Nuestras lágrimas podrían ser suficientes para generar electricidad

lágrimas

Desde hace bastante tiempo podemos observar como nuestra vida cotidiana parece que poco a poco se encamina hacia el uso de todo tipo de objetos y artefactos movidos por electricidad. Debido a esto y ante la enorme dependencia que tenemos hacia el consumo de fuentes fósiles para generar electricidad, algo que finalmente acabará por agotarse antes o después, son muchas las empresas privadas o directamente todo tipo de investigadores los que trabajan en la búsqueda de formas alternativas para generar esta clase de recursos.

En esta ocasión quiero hablarte del nuevo trabajo que ha sido recientemente publicado por la Universidad de Limerick, ubicada en Irlanda, donde un grupo de investigadores ha conseguido desarrollar una nueva metodología mediante la cual un sistema sería capaz de generar electricidad a partir de las lágrimas. Sin lugar a dudas un hito que, al menos personalmente me ha dejado un tanto perplejo pero que puede tener mucha más utilidad de la que puedas imaginar, sobre todo en el campo de la biomedicina.

electricidad

Extraer electricidad de lágrimas puede ser algo muy importante en un futuro a corto plazo

Tal y como exponen los responsables del estudio mediante el cual se expone toda la operativa necesaria para que cualquier otro equipo pueda conseguir extraer electricidad a partir de lágrimas, la idea pasaría por conseguir aplicar presión sobre el cristal de una proteína presente en este fluido que, muchos de nosotros, solemos eliminar con rapidez de nuestro rostro una vez hace acto de presencia, sea cual sea el motivo. Esta presión ejercida sobre la proteína sería la que finalmente generaría la electricidad.

Entrando un poco más en detalle, tal y como se cuenta en el paper que ha sido redactado y publicado por el personal investigador de la Universidad de Limerick, hablamos de aplicar presión sobre la proteína conocida con el nombre de lisozima. La parte más interesante de esto es que, a pesar de que se habla de lágrimas como fuente de esta proteína, lo cierto es que la misma está presente de manera muy abundante en la naturaleza por ejemplo en las claras de huevo, la saliva o la propia leche.

Volviendo a la metodología desarrollada, este trabajo se basa en el uso de la piezoelectricidad, nombre con el que se conoce a la capacidad de generar energía que tienen algunos materiales cuando son sometidos a una gran presión y que también se presenta en otros materiales como el cuarzo que, al ser sometidos a fuertes tensiones mecánicas producen electricidad. Como detalle, comentarte que esta cualidad de determinados materiales se conoce desde hace bastante tiempo y a día de hoy ya se utiliza en muchas aplicaciones comerciales como en los resonadores de los teléfonos móviles, en imágenes ultrasonido…

investigador

Aimee Stapleton, investigadora responsable de este proyecto, cree que este tipo de generadores de electricidad pueden ser muy interesantes en el campo de la electrónica flexible o en dispositivos biomédicos

En palabras de Aimee Stapleton, principal autora de este trabajo:

Hasta ahora, no se había explorado la capacidad de generar electricidad a partir de esta proteína en particular. La extensión de la piezoelectricidad en los cristales de lisozima es significativa, del mimos orden de magnitud que el cuarzo. Sin embargo, debido a que es un material biológico no resulta tóxico, por lo que podría tener muchas más aplicaciones innovadoras como recubrimiento electroactivo y antimicrobiano para implantes médicos.

De momento, lo cierto es que todavía queda mucho trabajo por hacer hasta conseguir desarrollar verdaderas aplicaciones para esta nueva tecnología aunque, a pesar de lo que puedas estar imaginando, el conseguir electricidad a partir de este tipo de proteínas puede ser algo muy interesante, sobre todo para temas relacionados con la electrónica flexible o los dispositivos biomédicos.

Dado que es biocompatible, es el sustituto perfecto a los generadores piezoeléctricos convencionales, que muchas veces tienen elementos tóxicos como el plomo, o también como sistema para liberar fármacos en el cuerpo, usando la lisozima como una bomba para generar la energía necesaria.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Un comentario

  1. Siempre me han dicho que tenía una mirada eléctrica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *