Philips Momentum, análisis del monitor gaming “más grande”

Los jugadores más habituales y exigentes terminan por apostar por los monitores. La experiencia de poder jugar en tamaños superiores a las 55 pulgadas es cómoda y única, pero insuficiente en muchos casos cuando cada milisegundo cuenta. Los habituales de entre 24 y 32 pulgadas suelen estar presentes en los setups de los jugones. En este caso Philips ha decidido hacerlo a lo grande, no es una tele, pero tampoco parece un monitor. Te traemos el análisis del Philips Momentum, un monitor de 43 pulgadas 4K HDR  con muchas características espectaculares, ¿te lo vas a perder? Lo dudo mucho, así que ponte cómodo porque te traemos un monitor espectacular.

Materiales y diseño

Como no podía ser de otro modo, este Philips Momentum viene en una caja enorme y bien protegida, es bastante pesada y es que este monitor también tiene un peso superior al que puede presentar cualquier televisor de un tamaño similar. La apertura es clásica, sin embargo, para prevenir sustos es recomendable que alguien te eche una mano para abrirlo. Una vez que ya hemos abierto el monitor podemos ponernos manos a la obra a montar los dos soportes con los que cuenta y podemos echarle un vistazo general al diseño y los materiales.

  • Tamaño: 14,7 Kg
  • Peso: 97,6 x 26,4 x 66,1 cm

A pesar de lo que pueda parecer es bastante fino teniendo en cuenta el tamaño. En la parte trasera tenemos el clásico joystick con el que manejamos el control del menú, aunque trae incluido un mando a distancia. Tenemos una toma de corriente y el resto de conexiones. Está fabricado en plástico pero las primeras sensaciones son buenas, aunque sinceramente, yo cuando opto por monitores de un tamaño tan considerable siempre recomiendo a los usuarios optar por un soporte VESA y dejarlo anclado a la pared, así respetamos la higiene postural y evitamos posible fatiga en la visualización del contenido y el resto de apartados negativos de utilizar una pantalla “tan grande”. En la parte inferior del monitor es donde se encuentra precisamente la tira LED o como lo llama Philips el AmbiGlow. Destacamos también que el soporte es inclinable en vertical, desde los -5º hasta los 10º.

Especificaciones técnicas

Este monitor de 43 pulgadas (un tamaño quizás no demasiado tradicional) ofrece una resolución 4K UHD (3840×2160) con una densidad de píxeles de 103 PPP, por lo que en el aspecto general y gracias a su sistema de retroilunminación QDot vamos a tener buenos resultados, no a la altura quizás del OLED, pero una pantalla con esa tecnología y de estos tamaños podría costar un disparate. También destacamos el hecho de que los paneles con esta tecnología ofrecen mejor tiempo de respuesta, en el caso exacto de este tenemos 4ms, lo que es más que suficiente para jugar y está bastante por delante de los televisores de este tamaño.

  • Perfil de color: sRGB
  • Consumo: 162,69 vatios

Tenemos un tamaño total del panel de 108 centímetros y compatibilidad con HDR gracias a su certificado UHDA. La tasa de refresco se queda en los 60Hz, su primer punto negativo, sobre todo para los más jugones de PC, pero suficiente por ejemplo para PlayStation 4 Pro. El ángulo de visión es de casi 180º, algo también bastante como, y contamos con un brillo típico de 720 cdm (1000 cdm en el brillo máximo). La relación de contraste tampoco está nada mal, 4000:1 en un panel así.

Conectividad y funcionalidades

Contamos en este Philips Momentum con una buena variedad de conexiones, tiene entrada de audio, por lo que aprovechamos para destacar que efectivamente tiene altavoces integrados, algo bastante lógico en un dispositivo de este tamaño, sin embargo, como suele suceder en este tipo de monitores, los altavoces están más para sacarnos del paso que para ofrecernos un rendimiento espectacular, sinceramente, teniendo en cuenta el AmbiGlow yo apostaría por incluir una barra de sonido y redondear la experiencia.

  • 1x DisplayPort 1.4
  • 1x MiniDisplayPort 1.4
  • 1x HDMI 2.0
  • 1x USBC (modo DP Alt)
  • 2x USB 3.0
  • 1x entrada de audio
  • 1x salida de auriculares de 3,5mm

Definitivamente tengo que echar en falta un HDMI, si bien es cierto que contamos incluso con USBC, la realidad es que la conexión para imagen digital más popularizada sigue siendo el HDMI, y teniendo en cuenta el tamaño quizás habría que tener más en cuenta el hecho de que se va a utilizar constantemente con videoconsolas, hubiera prescindido de un DisplayPort y hubiera añadido un HDMI para tener al menos dos.

El AmbiGlow y una experiencia profunda

Es la versión para monitores del AmbiLight, Philips que es especialista en iluminación inteligente apuesta por incluir una tira LED en la parte inferior que nos estará emitiendo luz en color que se encuentra correctamente sincronizada con la imagen en tiempo real, esto es fantástico en la inmensa mayoría de dispositivos Philips que lo incluyen y sinceramente me encanta, los más jugones que por lo general son adictos a este tipo de luces lo van a agradecer y crea una fantástica atmósfera.

Cuenta además con un sistema de sincronización adaptable y un sistema de audio mejorado DTS Sound que sinceramente no hemos podido experimentar al máximo con los altavoces incluidos a pesar del Virtual Surround incluido, amo el sonido de calidad y vuelvo a recomendar una barra de sonido. Como ventaja cabe destacar que el USBC nos permite también transmitir imagen (como hemos dicho anteriormente) y que sus puertos USB 3.0 nos van a permitir incluso aprovechar la carga rápida de nuestros dispositivos móviles, el monitor Philips Momentum ocupará mucho espacio en nuestro escritorio, por lo que estas cosas se agradecen.

Experiencia de uso y opinión del editor

Este monitor es mucho, demasiado incluso para algunos usuarios. La realidad es que la experiencia de juego para PlayStation 4 Pro es más que favorable, sin embargo, los jugones de PC más exigentes pueden encontrar en su tasa de refresco un hándicap. Cuesta 549 euros y puedes adquirirlo en ESTE ENLACE. sin embargo, está pensado sólo para los que buscan el tamaño y una serie de características específicas como el AmbiGlow. Se hace complicado pensar que alguien pueda colocarlo en el escritorio, por lo que colgarlo de la pared es casi una necesidad, del mismo modo que usarlo como televisor es casi desperdiciar sus buenas características. Como monitor para videoconsola me parece increíble, pero quizás para jugar en PC se hace un tanto excesivo.

Philips Momentum, análisis del monitor gaming
  • Valoración del editor
  • 87%
549 a 699
  • 87%

  • Philips Momentum, análisis del monitor gaming
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 10 de noviembre de 2019
  • Diseño
    Editor: 90%
  • Calidad de imagen
    Editor: 90%
  • Rendimiento
    Editor: 80%
  • Conectividad
    Editor: 85%
  • Extras
    Editor: 80%
  • Portabilidad (tamaño/peso)
    Editor: 70%
  • Calidad-Precio
    Editor: 75%

Pros

  • Un diseño y tamaño espectaculares
  • El sistema Ambiglow sigue siendo espectacular e inversivo
  • Multitud de conectividad y funcionalidades

Contras

  • La tasa de refresco se queda en 60Hz
  • Echo en falta un HDMI más
 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches