Sonos Beam, analizamos posiblemente la mejor barra de sonido

Estamos de nuevo a la carga con el análisis de un producto de sonido de altísima calidad, una vez más es la firma Sonos la que ha decidido que le acompañemos para descubrir qué esconde esta barra de sonido tan peculiar, que es muchísimo más que eso, como cada uno de sus productos.

Tenemos bajo nuestro televisor el esperado Sonos Beam, te contamos sus características, precio y por supuesto analizamos cada detalle. No te pierdas este interesantísimo análisis para descubrir qué es lo que hace tan especial al Sonos Beam del que tanto se habla, y por supuesto cuáles son sus puntos débiles.

Diseño y materiales: A lo que Sonos nos tiene acostumbrados

Sonos no peca jamás de emplear malos materiales, eso acompañado de un diseño minimalista, ese que tanto se lleva ahora, hace que podamos disponer de un producto Sonos casi en cualquier salón o estancia de nuestro hogar, tengamos el estilo que tengamos. De hecho, sólo los chicos de Sonos saben hacer que un producto tan caro y bueno sea capaz de pasar desapercibido a simple vista. En primer lugar, este Sonos Beam nos ofrece un tamaño de 651 x 100 x 68,5 milímetros, unas dimensiones que se acompañan de sus casi 3 Kg de peso, los altavoces Sonos siempre tienen un peso pronunciado, el Beam no iba a ser menos.

Mientras tanto la fabricación del mismo está realizada en el plástico que caracteriza a la marca, ofreciéndose en dos variantes de color: blanco y negro. Por su parte envuelve el dispositivo una tela “acústicamente transparente” por completo desde el frontal hasta la trasera pasando por los laterales. Este Sonos Beam está redondeado, como siempre evitando los ángulos e intentando lograr una armonía en el diseño. Por arriba, al igual que por abajo, es completamente plano, una vez más el minimalismo resalta, aunque se nos hace extraño utilizar un altavoz de Sonos cuya rejilla no sea metálica. Puedes ver ambos colores en este enlace.

El frontal lo preside el nombre de la marca estampado en vinilo, mientras que para la parte superior dejamos el centro la botonera táctil de control multimedia, así como el logo del altavoz que representan las características de asistente por voz de las que goza este Sonos Beam (la versión en español de Alexa todavía tendrá que esperar…). En la parte trasera una pequeña hendidura será el hogar de las conexiones y el botón de sincronización para hacernos la vida más fácil.

Conectividad y Hardware: Para que no te falte de nada

Vamos a hablar del cableado primero, la fuente de alimentación parece vincularse a través de un cable propietario, aunque en realidad es un estándar compatible con muchos cables como por ejemplo los que usa casi siempre Sony. Por su parte disponemos de una conexión LAN (Ethernet) para los que no dispongan de una buena red WiFi en el hogar, así como el cable HDMI ARC que nos permitirá conectarlo directamente a nuestra televisión. Este cable HDMI ARC es uno de los protagonistas del hardware, y cabe destacar que tenemos un pequeño amigo inesperado, un adaptador HDMI a Cable Óptico que nos ha parecido un detalle brutal por parte de Sonos.

  • Bluetooth (no para el sonido sino para la conexión incial)
  • WiFi banda dual 2,4 GHz y 5 GHz
  • AirPlay 2
  • Asistentes de voz: Alexa y Google Home (en espera en España)
  • Ethernet 10/100
  • HDMI ARC
  • Adaptador HDMI > Cable Óptico

Más fácil es aún si no queremos cables, para eso está pensado, porque además de poder controlar la TV a través del HDMI ARC disponemos de todas las características que Sonos nos ofrece a través de su aplicación como la vinculación de la mano de Spotify, Apple Music y otros muchos proveedores de música en streaming, y es que el Beam es mucho más que una barra de sonido, de hecho yo diría que es una barra de sonido y además todo un altavoz inteligente Sonos. Para ello sólo tenemos que aprovechar su sistema plug-and-play, en menos de tres segundos tenemos sincronizado el dispositivo de forma totalmente correcta, otra de las señas de identidad de la marca.

El sonido y las capacidades de este Sonos Beam

Huelga decir que este altavoz cuenta con 4 woofers con forma elíptica con respuesta en frecuencia de rango completo, tres radiadores pasivos que mejoran la salida de graves ofreciendo una distorsión mínima, y un tweeter que es totalmente necesario para denominar al Sonos Beam como una barra de sonido. Si te preguntas el por qué, se debe a que este tweeter será el que acentuará los diálogos cuando estemos viendo una película o por ejemplo el noticiario, sin necesidad así de que otros sonidos de fondo tapen la información que nos quieren ofrecer.

Para ofrecer sonido de calidad tenemos cinco amplificadores digitales de clase D, y a pesar de que Sonos nos advierte de que es una solución para habitaciones de tamaño pequeño y mediano, tenemos claro lo que es capaz de hacer un Play:3 o un Play:5, así que  no esperábamos menos del Sonos Beam. Nuestro oído no engaña, y sinceramente creo que es más que suficiente para un salón estándar (de hecho creo que sobra), y ante cualquier duda, siempre podremos acompañarlo de un Sonos One gracias a su sistema multi-room. Así pues, podemos disfrutar tanto de señales PCM Estéreo como de Dolby Digital 5.1, sin embargo perdemos Dolby Atmos o DTS bastante populares en contenido BluRay.

En definitiva, he de admitir que me ha costado entender cómo los chicos de Sonos han sido capaces de meter tanto en tan poco, aunque no debería hacerme tanto el sorprendido teniendo en cuenta que hemos probado otros muchos productos de la marca y nos han dado la misma sensación, a riesgo de que el análisis pueda parecer poco objetivo, he de decir que Sonos nunca defrauda (hasta ahora…).

Calidad de sonido y experiencia de uso

Al hilo del punto anterior, el resumen es sencillo: Este Sonos Beam suena fuerte y suena bien. He probado casi todas las potencias que ofrece y no he sido capaz de percibir un ápice de “suciedad” o pérdida de calidad, indiferentemente del proveedor, ya sea Spotify, Apple Music o la propia televisión. He de decir, que disfrutar de un título en Netflix con esta barra de sonido es casi una experiencia religiosa, y más todavía si echas un vistazo a los productos que Samsung, Sony o LG ofrecen a precios sumamente similares, y que a pesar de ofrecer también un sonido de bastante calidad, se quedan muy lejos en lo que a conectividad se refiere, y es que el Sonos Beam, quiero resaltar, no es sólo una barra de sonido. Los graves son buenos, la ecualización es correcta para que no pierda identidad y casi no se echa en falta un subwoofer adicional (en mi caso cuento con uno en mi barra de sonido Sony), es lo más curioso del conjunto.

No obstante, recomiendo sumamente pasar un buen rato con el ecualizador, y es que cuando la película tiene una mezcla intermitente de acción y diálogo, podemos encontrar demasiado acentuados los graves, lo que está bien para escuchar Reggaetón en la casa, pero no tan bien para ver una película a medianoche en nuestro hogar, al menos eso es lo que piensas hasta que indagas en la aplicación de Sonos y te encuentras el útil Modo Noche, que aprovecha la inteligencia del dispositivo para no permitir que su señal salga de la habitación y minimizar las molestias sin perder calidad. Es por ello que debemos tener consciencia de la utilidad y capacidad de esta barra de sonido para poder adaptarla al momento y la situación. El sonido es más que suficiente, sobre todo teniendo en cuenta su versatilidad.

La experiencia de uso esta vez quizás no ha sido tan liviana como en otros producto Sonos, enfocados descaradamente a escuchar música. Este producto está enfocado a mucho más, y es por ello que debemos sacar partido a su aplicación para moldear el audio cual plastilina y así ofrecernos el rendimiento que cabe esperar de algo así. Si vamos a compararlo con un sistema Denon con DTS, capacidades 7.1 que sin duda va a sonar mucho más, estamos errando el disparo. Lo que destaca a este Sonos es precisamente la versatilidad en diseñ, calidad de sonido y conectividad. Quizás me quedo con toda la miel en los labios de probar cómo se defiende con Alexa, a pesar de que es totalmente compatible con AirPlay 2 por lo que integrarlo en mi sistema de domótica ha sido muy sencillo.

Opinión del editor

Análisis del Sonos Beam
  • Valoración del editor
  • 95%
449
  • 95%

  • Análisis del Sonos Beam
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 22 de octubre de 2018
  • Diseño
    Editor: 90%
  • Calidad de sonido
    Editor: 87%
  • Conectividad
    Editor: 90%
  • Portabilidad (tamaño/peso)
    Editor: 80%
  • Calidad-Precio
    Editor: 95%

He de admitir que llevaba un tiempo esperando que Sonos lanzara algo así, en primer lugar porque lo encontramos desde 449 euros en ambos colores disponibles en Amazon, no es ni de lejos uno de los productos considerados “caros” de la firma. Por otro lado prima la versatilidad:

Pros

  • Materiales y forma
  • Calidad y potencia
  • Conectividad
  • Precio

Contras

  • Aún esperando los asistentes virtuales
  • Debes ajustar bien el ecualizador
  • Buscas versatilidad y calidad: Este Sonos ofrecerá sonido de calidad, conectividad casi al máximo, un buen diseño y un precio comedido.
  • Buscas sonido Hi-Fi: Entonces debes dirigirte a otro tipo de productos, no está hecho para los extremadamente exigentes, sino para los que piden mucho más que sonido.

Si buscabas una barra de sonido, pero también querías un altavoz inteligente, dale la bienvenida a este Sonos Beam porque se ofrece como todo eso, va a ser difícil que eches algo en falta utilizando este producto.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.

Móviles libres de ofertaSmartwatches


Categorías

General, Reviews

Profesional del derecho, amante de la tecnología, y los videojuegos. Escribo por pasión y para transmitir conocimiento / Síguemen en Twitter: @miguel_h91

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.