El iPhone cumple 10 años marcando el camino

iPhone 10 aniversario

Aunque puede parecer que lleva toda la vida con nosotros, el iPhone cumple tan sólo 10 años. El smartphone más conocido en todo el mundo y que cambió el concepto de teléfono inteligente celebra su décimo aniversario en medio de rumores sobre cómo será el próximo iPhone 8 que conmemorará este evento.

Nadie duda ahora mismo del éxito de este dispositivo, ni de que ha servido para marcar el camino al resto de fabricantes que, año tras año, lanzan el “iPhone Killer” de turno. Pero sus inicios no fueron tan exitosos, y su propia creación fue un camino bastante tortuoso lleno de cambios que al final fructificaron en el producto más exitoso de la historia que ha llevado a Apple a ser la marca de más valor de todo el mundo.

Nacido del odio a Microsoft

Apple no estaba trabajando en un smartphone con pantalla táctil sino en un tablet. Un ejecutivo de Microsoft le comentó a Steve Jobs el trabajo que estaban realizando con los tablets y los stylus, y Jobs, quien odiaba los stylus como ya pudimos comprobar en la presentación del iPhone original, volvió a Apple decidido a demostrar lo que se podía hacer con un tablet, comenzando el desarrollo del iPad.

¿Qué fue lo que hizo que Steve Jobs decidiera dar un giro y comenzar el desarrollo del iPhone? El iPad comenzó a engendrarse antes que el iPhone, sin embargo no se lanzó hasta tres años después del primer iPhone. Este cambio de estrategia fue a causa del daño que los teléfonos podrían hacer a las ventas del iPod ya que cada vez más gente los usaba para escuchar música. Jobs, que ya había visto una demo del software que Scott Forstall había creado para el iPad, pidió que redujeran el tamaño y empezaran a trabajar en el iPhone, dejando a un lado del desarrollo del iPad.

 

Motorola Rokr, el primer intento de Apple

A pesar de todo Steve Jobs seguía con dudas acerca del nuevo teléfono. No estaba confiado del todo en que Apple fuera a tener éxito con el teléfono debido a muchos factores que quedaban fuera de su control, y uno de los principales eran las operadoras de telefonía. Apple no estaba acostumbrada a tener que pasar por el aro de ninguna otra compañía, y la telefonía móvil estaba controlada en Estados Unidos por un par de empresas que lo manejaban todo a sus anchas. Verizon y AT&T eran las que controlaban qué dispositivos accedían a sus redes, y sin ellas ningún smartphone iba a triunfar.

Quizás por eso Apple tuvo una primera aproximación con Motorola, compañía que ya había considerado alguna vez adquirir pero cuyo precio en aquél entonces era demasiado elevado para las posibilidades de los de Cupertino. Motorola estaba comercializando en esa época el Razr, un teléfono con un diseño que a Jobs gustaba mucho, y las buenas relaciones entre ambas empresas terminaron en un Motorola con reproductor iTunes integrado: Rokr. En Apple sabían que este teléfono era auténtica basura, pero cumplía con su cometido: permitir a Steve Jobs recabar información sobre cómo funcionaban las operadoras.

El iPod fue el padre del iPhone

La experiencia de meter iTunes en un teléfono de la época sirvió a Apple para saber que ese no era el camino a seguir. El producto final no gustó a nadie, y lo que tenían claro era que si el iPod había triunfado en ese momento el camino era convertir el iPod en un teléfono. Mike Bell, que llevaba en la compañía 15 años, estuvo durante meses convenciendo a Steve Jobs de que tenían que construir un teléfono sin demasiado éxito,  pero apareció Jony Ive con sus diseños.

Una noche Bell llamó a Jobs para decirle que ya tenían claro cómo iba a ser el teléfono de Apple. Jony Ive tenía unos diseños para los futuros iPod que nadie había visto, y que tenía claro que lo que tenían que hacer era coger uno de esos diseños y meter ahí el software Apple, no tratar de meter el software en los teléfonos de otros. Tras una larga noche Jobs dio vía libre al proyecto del iPhone.

Un proyecto secreto que costó matrimonios

Comenzó así el proyecto más ambicioso de la compañía hasta la fecha. Los máximos responsables de Apple eran conscientes de que estaban ante un producto que sería clave para el crecimiento de la compañía, de hecho el propio Steve Jobs en su presentación dijo que estaban ante uno de esos productos que cambiarían la historia. Pero era clave que no hubiera filtraciones, y para ello debían seleccionar a los mejores y de mayor confianza.

Jobs le dijo a Forstall que podía elegir a los ingenieros que quisiera dentro de la compañía, pero a nadie de fuera de ella. No podían arriesgarse a que produjera la más mínima filtración sobre el nuevo producto de la compañía, que comenzó a trabajarse en 2004 de forma oficial. Los empleados de Apple cuentan ahora que de repente veían cómo algunos ingenieros de repente desaparecían de sus puestos, sin saber a dónde habían ido. Solamente llegaban algunos responsables de Apple, hablaban en privado con ellos y de repente nunca más volvieron a su puesto de trabajo habitual. Eran los mejores, los más brillantes, pero pagaron un precio.

Estamos empezando un nuevo proyecto tan secreto que no puedo decirte sobre qué es. No te puedo decir para quién trabajarás. Lo único que te puedo decir es que si aceptas este trabajo, vas a trabajar más duro que en toda tu vida. Vas a tener que trabajar día y noche, incluso fines de semana, durante al menos dos años.

Algunos ingenieros confirmaron después de varios años que el iPhone les costó su matrimonio, como Andy Grignon. “Fue un trabajo muy intenso, probablemente la peor época de mi vida. Cogieron a un puñado de los mejores ingenieros, les encargaron un proyecto imposible, con una fecha de fin inalcanzable, y les dijeron que el futuro de la compañía dependía de ello”.

Un lanzamiento con una acogida muy templada

Apple lanzaba el iPhone en 2007 pero la crítica no fue demasiado favorable al terminal. Una cámara de 2Mpx, sin conectividad 3G, sin reproductor Flash y con las opciones de personalización completamente limitadas. ¡Ni siquiera se podía cambiar el tono de llamada ni el fondo de pantalla!. Acostumbrados a otros terminales mucho más personalizables el iPhone no convencía a los más “geeks” del momento, y sumado a su elevado precio nada parecía indicar que fuera a ser un éxito. ¡Además el Bluetooth no servía para compartir archivos!. Su lanzamiento fue sólo en Estados Unidos y además sólo con la operadora Cingular.

Aunque las críticas llovieron por todos lados fueron muchos los que se dieron cuenta de que el iPhone llegaba para cambiar las reglas de la telefonía. Sólo hay que echar un vistazo a cómo evolucionó el diseño de los teléfonos móviles tras 2007. El teclado físico, una de las claves del éxito de los terminales Blackberry, de repente desapareció de los teléfonos inteligentes, y todos los fabricantes comenzaron a copiar descaradamente el diseño del teléfono de Apple en sus nuevos lanzamientos. Y aquellos que no se supieron adaptar terminaron pagando muy caro su escepticismo, como el propio Steve Ballmer (CEO de Microsoft en esa época) terminó reconociendo años después.

Diez años de cambios continuos con un mismo espíritu

Durante diez años el iPhone ha ido cambiando, tanto en su diseño como en su hardware y en el software. Apple ha cruzado muchas líneas rojas que jamás hubiéramos pensado que haría, como las pantallas de mayor tamaño, la apertura de su software a terceros o incluso el lanzamiento del iPhone RED. Pero la esencia es la misma. Cualquiera podría coger un iPhone de cualquier generación y podría desenvolverse desde el minuto cero de forma bastante aceptable.

Apple ha sabido evolucionar su terminal para que siga siendo la referencia a batir, a pesar de que la competencia es muy dura y los fabricantes cada vez lanzan productos mejores. Durante estos diez años ha habido decisiones muy polémicas, como el cambio del conector Dock de 30 pines al Lightning actual, provocando que muchos usuarios tuvieran que tirar la basura muchos de sus altavoces diseñados específicamente para iPhone. O más recientemente la eliminación del jack de auriculares apostando por la tecnología inalámbrica como forma de escuchar música.

La evolución del iPhone año a año

  • iPhone (2007): primer modelo de iPhone.
  • iPhone 3G (2008): la conectividad 3G llega al iPhone junto a la tienda de aplicaciones o App Store.
  • iPhone 3GS (2009): Apple estrena la gama “S” con mejoras en la velocidad sin otras grandes novedades.
  • iPhone 4 (2010): llega el primer cambio radical de diseño del iPhone, con marco de acero y cristal en la parte anterior y posterior. El “Antennagate” hace que Apple tenga que regalar un bumper a quienes se quejan de la pérdida de cobertura al coger el iPhone con una mano.
  • iPhone 4S (2011): mismo diseño que el iPhone 4, con mayor potencia y estrena Siri, el primer asistente virtual en un teléfono móvil.
  • iPhone 5 (2012): mantiene diseño muy parecido pero más alargado, llevando la pantalla hasta las 4 pulgadas, e introduce el conector Lightning eliminando el tradicional Dock de 30 pines.
  • iPhone 5c y 5s (2013): Apple continúa su tradición de mantener el diseño un año más y añade el sensor de huellas o Touch ID a su nuevo iPhone. Lanza un nuevo iPhone 5c “reciclado” de colores que provoca muchas críticas por no ser el iPhone barato que muchos pensaban.
  • iPhone 6 y 6 Plus (2014): Apple lanza dos modelos de iPhone con pantallas de 4,7 y 5,5 pulgadas, lo que provoca un crecimiento de ventas espectacular en los mercados asiáticos.
  • iPhone 6s y 6s Plus, SE (2015): de nuevo mejoras en potencia y cámara, e introduce nueva tecnología 3D Touch para pantalla, manteniendo el mismo diseño. El iPhone SE se convierte en un éxito de ventas con sus buenas especificaciones y su pantalla de 4 pulgadas.
  • iPhone 7 y 7 Plus (2016): con diseño casi idéntico a los dos años anteriores, introduce la doble cámara en el de mayor tamaño, elimina el botón de inicio mecánico y elimina el Jack de auriculares.

De iPhone OS a iOS 10, diez años de evolución

El iPhone no sería nada sin su sistema operativo, a pesar de que los inicios no fueron sencillos. La evolución de iOS a lo largo de los años ha sido espectacular como cualquiera puede comprobar simplemente echando la mirada a atrás para darse cuenta de todo lo que ha cambiado desde el iPhone original hasta lo que tenemos ahora mismo.

  • iPhone OS: es como Apple llamó originalmente al sistema operativo del iPhone, un derivado de OS X, al que poco después rebautizó como iOS. Si App Store, sin tienda iTunes y con sólo un puñado de aplicaciones nativas.
  • iOS 2: un año después por fin llegó la App Store y con ella la posibilidad de instalar aplicaciones de desarrolladores diseñadas específicamente para el iPhone. “Hay una aplicación para esto” se convirtió pronto en una frase muy repetida. Más páginas para la pantalla principal, compatibilidad con documentos en formato Office, notificaciones push para Mail, las capturas de pantalla y la posibilidad de guardar imágenes de Safari en el carrete fueron las principales novedades.
  • iOS 3: fue una de las actualizaciones más importantes, incluyendo muchas de las características que los usuarios llevaban demandando mucho tiempo, como la posibilidad de cortar, copiar y pegar o de grabar vídeo. La aplicación Mensajes, la Brújula y Buscar mi iPhone fueron otras de las novedades incluidas. iOS 3.2 fue la primera versión que el iPad trajo instalada.
  • iOS 4: Otra gran actualización que trajo FaceTime al iPhone, la posibilidad de crear carpetas para organizar las aplicaciones, iBooks y Game Center. La multitarea por fin permitió a los usuarios cambiar de aplicación sin tener que cerrar la que estaban usando.
  • iOS 5: su principal novedad fue el Centro de Notificaciones. También incluyó aplicaciones nuevas como Kiosco y Recordatorios, y Apple lanzó iMessage, su sistema de envío de mensajes instantáneos a través de internet sin coste con tu operadora.
  • iOS 6: será siempre recordada por el lanzamiento de la aplicación Mapas. Apple abandonaba Google Maps y apostaba por su propia solución de navegación, con resultados algo nefastos al principio. Fue lo que le costó el puesto a Scott Forstall, creador de iOS, que tuvo que abandonar la compañía.
  • iOS 7: la marcha de Scott supuso el abandono del “eskeumorfismo” para acoger un estilo que aún perdura. Iconos más coloridos abandonando fondos aterciopelados y de madera fue un cambio que no todos los usuarios recibieron de buen grado y aún hoy sigue habiendo nostálgicos que añoran el antiguo estilo. El Centro de Control y la multitarea mediante tarjetas también llegaron en esta versión.
  • iOS 8: Conitnuity permitió pasar una tarea del iPhone al Mac y viceversa de forma sencilla. También llegaron los teclados de terceros a la App Store, así como iCloud Drive, para poder acceder a archivos en la nube en tu iPhone y Mac.
  • iOS 9: Llegaba Apple Pay, la plataforma de pagos de Apple que permite pagar con tu iPhone. Night Shift modificaba el color de tu pantalla por la noche eliminando los tonos azulados, mejoras en Siri y la aplicacion Noticias (que aún esperamos en muchos lugares). el 3D Touch permitió crear pequeños atajos en la pantalla de inicio al pulsar sobre los iconos.
  • iOS 10: Siri por fin se abría a aplicaciones de terceros, Fotos ganaba un buen puñado de nuevas funciones como la creación de recuerdos de forma automática con tus fotos, Apple Music cambiaba de diseño y aparecía por primera vez la aplición Casa para controlar HomeKit.

Y la evolución continúa con iOS 11 este otoño, con el nuevo Centro de Control personalizable, la nueva aplicación Archivos que por fin es un buen explorador de archivos para iOS, las nuevas herramientas para desarrolladores como ARKit y la inteligencia artificial dando sus primeros pasos en el iPhone.

Diez años de éxitos inigualables

Los números del iPhone son tan absolutamente abrumadores que realmente sólo puedes darles el valor que se merecen cuando los comparas con otros productos de éxito reconocido. ¿Se han vendido más muñecas Barbies que iPhone? La realidad es que, aunque pueda parecer mentira, no. El iPhone no sólo ha vendido más unidades en todo el mundo que la famosa muñeca rubia de Mattel (1.200 millones frente a 1000 millones) sino que además lo ha hecho en mucho menos tiempo (10 años frente a 60 años). Zippo ha tardado más de 80 años en vender 600 millones de encendedores, y Sony con su PlayStation sólo ha vendido la tercera parte que Apple con su iPhone en el doble de tiempo.

La compañía ha cambiado mucho también desde el lanzamiento del iPhone. Tener un producto como ese en tu catálogo hace inevitable que cambies por completo tu modelo de negocio. Es como tener al mejor jugador del mundo en tu equipo y pretender no depender de él para ganar los títulos. En 2006 Apple basaba sus ingresos casi a partes iguales en el iPod y los Mac. Ahora mismo el iPhone acapara el 63,4% de los ingresos de Apple, y hablamos de miles de millones de dólares al trimestre. Los Mac, clásicamente el producto referencia de la compañía hasta la llegada del iPhone, ahora apenas suponen un 10% del total de ingresos, y otros productos que dependen del iPhone, como los AirPods o el Apple Watch, constituyen una buena parte de los beneficios de la compañía en la actualidad.

Si hablamos de números absolutos y no de porcentajes, las cifras son maleantes. Las ventas han pasado de 19.000 millones en 2006 hasta los 215.000 millones den 2016, con beneficios que han aumentado desde los 1.990 millones hasta los más de 45.000 millones, disponiendo en la actualidad de un efectivo de 237.000 millones de dólares, por los 6.390 millones de 2006.

Diez años brillantes pero también con sombras

El éxito del iPhone durante estos diez años no puede dejar a un lado que también ha habido sombras. Apple ha cometido errores importantes durante este tiempo, algunos de los cuales ha sabido solventar de forma airosa, y otros no tanto. Ya hemos mencionado el fiasco de Mapas con iOS 6 o el Antennagate del iPhone 4, pero podemos destacar otros cuantos fallos de la compañía en este tiempo.

Uno de los más sonados y que ha marcado a Apple desde entonces fue la rebaja en el precio del iPhone original. Lanzado al mercado con un precio de $600, tan sólo dos meses después Apple tomó la decisión de rebajarlo $200, en un movimiento que pensaba que ayudaría a impulsar las ventas del dispositivo y que serán bienvenido por los compradores. La realidad es que la avalancha de correos electrónicos y llamadas quejándose de la rebaja por parte de los que ya habían comprado el iPhone fue tal que Apple tomó la decisión de ofrecer tarjetas regalo de $100 a los que pagaron el precio original. Parece que la ausencia de rebajas en Apple tiene un motivo.

¿Te imaginas lo que supondría dejarte en un bar un iPhone que aún no se ha lanzado? Pues eso es lo que le ocurrió a Gray Powell en 2010 con el iPhone 4. Cuando aún no lo conocíamos se olvidó deóste prototipo en el bar, y llegó a las manos de Gizmodo por $5.000 y, obviamente, no dudó en publicar imágenes detalladas del terminal a seis semanas de su lanzamiento. Powell no fue despedido a pesar de lo que pudiéramos imaginar, pero Jason Chen (editor de Gizmodo) vio cómo su apartamento era registrado de forma muy violenta por un equipo especial de delitos tecnológicos que se llevó abundante material informático. Las críticas a Apple no tardaron en llegar, acusándola de haberse convertido en lo que tanto había criticado de otras compañías.

Una señal más de que la naturaleza humana es completamente impredecible lo tenemos más recientemente con la decisión de Apple de incluir un álbum completo de U2 a todos los usuarios con cuenta de iTunes. Lo que en principio parecía un regalo que nadie podría rechazar se convirtió en (de nuevo) un aluvión de críticas cuando muchos usuarios de repente encontraron el álbum en su biblioteca musical sin que ellos hubieran hecho nada para descargarlo. Incluso Bono tuvo que pedir perdón por este hecho.

El iPhone 8, el siguiente paso

Quedan apenas tres meses para la presentación del próximo iPhone 8. Según los rumores supondrá un cambio radical frente a versiones anteriores, desapareciendo el icónico botón inicio y con un diseño en el que prácticamente la totalidad del frontal será pantalla consiguiendo un tamaño de pantalla como el del iPhone 7 Plus en un dispositivo con un tamaño similar al iPhone 7. Carga inalámbrica, sensor de huellas integrado en la pantalla, pantalla AMOLED, Sensores 3D, Realidad aumentada… el listado de nuevas funciones es tan largo como la espera. Pero se repetirá la historia de todos los años: amor y decepción a partes iguales aunque será otro éxito de ventas.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

3 comentarios

  1.   Omar Valfre dijo

    Marcaba el camino!!

  2.   joancor dijo

    Es verdad que en el 2007 apple marcó un hito en la historia y durante años ha ido marcando el tempo de los smartphones, pero desgraciadamente ahora se le ha adelantado samsung y la prueba está en que según las filtraciones el iphone 8 será ‘demasiado’ parecido al samsung s8. El tempo en estos momentos lo marca samsung, ufff si Steve Jobs levantara la cabeza…….

  3.   Andrés R. dijo

    Me gustó mucho este artículo.

    Muy completo, actualizado y muy bien documentado!

    Es muy cierto que este cel llegó para revolucionar el concepto de todo aquel que es un aparato inteligente, pues no solo de la telefonía Móvil, también de los computadores y demás.

    Mil gracias y quedaré atento a este buen Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *