Optimizar Windows 10

Imagen del logo de Windows 10

¿Quieres optimizar Windows 10? Se trata de la última versión del popular sistema operativo desarrollado por Microsoft y lanzado al mercado. Con el paso del tiempo ha conseguido colocarse como el segundo sistema operativo más usado a nivel mundial, tan solo superado por Windows 7, que sigue contando con el apoyo y confianza de una gran cantidad de usuarios, pero sobre todo de casi todo el sector empresarial, muy reacio a los cambios cada poco tiempo.

Sus caracterices, las opciones que nos ofrece y las funcionalidades disponibles son algunas de las cosas convertido a Windows 10 en unos de los sistemas operativos más populares del mundo. En el aspecto negativo nos seguimos encontrando una vez más su extrema lentitud en ciertas ocasiones. Para tratar de solucionarlo hoy os vamos a contar cómo optimizar Windows 10 para que funcione mejor.

Antes de nada debemos de decirte que estos trucos te van a ayudar muy mucho en una gran cantidad de ocasiones, pero que sin duda alguna no son infalibles, por ejemplo si tienes un ordenador demasiado anticuado. Aún con todo que realices algunas de las cosas que vamos a ver a continuación para optimizar Windows 10 deberían de echarte una pequeña mano a que tu ordenador con Windows 10 funcione un poco mejor y adquiera algo de velocidad.

Haz que ningún programa se inicie junto con Windows 10

Uno de los grandes problemas que la mayoría de los usuarios solemos tener es que nuestro ordenador tarda una auténtica eternidad en arrancar. Este problema en la mayoría de las ocasiones se lo achacamos al sistema operativo, en este caso a Windows 10, pero poco tiene que ver cuando a la vez que el sistema operativo hemos configurado otra docena de programas para que arranquen de forma simultánea.

Y es que en muchas ocasiones no somos conscientes de la enorme cantidad de programas que se inician cada vez que arrancamos el ordenador, la mayoría de los cuales no solemos necesitar. Para comprobar que programas se inician junto con el sistema operativo, y poder eliminar esta opción, debemos de pulsar con el botón derecho del ratón sobre el icono de inicio de Windows 10. Ahora deberemos de abrir el Administrador de Tareas, y pulsando la pestaña Inicio deberías de ver una imagen similar a la que se muestra a continuación;

Imagen del administrado de tareas de Windows 10

En la lista nos encontramos con todos los programas y procesos que se inicien al mismo tiempo que Windows 10, dándonos a conocer el impacto que tienen sobre el arranque del sistema. Para deshabilitar todos los programas que no consideres necesarios, al menos que se arranque de forma simultanea cada vez que enciendes tu ordenador tan solo deberás de marcarlos y darle al botón deshabilitar. No hay problema en que deshabilites los que quieras ya que podrás habilitarlos en cualquier otro momento.

Cortana, ya no te necesito

Cortana es sin ningún lugar a dudas una de las grandes estrellas de Windows 10, pero a la vez el asistente virtual consume una gran cantidad de recursos, sobre todo en ordenadores un tanto antiguos por lo que es muy importante que revises este punto si tu PC anda justo de hardware y quieres optimizar Windows 10 lo máximo posible.

Además el asistente todavía está muy lejos de lo que parecía que iba a ser en un principio y cada vez son más los que deciden desactivarlo para evitar molestas interrupciones y además ahorrar recursos.

Desactivar cortana para optimizar windows 10

Para desactivar Cortana, bastará con que vayas a los propios ajustes del asistente y le digas adiós para siempre, o al menos de forma momentánea y es que en cualquier momento podrás volver a activarlo y usarlo para que sea tu fiel compañero de viaje mientras usas Windows 10.

Reiniciar puede ser la solución a tus problemas

Puede parecer una auténtica tontería, pero dejar encendido el ordenador durante días, suspendiéndolo simplemente o cambiando de usuario para que nadie pueda acceder a nuestra sesión, puede acabar convirtiéndose en un problema de lentitud extrema. Y es que al no apagar nunca el equipo no se llega  liberar del todo la memoria usada con lo que ello supone. Si además usamos por ejemplo un juego con unos gráficos de gran calidad, que usa gran cantidad de la memoria, el problema puede ser todavía mayor.

Reiniciando podemos acabar de un plumazo con todos estos problemas, y hacer que nuestro ordenador vuelva a tener disponible toda la memoria, regresando a una normalidad donde todo funciona a una velocidad más o menos normal.

Ojalá algún día podamos mantener nuestro ordenador con Windows 10 encendido durante días o semanas, pero de momento nuestra recomendación es que si quieres hacer esto, lo reinicies al menos cada pocos días para evitar acabar quedándote sin memoria y tener que sufrir una lentitud del sistema que puede acabar por desesperarte.

El diseño de Windows 10; un problema para muchos

Cuando Windows 10 llegó al mercado lo hizo con una clara apuesta por el diseño y por diferenciarse a través de él por los cambios estéticos respecto a sus antecesores. Esto sin duda tuvo un gran impacto positivo, aunque a la vez ha perjudicado a los usuarios, sobre todo a aquellos que tienen equipos muy antiguos. Y es que por ejemplo todas las animaciones que tiene el nuevo sistema operativo se llevan por delante una gran cantidad de recursos, que a muchos nos hacen falta para otras cosas.

La parte positivo es que en cualquier momento se pueden desactivar estas animaciones, haciendo click con el botón derecho del ratón sobre el botón de Inicio de Windows, y accediendo a Sistema. Una vez ahí deberemos de acceder a la Configuración avanzada del sistema y en la ventana que nos aparecerá seleccionar las Opciones avanzadas. Dentro de la sección de Rendimiento deberemos de acceder a Configuración y dentro de las Opciones de rendimiento encontraremos la opción de Efectos Visuales donde podremos desactivar las animaciones de Windows 10 y otros aspectos relacionados con el diseño.

Imagen delas opciones de diseño de Windows 10

Ten en cuenta eso sí que a la hora de realizar ajustes sobre el diseño de Windows 10, nada se volverá a parecer a lo que venías usando, así que no te asustes y acostúmbrate cuanto antes.

El Inicio Rápido de Windows 10 puede ser un problema

Una de las novedades que trajo consigo Windows 10 es la del Inicio Rápido, que supuestamente permite iniciar de una forma más rápida el sistema operativo, aunque en ocasiones funciona de una forma totalmente opuesta, generándonos más problemas que beneficios.

Y es que en algunas ocasiones este tipo de inicio hacer que se ralentice el arranque de Windows 10, generándonos un problema. Eso sí, solucionarlo es bastante sencillo ya que deberemos de acceder a las Opciones de Energía y buscar la opción Elegir el comportamiento de los botones de Inicio/Apagado y en la nueva ventaja pulsa sobre Cambiar la configuración no disponible. Ahora ya podrás ver la función de Inicio Rápido y desactivarla en el caso de que la tuvieras activada y te diera más problemas que beneficios, por lo cual es muy importante que revises esta opción para optimizar Windows 10 al máximo.

Imagen del Inicio rápido de Windows 10

Si no encuentras esta opción no te preocupes y es que no está soportada por todos los equipos, a pesar de que tenga instalada la última actualización de Windows 10.

Haz tu conexión única y no la compartas con nadie

Desde su creación hace ya algunos cuantos años Internet se basa en el principio de compartir la información, pero Windows 10, de la mano de Microsoft, lleva esto hasta un nivel que a muchos se nos escapa entre los dedos. Y es que el sistema de actualizaciones del nuevo sistema operativo puede hacer que descargues contenido no solo de la red de redes sino de otros ordenadores, convirtiendo tu propio ordenador en servidor para las descargas de otros.

Esto hace en muchas ocasiones que nuestra conexión a Internet se ralentice, haciéndonos creer que nuestro ordenador se está haciendo mayor o se encuentra saturado.

Para optimizar Windows 10 un poco más y hacer tu conexión única y no compartirla con nadie deberemos de ir a la Configuración de Windows 10 y seleccionar la opción Actualización y Seguridad, luego Opciones Avanzadas, y finalmente pulsa en Elige el modo en que quieres que se entreguen las actualizaciones. Una vez aquí deberás de desactivar la opción Actualizaciones de más de un lugar.

Pon Windows 10 a funcionar a pleno rendimiento

Desde que la compañía con sede en Redmond lanzó la primera versión de Windows dejó clara su intención de cuidar y preocuparse por los usuarios, hasta el punto de que con Windows 10 este funciona por defecto a un nivel en el que el consumo y la salud general de tu ordenador son los grandes beneficiados.

Sin embargo esto puede ser un problema para muchos usuarios, por lo que una buena opción para ganar en velocidad y rendimiento deberíamos de poner a funcionar Windows 10 a pleno rendimiento. Para ello deberás de pulsar con el botón derecho del ratón en el Inicio de Windows 10 para acceder a las opciones de Energía. Tal y como se muestra en la siguiente imagen ahí podrás seleccionar un plan adicional para tu equipo.

Imagen de las opciones de energía Windows 10

¿Has conseguido optimizar Windows 10 para que funcione mejor gracias a nuestros consejos?. Cuéntanoslo en el espacio reservado para los comentarios de esta entrada o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes. Además si conocemos algún consejo más para optimizar el nuevo sistema operativo de Windows 10, háznoslo saber, y en el caso de que funcione ampliaremos esta lista.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *