Nintendo, ¿puede caer el gigante?

nintendoomed

Parece que Nintendo da palos de ciego. La verdad es que podríamos recurrir a muchos dichos y decires del refranero popular para tratar de adornar con palabras la situación que atraviesa actualmente la histórica compañía de videojuegos, que tanto ha aportado a la industria y tantos éxitos ha cosechado.

Sin embargo, aquel rumbo tomado desde los tiempos de Wii no ha gustado a todos y la desolada Wii U se dirige mar adentro donde unos voraces torbellinos llamados PlayStation 4 y Xbox One pueden devorarla si no hay un capitán de navío con coraje suficiente para virar la nave en la dirección correcta.

Está claro que la industria del videojuego no sería lo que es hoy si Nintendo no hubiera sido la compañía de antaño que brindó potentes franquicias, personajes icónicos y distintas innovaciones en el hardware. Pensemos en las franquicias de Mario Bros, Donkey Kong, Metroid, The Legend of Zelda… No hace falta decir mucho sobre estos juegos que siempre han sido sinónimo de calidad y diversión asociados a Nintendo. Algunas innovaciones en el hardware de la mano de la gran N han sido genialidades como los propios cartuchos como soporte para juegos, los botones de hombro en el pad de SNES, el stick analógico de serie en Nintendo 64, la introducción de la vibración… que se han convertido en estándares en cualquier mando de control actual.

Respecto a sus consolas, realmente ha habido una de cal y otra de arena. La primera consola de Nintendo, la entrañable NES, fue todo un éxito y la cuna donde pasaron sus primeros días importantes franquicias y personajes de actual renombre. Aquella máquina fue un balón de oxígeno para la crisis que atravesaba el sector y vendió cerca de 62 millones de unidades en todo el mundo.

Nintendo-NES_360

Durante la dorada era de los 16 bits, con aquella mítica e inolvidable rivalidad entre Sega y Nintendo, la Super Nintendo fue todo un consolón que a día de hoy es una máquina de culto respetada por todos los retrogamers. Donkey Kong Country, Super Castlevania, los Super Mario World, The Legend of Zelda: A Link to the Past, Killer Instinct, Super Metroid, Contra, Final Fantasy… El catálogo del Cerebro de la Bestia era precisamente eso, una bestialidad, aunque Super Nintendo no alcanzó las ventas de NES, quedándose en 49 millones de consolas, aunque claro, en esto influyó la salvaje competencia que fue Mega Drive, especialmente en EE.UU..

megadrive-snes

La época de los 32/64 bits fue más turbulenta, con una importante cantidad de competidores que intentaban hacerse hueco en el mercado de las videoconsolas al ver el ritmo con el que estaba creciendo el sector. De entre aquel barullo de máquinas, tan sólo tres aguantaron en pie: Saturn, Nintendo 64 y PlayStation, aunque la consola de Sega no tardó en hincar la rodilla con sus ventas de poco más de 9 millones de consolas. Fue justo en esa época, tras la ruptura de acuerdos entre Sony y Nintendo para elaborar una versión CD de SNES, cuando la palabra videojuego dejaría de asociarse coloquialmente a Nintendo y sería Sony quien recibiría ese honor: más de 102 millones de PlayStation vendidas fue el logro de esta compañía -frente a los casi 33 que colocó Nintendo de su 64 bits-.

Nintendo reconoció muchos de los errores cometidos por Nintendo 64 y prometió redimirse con GameCube, aunque paradójicamente algunos de aquellos desaciertos volvieron a repetirse, como llegar tarde o la incorrecta elección del soporte para juegos. En aquel entonces, Sega jugó su última carta como fabricante de consolas con Dreamcast (10.60 millones de unidades vendidas), Microsoft se introdujo en el negocio con la consola más potente jamás fabricada, Xbox, que cosechó unas ventas de 24 millones de máquinas, pero Sony volvió a romper récords con PS2: 155 millones de la sucesora de PSX se vendieron en todo el mundo.

¿Y Nintendo? GameCube fue un fracaso comercial, aunque según la gran N no perdían dinero por cada consola vendida, cuyas cifras de ventas se quedaron en 21.74 millones, por detrás de Xbox y quedando en tercer lugar -fijáos que EE.UU. ha sido siempre el país en cuyo mercado más han vendido las consolas de Nintendo sin duda, y el hecho de que una empresa norteamericana lanzara su consola hizo que muchos clientes se decantaran por Xbox en lugar de por GameCube: si Xbox no hubiera salido al mercado, quizás las cosas hoy serían distintas en el sector-. Si N64 fue considerada un fracaso con esos 33 millones, ya podéis imaginar lo que supusieron los 21.74 de GameCube. Y ojo, que ambas máquinas tuvieron magníficos juegos exclusivos: Super Mario 64, Goldeneye 007, Perfect Dark, The Legend of Zelda: Ocarina of Time, Mario Kart 64, Mario Kart DD, Wind Waker, Resident Evil, Metroid Prime

gamecube

Nintendo vio que la fórmula de apostar por un hardware potente no estaba funcionando. Además, se reservó en la manga aquel periférico que iba a salir con Mario Party 6 y que dijeron que iba a ser una revolución: el wiimote. Con una propuesta diferente, Wii nació con un hardware que temblada al lado de Xbox 360 y PlayStation 3, pero se convirtió en la máquina de moda, con más de 100 millones de consolas vendidas, cantidad que sólo pueden superar Microsoft y Sony si suman las ventas de sus dos consolas.

Aquel giro en la filosofía de Nintendo no gustó a mucha gente, pero el nicho de clientes sin explotar al que bombardearon con este producto era, obviamente, mayor. Además se apostó por un formato para los juegos más convencional y la consola era fácilmente pirateable, factores que jugaron mucho a su favor. Sin embargo, el efecto Wii se fue desinflando con el tiempo.

wii_grandparents

En el terreno portátil poco podemos discutirle a los japoneses, con mitos como la antigua Game Boy (que entre sus distintas revisiones vendió 118 millones de consolas) o la tremendamente exitosa Nintendo DS, que vendió 154 millones de máquinas, siendo la portátil más exitosa de la compañía (y curiosamente, también fácilmente pirateable)

game boy nintendo ds

No obstante, parece que intentar repetir la jugada con Wii U no ha sido inteligente. Primeramente, ha habido confusión en el consumidor al denominar a la consola de esa manera -al igual que ocurrió inicialmente con 3DS y recordemos que la mayoría del público de las últimas máquinas de Nintendo no era erudito en el tema-, seguidamente, el efecto Wii se ha disipado, muchos consumidores de ese perfil se han pasado a Xbox 360, PS3, smartphones y tablets, la consola no tiene un catálogo en condiciones -el apoyo third party es lamentable y la mayoría de exclusividades llegarán en 2014, con PS4 y Xbox One en la calle- y la siguiente generación de máquinas de Sony y Microsoft están a la vuelta de la esquina, y por el precio que cuesta Wii U -a partir de ahora, 350€ con la versión digital del remake de Wind Waker– se antoja como un caro capricho que no puede competir de manera alguna con la PS4 y Xbox One.

wii-u-black-controller

Esta claro que esa oferta que plantea Nintendo, en términos monetarios y de calidad, sigue siendo pecado y que una rebaja más agresiva debería ser el objetivo de la compañía. ¿Qué tiene en mente entonces Nintendo? ¿Aguantar con 3DS mientras los mayoristas intentan desesperadamente librarse del stock de sus Wii U? ¿Esperar un milagro cuando salgan los juegos de 2014? La verdad es que dan la sensación de encontrarse un tanto perdidos.

El último anuncio de Nintendo 2DS podría interpretarse como un intento de arañar dinero de donde se pueda, con una consola híbrido de dos generaciones planeada con la premisa del bajo coste y máximo beneficio. Parece que ser maestros del reciclaje del software no es suficiente actualmente para Nintendo. Yo tengo la convicción de que no estamos ante un caso similar al de Sega: Nintendo sabe que su marca, personajes y juegos venden, y quien quiera acercarse a ellos, tendrá que pasar, inevitablemente por la compra de una de sus consolas.

nintendo 2ds

Veremos dentro de un año qué ocurre cuando PS4 y Xbox One estén más asentadas y la batería de títulos milagrosos de Wii U estén en el mercado. No sé por qué tengo el presentimiento de que en unos años estaremos ante una nueva consola de Nintendo que podría tratarse de una máquina portátil con propiedades de sobremesa, pero ojo, tampoco deberían rezagarse en el terreno de las consolas de mano: los smartphones y tablets ya son los dispositivos más empleados para jugar a videojuegos.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *