Probamos la SSD de Other World Computing, OWC Mercury 6G

OWC Mercury 6G

Hoy ponemos a prueba un producto muy interesante, en esta ocasión enfocaré mi experiencia hacia Mac y sus usuarios, sin embargo este producto puede ser usado con cualquier sistema operativo de escritorio.

En esta ocasión os traigo una mejora, sobretodo para los usuarios de Mac del año 2012 o anteriores, se trata de una SSD de Other World Computing, una marca con años de experiencia a la espalda con Macs y que dedica su catálogo íntegramente a estos equipos de Apple.

En mi caso fui el comprador de un MacBook Pro de mediados de 2012, conocido como MacBook 9,2, un equipo portátil que viene de serie con un disco duro HDD de 500GB, 4GB de RAM, CPU Core i5 de doble núcleo a 2’5Ghz y GPU integrada Intel HD 4000, es importante saber los detalles del equipo por un solo motivo, para que podáis apreciar tremendo cambio de rendimiento entre un disco duro y una SSD de OWC.

Este equipo permite cierto grado de “actualización”, nos deja reemplazar los componentes no soldados como son el disco duro, el lector de CD’s, la RAM e incluso la batería y el ventilador en caso de avería.

Aprovechando esta circunstancia hice un par de modificaciones a mi equipo, un equipo que pese a costar 1.200€ es extremadamente lento (suerte que lo saqué de segunda mano a mitad de precio), y no hay color.

Se nota desde el arranque

Hasta ahora el arranque tardaba un minuto o incluso dos, era muy muy lento, si tenemos activado FileVault más aún, sin embargo desde que cambié el disco duro tradicional por la SSD Mercury 6G de OWC este es el aspecto que más me gusta (aunque no podría escoger uno solo tampoco), y es que ahora tarda apenas 10 segundos en tener el escritorio listo pasa su uso, que se aparte Hyperloop.

Las apps vuelan

Se podría decir que las apps ahora se abren antes de que yo lo pida, aunque por desgracia aún no hemos llegado a ese nivel de inteligencia en un SO, sin embargo y bromas aparte, las aplicaciones se abren al momento, desde “Preferencias del sistema” que tardaba un par de segundos antes hasta Final Cut Pro que ahora se abre en tan solo 1 segundo.

Multitarea, ahora de verdad

OWC Mercury 6G

Pero no acaba ahí, la mejora no solo se nota en el tiempo de ejecución (claro, hemos pasado de 80MB/s de lectura/escritura a 500MB o más), sino que la multitarea ahora realmente es una multitarea, sin exagerar, mi MacBook tarda entre 3 y 4 segundos en abrir absolutamente todas las aplicaciones que tengo instaladas, esto incluye Affinity Photo, Final Cut Pro, Motion, iTunes, TODO, creo que si hubiera intentado abrir todas las aplicaciones cuando tenía un disco duro me habría estallado en la cara.

Aquí es donde realmente se nota el cambio, antes, si estaba jugando al League of Legends (soy usuario Gamer), me veía obligado a permanecer en esa pantalla de juego, el atajo de “cmd + TAB” no reaccionaba, para navegar o algo debía cerrar el juego, ahora sin embargo este comando funciona a la perfección.

Esa no es la única mejora en mi experiencia con los videojuegos, la pantalla de carga de League of Legends u otros antes era eterna, ahora es fugaz, y con esto me refiero a que el tiempo de carga se ha reducido a unos pocos segundos en la gran mayoría de videojuegos que utilizo (ojo, no esperéis un aumento de FPS porque esto ya no depende del almacenamiento sino de la GPU).

Bienvenido Spotlight

Spotlight

¿Sabéis lo que es el Spotlight? Anteriormente pulsaba “cmd + Espacio” y salía una barra de búsqueda donde escribiera lo que escribiese no pasaba nada, salvo si me esperaba un par de minutos, entonces de pronto aparecían resultados.
Eso es cosa del pasado, ahora Spotlight es mi mejor aliado en el uso diario de mi MacBook, no entiendo como Apple comercializa un MacBook en el cual las funciones más interesantes no son capaces de funcionar por defecto, por suerte OWC está siempre ahí para sacarnos de un apuro, los resultados aparecen instantáneamente mientras escribo, una gozada diría si no fuese porque es así como debería funcionar por defecto.

¿Por qué comprar a OWC y no otras marcas más baratas?

OWC Mercury 6G

OWC como ya he mencionado lleva años dedicándose a componentes para equipos Mac, en su web encontraréis de todo, desde módulos de memoria RAM, pasando por sistemas de almacenamiento, baterías e incluso accesorios para vuestro equipo.

Pero eso no es todo, OWC cumple y supera los estándares de calidad de este tipo de dispositivos, mientras otras SSDs no llegan a ofrecer todo el potencial que esta tecnología tiene, las SSDs de OWC alcanzan el máximo rendimiento que esta tecnología permite.

Otras SSDs también acabarán funcionando lentas con el paso de los meses debido a problemas en la gestión del espacio libre, esto es un problema que Apple evita con la tecnología TRIM y que OWC no sufre debido a que su SSD posee un controlador SanDisk de alta calidad y un sistema de reciclaje activo que permite evitar la muerte de nuestra SSD y alargar su vida útil (ojo, en OS X El Capitan TRIM se puede activar de forma nativa, y desde OWC dicen que aunque no es necesario, es recomendable activarlo), y por si eso fuera poco, está repletas de sensores que te ayudarán a determinar la vida útil restante, la temperatura e incluso la cantidad de errores detectados y mucha más información.

Para terminar de convenceros, las SSD y todos los productos de OWC están ensamblados y diseñados en Estados Unidos, distribuyen sus productos con orgullo al cumplir los estándares de calidad que se imponen a la hora de fabricarlos.

Me la compro, pero…. ¿Cómo la instalo?

Sencillísimo, los chicos de OWC son especialistas en Macs por algo, tienen en su web un arsenal de vídeos instructivos donde hasta un mono que sepa seguir instrucciones puede cambiar el disco duro de su MacBook (y no solo sobre el disco duro, en su repertorio encontraréis casi cualquier cosa sobre cualquier modelo de Mac).

OWC

Para colmo en cada producto de OWC vienen incluidos todas las herramientas necesarias para su instalación; destornilladores, tornillos, paletillas, etc…

Y… ¿Qué hago con el disco duro?

OWC Data Doubler

Tenéis dos opciones, cada cual tan interesante como la anterior;

La primera es (si os decidís a darle esta nueva vida a vuestro Mac) comprar la SSD junto con el DIY Express Kit, sí sí, sé que el nombre no dice mucho, pero básicamente se trata de una carcaza que incluye un conector SATA 3 y un puerto USB 3.0, gracias a esto podremos introducir dentro cualquier disco de 2’5 pulgadas (tamaño del disco duro del MacBook y de la SSD de OWC) y utilizarlo como almacenamiento externo, a 80MB/s si es un HDD y a 6Gb/s (560MB/s) si es una SSD de OWC (otras SSDs pueden no conseguir esa tasa de transferencia de datos).

Las ventajas de esta primera opción es que podéis tener o un disco externo para archivos personales, películas o lo que queráis o incluso podéis seleccionarlo como Time Machine y utilizarlo como copia de seguridad para el día que necesitéis restaurar vuestro Mac o perdáis vuestros datos por el motivo que sea.

OWC Mercury 6G

La segunda opción es mi favorita, consiste en comprar el kit que incluye un adaptador llamado “Data Doubler”, este adaptador reemplaza en el interior de nuestro Mac la unidad lectora de discos “Superdrive” (si la tiene claro) y en su lugar nos permite utilizar ese segundo puerto SATA para añadir un segundo dispositivo de almacenamiento, es importante recalcar que algunos equipos tienen en este puerto una versión de SATA anterior (diría que los equipos anteriores a mediados de 2012, no incluyéndose estos últimos), esto implicaría que si tenemos un lector SATA 3 en el principal y un SATA 2 en el de discos podríamos conseguir velocidades de 560MB/s en el principal y 275MB/s en el secundario, pese a ello esto no debería afectar a la segunda opción, que es introducir el disco duro HDD en este adaptador y crear un Fusion Drive casero caminando la SSD y el HDD a través de Terminal, para hacerlo podréis encontrar guías por Google (si consultáis este blog publicaré una pronto).

Las ventajas de Fusion Drive son muchas, para empezar tenemos la velocidad de una SSD dedicada a nuestro sistema OS X, esto hará que el arranque sea inmediato y la apertura de aplicaciones del sistema también, luego la SSD se irá llenando hasta que no quepa nada más, momento en el cual OS X trasladará los archivos que menos utilicemos al disco duro HDD y dejará las apps y archivos que más uso reciban en la SSD, así se consigue una mezcla perfecta entre capacidad de almacenamiento y velocidad de ejecución.

Conclusiones

Ahora viene la parte que os interesa, saber si os conviene o no comprar este producto y donde hacerlo al mejor precio, pues bien:

Si sois usuarios de Mac y vuestro Mac venía con un HDD convencional actualizable, poniéndole esta SSD vais a tener un Mac nuevo en minutos, salvo si sois usuarios gamers (con la GPU no podemos hacer nada), introduciendo esta SSD vais a ver como el rendimiento de vuestro Mac pasa a otro nivel, no habrá aplicación que se os resista, os ahorraréis comprar un nuevo equipo (encima los de ahora vienen con todos los componentes soldados) y vuestro Mac no tendrá nada que envidiar a los nuevos en cuanto a velocidad, si tenéis una RAM de 4GB o inferior también sería recomendable subirla a 8 u 12 GB, OWC también pone a vuestra disposición estos módulos en su web.

Os dejo accesos a su catálogo, una vez en el link escoged el modelo y capacidad (o en algunos el modelo de vuestro Mac):

OWC Mercury 6G

OWC Mercury Electra 6G SSD

OWC RAM

Módulos RAM OWC

OWC Mercury 6G

OWC Data Doubler

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *