NANODRONE vCAM, probamos este cuadricóptero con cámara

Cada vez son más los modelos de cuadricópteros que hay en el mercado, algo que está ayudando a que aparezcan alternativas más asequibles para nuestros bolsillos como el NANODRONE vCAM, un producto muy completo que hará las delicias de los que quieren adentrarse en este mundo del radiocontrol aéreo.

Lo primero que nos llama la atención del NANODRONE vCAM cuando lo sacamos de su caja son sus reducidas dimensiones, ocupando un espacio de sólo 8 x 8 centímetros. A pesar de ser muy pequeño, este cuadricóptero nos sorprende con añadidos que suelen ser más propios de modelos de mayor tamaño y precio como por ejemplo, la incorporación de una cámara con la que poder grabar vídeo en una tarjeta microSD.

NANODRONE vCam

A nivel de construcción, el NANODRONE vCAM se siente muy sólido en la mano. Su aspecto es llamativo gracias a su carcasa con acabado brillante y decoración que resalta la forma aerodinámica del drone. Cada uno de los cuatro motores está bien protegido frente a golpes con unos pies de goma que además, hacen más suave la tarea de aterrizar. A estos motores tenemos un total de cuatro hélices que se extraen con facilidad gracias a una herramienta metálica con la que poder hacer palanca con seguridad sin dañarlas, muy útil para cambiarlas con facilidad ya que como sabéis, las hélices son los componentes más vulnerables a caídas y golpes en este tipo de juguetes radiocontrol.

El NANODRONE vCAM también viene con una carcasa para vuelo interior que precisamente mejora la protección de las hélices. Se trata de un añadido muy interesante para evitar que las hélices golpeen directamente contra objetos que podamos tener en casa, haciendo del vuelo algo mucho más seguro y divertido si instalamos este accesorio para lo cual, es necesario extraer las hélices con la herramienta que hemos comentado antes. Una vez colocada la carcasa de interior, el tamaño del cuadricóptero se incrementa hasta los 13 x 13 centímetros pero aún así, sigue llamando la atención lo pequeño que es.

NANODRONE vCam

Para controlar el NANODRONE vCAM tenemos una emisora muy completa que trabaja en la banda de los 2,4 Ghz y hace uso de cuatro pilas AAA. Esta emisora cuenta con un par de sticks muy sensibles con los que poder controlar los diferentes movimientos del drone. Mientras que el stick izquierdo sirve para regular la altura de vuelo y la rotación sobre el eje vertical de la aeronave, el stick derecho controla el movimiento hacia delante, hacia atrás y hacia los lados.

Es conveniente tener algo de experiencia a la hora de realizar el primer vuelvo pero si no es nuestro caso, os recomiendo encarecidamente colocar la carcasa de vuelo interior y empezar a familiarizarse con los diferentes movimientos uno por uno. Es decir, primero ensayamos la elevación y aterrizaje, a continuación el avance o retroceso y por último, los movimientos hacia los lados. Si vamos poco a poco, la curva de aprendizaje será muy corta y podremos empezar a volar con naturalidad, las horas nos irán proporcionando experiencia para hacer maniobras cada vez más complejas.

Una vez que tengamos cogido el truco, podremos aprovechar la enorme agilidad de la que hace gala el NANODRONE vCAM, tanto a nivel de aceleración como de movimientos. Si volamos en exteriores, habrá que tener en cuenta la velocidad del viento y es que por su reducido peso, no es conveniente probarlo si se superan rachas de 28 km/h.

Hay que destacar que si por cualquier motivo el NANODRONE vCAM no es estable y tiende a moverse de forma sistemática en una dirección, la emisora cuenta con una serie de botones de trimado para compensar estos movimientos involuntarios que afectan al manejo. Esto suele ocurrir si tenemos una hélice dañada que afecta al vuelo del drone así que gracias a estos botones, podremos corregir este aspecto.

NANODRONE vCam

Ahora ha llegado el turno de destacar la cámara que incorpora el NANODRONE vCAM. Gracias a este componente, podremos grabar en vídeo nuestros vuelos desde el punto de vista del drone, consiguiendo unas vistas y tomas espectaculares. Para grabar vídeo tenemos que insertar una tarjeta microSD en la parte trasera del NANODRONE vCAM y una vez hecho, pulsar sobre un pequeño botón que hay en uno de sus laterales. A partir de ese momento, la grabación en vídeo habrá comenzado y tendremos como resultado vídeos a 480 x 720 píxeles de resolución.

La calidad de los vídeos grabados con el Juguetrónica NANODRONE vCAM es bastante buena teniendo en cuenta el diminuto tamaño de la óptica y la resolución final. Sin duda, un añadido a tener en cuenta si somos curiosos y nos gusta experimentar.

NANODRONE vCam

Con todas estas opciones, muchos os preguntaréis cuánto le dura la batería al NANODRONE vCAM. En este caso, el tiempo de vuelo es de siete minutos aproximadamente tras lo cual, necesitaremos conectarlo a un puerto USB y esperar 40 minutos hasta completar un ciclo de carga que nos permita volar de nuevo con el máximo tiempo posible. Está claro que los siete minutos se nos antojan escasos pero es algo común en la mayoría de drones y cuadricópteros, más aún teniendo en cuenta el uso de la cámara.

Si te ha gustado el NANODRONE vCAM y quieres ponerte al mando de un cuadricóptero muy capaz, puedes adquirirlo por sólo 89,90 euros.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Categorías

Gadgets

Nacho Cuesta

Apasionado de la tecnología en general y Apple en particular. Me encanta el MTB y llegar con la bici a lugares imposibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *