La investigación del Galaxy Note 7 encuentra dos problemas distintos en las baterías

Cuando surgió toda la problemática del Galaxy Note 7, Samsung lo tuvo bastante difícil para poder reducir el daño que iba a sufrir con los incendios y explosiones de su terminal. Aunque también hay que mirarlo con perspectiva y saber que el problema de Samsung es algo que podría pasarle a otra compañía y que nos pone un alto en el camino para conocer uno de los límites de fabricar smartphones finos con enormes baterías.

Samsung finalmente ha anunciado los resultados de la investigación de la compañía sobre los accidentes del Note 7 y ha llegado con una interesante conclusión. El problema fue de las baterías y fueron dos problemas por separados los que causaron los incidentes. Las baterías originales del Note 7 tenían carcasas demasiado pequeñas para acomodar el ensamblaje del electrodo, lo que llevó al fallo térmico y un cortocircuito con un uso normal.

Como extra, los electrodos negativos de las células fueron incorrectamente colocados en la estructura de la batería. Pero lo más curioso y grave fue lo que llegó a continuación, ya que esos problemas en el modelo original se pasaron cuando se sustituyeron esas unidades defectuosas por unas que se suponían que estaban bien.

Infografía

La compañía se movió a otro fabricante para las baterías y las nuevas células tuvieron problemas en la soldadura del electrodo positivo. Esto causó que la cinta de sellado tuviera fisuras, por lo que algunas células no estuvieron protegidas al 100%.

Pruebas

Samsung ha mostrado como las baterías de los dos fabricantes de las que se incluyeron en el Note 7 han estado bajo pruebas para replicar los accidentes de los usuarios. Las pruebas llevadas a cabo en el laboratorio incluían sobrecarga del puerto USB, sin la carcasa del dispositivo o incluso midiendo los efectos térmicos del escáner de iris. Incluso creó un algoritmo en el software para replicar el uso normal del teléfono en el laboratorio.

Para que no vuelva a suceder esta problemática, Samsung ha creado un grupo que estará pendiente de las baterías con la ayuda de expertos de la industria y una fase de prueba de ocho puntos para comprobar la seguridad de las baterías. Asignará equipos a cada componente core en los nuevos productos para que los prueben y verifiquen su seguridad.

La compañía coreana parece bien segura de si misma que el problema no se repetirá en el inminente Galaxy S8. Así que esperemos que sea así y no tengan que estar los directivos de esta compañía cruzando los dedos a los días de la llegada al mercado.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *