El Galaxy S8 ha llegado, lo comparamos con el LG G6 y el Huawei P10

Ya está aquí, el mercado ha traído al buque insignia de la compañía surcoreana más famosa, Samsung nos presenta con todo su orgullo el Galaxy S8, todo pantalla para innovar, cambiar el modo en que entendemos a los teléfonos inteligentes y sobretodo seguir vendiendo más que nunca. Sin embargo, durante el Mobile World Congress tuvimos acceso a una serie de productos que están a la altura de lo más grande en telefonía, ¿merece la pena el Samsung Galaxy S8 comparado con otros buques insignia como el Huawei P10 o el LG G10? Vamos a echar un vistazo más específico a estos tres dispositivos de la más alta gama, para ayudarte a tomar una decisión.

Vamos a hacer un pequeño repaso en los apartados técnicos y de diseño más relevantes, sección por sección, para que así puedas decidir en el caso de tener preferencia sobre algún tipo de detalle.

La situación actual de cada empresa

Vamos a empezar con un repaso general al estado empresarial de las tres en juego. Destaca por encima de todas Huawei, una empresa en constante crecimiento que se ha convertido en un referente en España y China, donde domina el mercado, vendiendo una ingente cantidad de dispositivos de todas la gamas y destronando en la gama media y baja a una compañía tan polivalente como lo es Samsung.

Por otro lado tenemos a Samsung, trabajando duro para mantener el éxito cosechado por el Galaxy S6 y que aún colea bajo una nube de incertidumbre provocada por el malestar que provocó las explosiones del Galaxy Note 7, un dispositivo que fue retirado del mercado (en dos ocasiones) que ha sido anunciado como una nueva edición “refurbished”. Volver a poner en el mercado un teléfono peligroso podría convertirse en un golpe mortal para la compañía surcoreana, aunque la apuesta por el Galaxy S8 ha sido clara, y el diseño nos ha dejado a todos con la boca abierta.

Acabamos con LG, otra compañía surcoreana que ha sigue intentando demostrar su valía. El G3 se convirtió en un dispositivo muy querido por los usuarios de Android, sin embargo, los inventos y la apuesta por la tecnología modular en el LG G5 han hecho que la empresa caiga en un bucle de pocas ventas. La apuesta por el G6 ha sido bastante fuerte, presentando un diseño espectacular con un panel frontal que no ha dejado indiferente absolutamente a nadie, y que deja bien claras sus intenciones en el mercado.

El diseño

Aquí entramos en el aspecto más subjetivo de todos. Sin embargo, es unánime el hecho de que Samsung se ha convertido en un referente desde la llegada de su brillante Galaxy s6. Sigue conservando la estructura metálica sobre un frontal y una trasera en cristal que cautiva a cualquiera que lo toque. En cuanto al frontal, muy atrevido su porcentaje de pantalla, unos bordes curvos bastante pronunciados que podrían desagradar a los más puristas, pero que sin duda van a marcar una época. Sin embargo, le ha costado el tener que desplazar el sensor de huellas dactilares a la parte trasera del dispositivo. Otro aspecto cambiante son los botones frontales, que pasan a estar en pantalla, algo nunca visto en un Samsung de estas características.

Huawei con su P10 tiene quizás la apuesta más conservadora, un panel frontal con marcos pronunciados, y un chásis casi completamente metálico, acompañado por un poco de vidrio para proteger las dos cámaras traseras. Huwei no ha querido realizar muchos alardes en este aspecto, cabe destacar que en esta ocasión nos encontramos con el sensor de huellas dactilares en la parte delantera.

El LG G6 es la apuesta intermedia, un panel frontal plano pero que aprovecha la pantalla como ningún otro, tonos sumamente brillantes y carencia de esquinas. Sin embargo, no han querido apostar demasiado por la innovación en la parte trasera, donde mantienen dos cámaras fotográficas y el lector de huellas dactilares, algo que ha caracterizado a la gama LG G de turno desde sus inicios, botones atrás siempre.

La cámara

Huawei

En esta ocasión Huawei quiere sacar pecho gracias a su asociación con la famosa marca Leica, especialistas en fotografía desde hace décadas. Sin embargo, la realidad es que conserva exactamente la misma cámara trasera que el Huawei Mate 9 (otro dispositivo espectacular), presentando 20 megapixeles monocromática y otra de 12 megapixeles con apertura f/2.2, sin estabilizador de imagen. Eso si, los firma Leica, por primera vez va más allá de una serigrafía. En la cámara delantera del Huawei P10 nos vamos a encontrara nada menos que 8 megapixeles con apertura f/1.9 que se mostrará más que suficiente y de sobra para selfies.

Samsung, sin embargo, no es precisamente una desconocida en esto de las cámaras, los resultados de su gama Galaxy S vienen siendo espectaculares desde años atrás, sobre todo en condiciones de poca luz. En esta ocasión encontramos también un sensor de 12MP con apertura f/1.7 más que sorprendente, acompañado de la estabilización óptica de imagen que te permitirá grabar casi como un profesional. Para la cámara frontal se quedan en 8MP y apertura f/1.7 que tampoco está nada mal para modelar con nuestros selfies.

Por último el LG G6, el dispositivo surcoreano cuenta con dos sensores traseros de 13MP, uno principal con f/1.8 y otro secundario con una lente gran angular, para sacar fotos un tanto más artísticas. Ciertamente, aunque LG también hace buenas fotografías, no cuenta con el potente software con el que cuentan Huawei y Samsung, especialistas en el asunto. Para los selfies tan sólo 5MP en el frontal, muy bajita teniendo en cuenta el resto del mercado.

El rendimiento en potencia bruta

Aquí lo normal es que demos siempre como ganador al Samsung Galaxy S8, el equipo surcoreano sabe cómo hacer las cosas realmente bien, y ha vuelto a sacar a relucir la potencia de sus procesadores Exynos 8895 en este Galaxy S8, aunque lo hará de la mano del Snapdragon 835 al más alto nivel en algunas ocasiones. Para ello, empleará 4GB de memoria RAM que se mostrarán más que suficientes para aportar estabilidad y fluidez al sistema operativo.

En el Huawei P10 nos encontraremos nada menos que su procesador de fabricación propia Kirin 960 de ocho núcleos a 2,46GHz, que de la mano de sus 4GB de RAM y la GPU Mali-MP8 lo darán todo en la pista. Realmente Huawei ha sabido dotar de potencia bruta a sus dispositivos de gama alta en las últimas fechas, y el público lo está sabiendo agradecer.

El LG G6 ha pasado bastante más desapercibido en este aspecto, nos ha presentado un dispositivo con un Qualcomm Snapdragon 821 de cuatro núcleos a 2,35GHz que está lejos de ser lo más puntero del mercado, eso si, con 4GB de memoria RAM que son más que suficientes. Sin duda si lo que buscamos es potencia bruta no es el más adecuado.

La pantalla

LG G6

El último punto específico en el que nos vamos a centrar, empezamos con LG que nos presenta un panel de 5.7 pulgadas y resolución QHD+, 2880×1440 px, que tiene un ratio 18:9 que la empresa surcoreana ha llamado FullVision. Un panel espectacular, y es que LG sabe muy bien como entrarnos por los ojos, máxime cuando son uno de los mayores fabricantes de televisores a nivel mundial. Huawei no se mueve en términos de pantalla5,1 pulgadas del Huawei P10 con una resolución Full HD con 432 ppi de densidad y vuelve a repetir con un panel IPS.

Samsung sigue en las mismas, panel Super AMOLED QHD (1440×2960 píxeles) con un ratio de 18,5:9 bastante peculiar. Sin duda, la pantalla de 5,8 pulgadas que nos presenta el Samsung Galaxy S8 no va a dejar indiferente a nadie, sobretodo con sus “edge” a los lados.

Otros aspectos determinantes

Samsung Galaxy S8

Para terminar vamos  a hacer una pequeña recopilación de los aspectos determinantes que te pueden hacerte decantar de forma definitiva por uno u otro dispositivo. Empezamos por el almacenamiento, el Samsung Galaxy S8 va a partir de los 64GB, mientras que el Huawei iguala la apuesta de los 64GB y LG la baja hasta los 32GB del modelo de entrada. No obstante, los tres dispositivos cuentan con slot microSD.

En cuanto a la resistencia al agua, es una característica presente en los tres dispositivos, algo cada vez más habitual y que no diferencia a teléfonos de gama alta. Pero no podemos dejar de hablar de la batería, 3.200 mAh para el Huawei P10, 3.300 mAh para el LG G6 y 3.500 mAh. El que más relación de autonomía debería tener según las especificaciones sería el LG G6, aunque está por ver cómo se mueve la gran batería del Galaxy S8.

Vamos a terminar con la disponibilidad y los precios, y es que el Samsung Galaxy S8 va a partir de los 799 euros, mientras que el Huawei P10 es la oferta más barata del mercado, 599 euros para un gama alta con todas las de la ley. Extraño el movimiento de LG que ha decidido implantar su G6 por nada menos que 699€. Esperamos así que esta comparativa tan amplia te haya servido para decantarte por una u otra alternativa, y es que cada vez es más difícil elegir dispositivos ante la enorme gama del mercado.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Categorías

General, Noticias

Miguel Hernández

Graduado en Derecho por la UAL. Siento verdadera pasión por tecnología y el entretenimiento digital. Transmitiendo lo que conozco, como mejor sé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *