Las lámparas halógenas dejarán de comercializarse en septiembre

focos halógenos

Hace ya bastante tiempo, concretamente el 1 de septiembre de 2012, entró en vigor una normativa europea que prohibía la fabricación de bombillas incandescentes. El próximo mes y cuatro años después les toca el turno a las lámparas halógenas que también han sido condenadas a desaparecer, mediante una nueva normativa.

La retirada de las lámparas halógenas confirma la intención de la Unión Europea de promover soluciones lumínicas más eficientes y que generen menos emisiones contaminantes. Según ha asegurado Carlos López Jimeno, director general de Industria de la Comunidad de Madrid, a la fuente de esta noticia:

Es una medida más. Permitirá sustituir una tecnología poco eficiente por otra menos costosa desde el punto de vista del consumo y de la sostenibilidad energética.

Tal y como se lleva anunciando desde hace bastante tiempo, la bombilla LED se ha convertido en la mejor opción a la que pueden recurrir los usuarios. Aun así y a pesar de que esta tecnología está ya bastante extendida, lo cierto es que debe superar diversos obstáculos para su implementación masiva, entre ellos, el precio ya que un LED puede llegar a costar el doble que una luz fluorescente.

Una normativa europea hará que a partir de septiembre las lámparas halógenas dejen de fabricarse.

En este sentido, Carlos López Jimeno comenta:

Estamos en un buen camino pero queda por hacer una importante labor pedagógica, porque no es fácil explicar cuáles deben ser los criterios a seguir cuando se adquiere una lámpara o bombilla LED. Una lámpara incandescente de 60 vatios ahora puede ser sustituida por una lámpara de tecnología LED de tan sólo 10 vatios.

Tal y como anuncia el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, se recomiendan diferentes tipos de luz para cada estancia del hogar:

  • Lo mejor para la cocina son los tubos fluorescentes de 28 vatios o lámparas de bajo consumo de entre 15 y 20 vatios.
  • En el cuarto de baño es suficiente con una luz general y otra en el espejo, ambas de bajo consumo y con tonalidades cálidas.
  • Para el salón, el IDAE recomienda puntos de luz directos e indirectos y también instalar una luz tenue detrás del televisor para reducir la fatiga visual.
  • En el comedor basta con una lámpara de techo con tecnología LED de 7W o luces de bajo consumo de entre 11W y 20W.
  • Las zonas de lectura requieren una iluminación concentrada y regulable en altura, por ejemplo con fluorescentes de 15W y 20W.
  • En los dormitorios es necesario contar con una iluminación general suave, cálida y uniforme.
    Por último, en los despachos, se recomiendan lámparas fluorescentes compactas de 11W a 20W y, en la zona del ordenador, otro fluorescente o lámpara de baja potencia que faciliten la visualización del monitor.

Más información: Cadena SER

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Categorías

Noticias

Juan Luis Arboledas

Profesional de la informática aunque amante del mundo de la tecnología en general y la robótica en particular, pasión que me lleva a investigar e... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Bombillas de led dijo

    Ahora falta una bajada de la luz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *