. El título funciona como la hoja de ruta del artículo y, sin un plan, tu escritura avanzará sin un propósito definido.

Luego de escribir el artículo, intentarás crear un titular que abarque todo lo que has hecho. Es muy probable que al final termines con tus lectores confundidos y desorientados.

Por eso, si quieres escribir una gran entrada de blog, debes dedicar tiempo a crear un titular que establezca un destino claro (una promesa) que atraiga a tus lectores y los deje ansiosos por lo que les vas a dar. Así, cuando comiences a escribir, sabrás de antemano lo que debes entregarles.

El título correcto te permitirá saber qué ruta elegir y cuáles evitar para llevar a tus lectores de la mano, en la forma más fácil y eficiente posible, al objetivo que has trazado.

Antes de escribir mejor tener un esquema para guiarte

Un esquema para tu contenido

Lo más difícil de escribir es enfrentarse a la página en blanco. Aunque el título es un mapa, incluso los mejores blogueros necesitan un esquema para iniciar y mantener el rumbo. Es posible sentarse frente al ordenador durante horas sin escribir nada. Nos pasa a todos.

Crear un esquema te puede ayudar. Un esquema no tiene por qué ser extenso o detallado; sólo una guía aproximada para asegurarte de que no divagas sobre algo no relacionado con el tema.

Por ejemplo, este es el esquema del artículo que estás leyendo, el que estoy siguiendo ahora mismo.

  • Introducción (Establecer que el buen contenido deja una buena impresión y que puedes aprender a escribirlo y optimizarlo)
  • Consejos antes de escribir (Conocer a tu audiencia, investigar, establecer el título y crear un esquema)
  • Consejos al escribir (Trabajar en una sesión, maximizar las palabras escritas, concentración)
  • Optimizar el contenido (Consejos de autoedición).
  • Conclusión (Breve, animando a poner en práctica, escribir solo se aprende escribiendo)

El propósito del esquema es tener siempre presente lo que planeas cubrir, en qué orden aparecerán las distintas secciones, y algunos detalles básicos de lo que incluirás en cada sección. Quizás lo que veas en este artículo se parece a este esquema, o quizás no.

Tener un esquema al escribir en un blog te mantiene centrado o centrada en lo que quieres transmitir. Puedes ser lo completo o breve que prefieras, eres libre de hacer lo que necesites para mantener el enfoque.

Siéntate a escribir, la introducción puede esperar

La introducción puede esperar, solo siéntate a escribir

Hay dos enfoques principales. Puedes sentarte y escribir un borrador completo, o puedes ir avanzando poco a poco. No hay una forma correcta o incorrecta, sólo la que te funcione a ti. Justo ahora me tomaré un descanso y volveré, lo prometo.

Ya descansada te recomiendo hacer todo lo posible para escribir en una sola sesión. Así será más fácil concentrarte en el tema, reduces la probabilidad de olvidar puntos cruciales y (muy importante) podrás terminar de trabajar antes.

Incluso si trabajas mejor en sesiones cortas, intenta maximizar la cantidad de texto que escribes en cada una. Como la mayoría de las habilidades, escribir se vuelve más fácil y natural cuanto más lo haces. Al principio tardarás días, pero luego solo te tomará horas.

Desgraciadamente, no hay “trucos” ni atajos cuando se trata de escribir: hay que dedicar tiempo a ello. Bueno, quizás si hay un truco. A mucha gente le cuesta escribir introducciones, así que enfócate en escribir el contenido y preocúpate de la introducción más tarde.

Evita la frustración, aléjate de la perfección

No olvides las imágenes

A menudo tus lectores no tendrán el tiempo, la voluntad o la capacidad para concentrarse en un artículo largo sin estímulos visuales. Las imágenes ayudan a que el texto fluya eficazmente, evitando así la huida de tus lectores.

Antes de comenzar a leer, muchos lectores echan un vistazo general al artículo. Intercalar imágenes dentro del texto hará que parezca menos intimidante y más atractivo visualmente. “Romper” el texto hace más sencilla su lectura, cómo veremos también más adelante.

Las imágenes transmiten información, y bien elegidas causan una reacción positiva. Por ejemplo, pueden ayudar a aligerar el tono de tu artículo. Esto es imprescindible si estás escribiendo sobre un tema potencialmente aburrido.

Por otra parte, las imágenes facilitan la comprensión de temas complejos. Los diagramas, infografías y cualquier otro recurso visual, pueden ayudar a tus lectores a entender temas complejos y a comprender los puntos que intentas exponer.

La edición, tan importante como la escritura

Mucha gente asume que la edición consiste simplemente en eliminar las frases que no funcionan o en corregir los errores gramaticales. Pero la edición consiste en ver el artículo como un todo y, a veces, estar dispuesto a sacrificar una parte de lo que tanto tiempo te tomó escribir.

Adiós al bloqueo de escritor

Claro, también tiene que ver con ortografía y gramática, pero eso lo tienes que hacer de todos modos. Acá te dejaré algunos consejos de autoedición y sugerencias sobre cómo mejorar tu redacción para mantener atentos a tus lectores.

Evita las repeticiones

Toda persona tiene “muletillas”, incluso los escritores. Pero pocas cosas resultan más desagradables de leer frases o palabras repetidas. Esto es lo primero que debes evitar al escribir en un blog, y lo primero que debes revisar en tu borrador.

Lee en voz alta tu artículo

Muchos escritores aprenden esto por experiencia, pero otros deben pagar costosos talleres para saberlo. Si un artículo se lee mal en voz alta, probablemente se leerá mal en la mente del lector. Leer en voz alta es efectivo para encontrar problemas de repetición y fluidez.

Haz que lo lea otra persona

Pedirle a un amigo o a un colega que revise lo que has escrito es algo que siempre podrás aprovechar. Es aún mejor si se trata de alguien con experiencia en edición. Pídele opiniones sobre la fluidez del artículo y si tiene sentido desde el punto de vista estructural.

Frases cortas y párrafos breves

Un muro de texto es tan intimidante como uno de hormigón. Escribir frases y párrafos interminables es un error común en principiantes que escriben en un blog. Las frases deben ser lo más cortas posible. Simplemente son más fáciles de leer.

Los párrafos también deben ser breves. Cuanto más corto sea el párrafo, más probable será que los lectores sigan leyendo. Simplemente trata de mantener ideas individuales aisladas en su propio (y breve) párrafo.

La perfección es estancamiento

La perfección es estancamiento

Escribir en un blog significa nunca parar de aprender

No existe un artículo de blog perfecto, y cuanto antes lo aceptes, mejor. Haz que cada uno de los que escribas sea lo mejor posible, aprende de la experiencia y sigue adelante. No tengas miedo de recortar, adaptarte sobre la marcha y recomenzar varias veces.

Escribir en un blog es una de esas cosas que parecen fáciles hasta que tienes que hacerlo. Afortunadamente, se hace más fácil con el tiempo y la práctica. Pronto estarás blogueando como un profesional.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.