Sonos Beam 2, cuando parecía imposible mejorar lo existente [Análisis]

La gama de productos de Sonos es prácticamente perfecta, ni demasiado extensa, ni demasiado corta, centrándose en cubrir necesidades y sin estridencias. Sus productos no se pierden en el catálogo ni hacen dudar al consumidor, se limitan a brindar una oferta para una demanda. Sin embargo, la renovación de sus productos es constante porque aunque el producto rozara la perfección, todo es mejorable.

Analizamos la nueva Sonos Beam 2, la segunda generación de un producto casi perfecto y el ejemplo de que todo se puede mejorar. Descubre con nosotros cada detalle de esta nueva barra de sonido intermedia de Sonos con una versatilidad y calidad sin precedentes, ¿era posible mejorar lo existente?

Como en otras muchas ocasiones, puedes echarle un vistazo al unboxing completo, sus accesorios y todo el procedimiento de configuración de Sonos a través de nuestro canal de YouTube en el que te mostramos los detalles más cercanos del producto.

Diseño, reconocible pero maquillado

Si lo ves de lejos, el Sonos Beam de segunda generación podría parecer exactamente igual al de primera generación, y la verdad es que no. Como bien sabéis, hace tiempo que Sonos abandonó el textil de sus dispositivos, un material que quienes venimos acompañando a Sonos desde hace tiempo sabemos que puede suponer un problema en cuanto a limpieza.

En esta ocasión Sonos ha adaptado a su catálogo el único producto que le quedaba sin adaptar. El Sonos Beam 2 recibe en su frontal un elenco de perforaciones que aporta solidez al producto y que además lo sitúa junto con el resto de productos Sonos a nivel de diseño. Por pequeño que sea el cambio, el salto la hace sentir más ligera y moderna.

  • Colores disponibles: Blanco y negro
  • Tamaño: 69 x 651 x 100 milímetros
  • Peso: 2,8 Kg

La base superior sigue manteniendo intacta la disposición anterior con los controles táctiles multimedia tan típicos de Sonos y dos LED configurables, el de estado del propio Sonos y el indicador de funcionamiento del asistente de voz. En la parte frontal sigue coronando el logotipo de Sonos y la parte trasera queda para las conexiones. Ahora el Sonos Beam es más fácil de limpiar y se adapta a los nuevos tiempos, rompiendo el refrán, porque las segundas partes sí que pueden ser buenas.

Características técnicas y conectividad

Empezamos con el elenco de tecnología que se encarga de hacer que este Sonos Beam de segunda generación funcione como mandan los cánones Sonos:

  • Cinco amplificadores digitales de clase D ajustados al diseño específico del Sonos Beam 2
  • Un tweeter central
  • Cuatro altavoces de medios elípticos
  • Tres radiadores pasivos
  • Una matriz de cuatro micrófonos de largo alcance

Todo ello se ve acompañado de los protocolos PCM estéreo, Dolby Digital, Dolby Digital +, Dolby Atmos, Dolby True HD, PCM Multicanal y Dolby PCM Multicanal. Todo ello podremos identificarlo a través de la aplicación Sonos que nos indicará el tipo de sonido que está descodificando el Sonos Beam en ese momento.

A nivel de procesamiento, el cerebro del Sonos Beam de segunda generación crece un 40% en potencia al respecto de su antecesor, para ello monta una CPU Quad-Core de 1,4 GHz con diseño A-53 y 1GB de memoria SDRAM además de 4GB de memoria NV.

Para conectarse a la fuente de audio, que normalmente será el televisor, apuesta de nuevo por la tecnología HDMI ARC/eARC, así como conexión WiFi compatible con bandas de 2,4 GHz y 5 GHz, disponiendo también de un puerto Ethernet 10/100 para conectarla directamente al router. Además, como viene sucediendo en la inmensa mayoría de productos Sonos disponemos de compatibilidad con el protocolo AirPlay 2 de Apple, por lo que la integración con productos de la marca de Cupertino es suprema, sin retardos ni pérdidas de calidad.

Ideal para el televisor, pero también para la música

Como ya sucediera con el anterior Beam, nos encontramos ante un producto redondo y bien pensado para acompañar tu televisión. Dispone de su propio receptor de IR lo que te permite a través de la aplicación Sonos S2 en combinación con el sistema HDMI ARC/eARC controlar la TV de forma fácil y prescindir de más mandos. Con el mando de tu televisión vas a poder gestionar el volumen de la barra directamente. Todo ello se suma a la posibilidad de controlar la barra a través de la botonera táctil superior o la aplicación Sonos.

  • Puedes configurar tu Sonos Beam 2 con sonidos envolventes a través de varios Sonos One y Sonos Sub.
  • Tenemos un sonido envolvente virtualizado a través de sus cinco amplificadores digitales y la total compatibilidad con el mejor estándar de sonido en este aspecto, el Dolby Atmos que recibe como innovación frente a la anterior generación.

En este punto Sonos ha solventado el principal problema de muchas barras de sonido ofreciendo unos diálogos realmente nítidos. Puedes activar la función de mejora de voz para escuchar mejor los diálogos en caso de que haya un exceso de acción o estés escuchando el contenido a volúmenes muy bajos. En este aspecto el Sonos Beam de segunda generación funciona tan bien como el de primera.

Podrías imaginar que esto penaliza a la música, nada más lejos de la realidad. Esta Sonos Beam 2 es un producto híbrido, y es que a pesar de ser una barra de sonido centrada en la TV, puede utilizarse fácil y cómodamente como equipo de reproducción de música. El sonido es estéreo y nítido ya que su procesador identifica el tipo de contenido que estamos reproduciendo.

  • Un sonido perfectamente estructurado que si configuramos mediante TruePlay nos permite disfrutar de todos los rangos independientemente de la ubicación.
  • Los medios están optimizados incluso en sus frecuencias más bajas, la calidad de sonido cuando hablamos de música no es igualable por otras barras de sonido por estar afinadas para la televisión.
  • Tenemos una respuesta nítida a altas frecuencias y sus frecuencias bajas están muy realzadas, sinceramente en una habitación o salón de tamaño estándar veo prescindible un subwoofer independiente.

Todo un Sonos, con lo que ello conlleva

Como sucede habitualmente, Sonos ha huido por completo del Bluetooth en este producto que funciona siempre bajo conexión WiFi, esto permite conectar los principales asistentes virtuales, aunque nosotros lo utilizamos principalmente con Alexa, así como la integración completa a través de HomeKit con los estándares de AirPlay 2.

Disponemos, como no podía ser de otro modo, de conexión instantánea con Spotify, Apple Music y un elenco de decenas de proveedores de contenido multimedia.

Configurarla, como sucede con el resto de dispositivos Sonos, es tan sencillo como conectarla, abrir la aplicación Sonos, disponible tanto en Android como en iOS y pulsar «siguiente». La experiencia de usuario de Sonos es excelsa siempre en este aspecto.

Opinión del editor

Esta nueva Sonos 2 cubre las pocas carencias de la versión anterior, que no las tuvo de nacimiento, pero sí que las ha desarrollado con el paso del tiempo y el avance de la tecnología. Integra ahora Dolby Atmos para crear un efecto 3D que es más que suficiente para disfrutar de todo tipo de contenido, ofrece un diseño que casa con todo y un precio que, teniendo en cuenta su versatilidad y la confianza que Sonos genera en sus usuarios, está tremendamente ajustado.

En Actualidad Gadget siempre hemos dicho que el Sonos Beam es quizás el producto más redondo en la balanza calidad/precio de Sonos, y con esta segunda generación, que se mantiene en los 499 euros, no podía ser menos.

Beam 2
  • Valoración del editor
  • Puntuación 5 estrellas
499
  • 100%

  • Beam 2
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 28 de septiembre de 2021
  • Diseño
    Editor: 95%
  • Calidad de audio
    Editor: 90%
  • Conectividad
    Editor: 90%
  • Funcionalidad
    Editor: 95%
  • Instalación
    Editor: 99%
  • Portabilidad (tamaño/peso)
    Editor: 95%
  • Calidad-Precio
    Editor: 95%

Pros y Contras

Pros

  • Materiales y diseño que aportan solidez y sensación "Premium"
  • Variedad de conectividad y compatibilidad
  • Simplicidad en configuración y experiencia de usuario
  • Increíble calidad de sonido con estándar Dolby Atmos

Contras

  • La versión blanca tiene la base en negro
  • A veces no aparece en Spotify Connect sin motivo aparente
 

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.