Starkvind es la fórmula de IKEA para reinventar los purificadores de aire [Análisis]

IKEA está trabajando muy duro en implementar los diferentes productos que pueden abarcar la «domótica básica» de un hogar estándar. Prueba de ello son las innumerables colaboraciones con Sonos que hemos podido analizar anteriormente, así como su primera versión de un purificador de aire accesible que también probamos.

Ahora toca refinar productos, y esa ha sido la idea principal con el nuevo Starkvind, un purificador de aire versátil, que puede servir de mesa y con características a la altura de las circunstancias. Quédate con nosotros y descubre en qué consiste este peculiar purificador de aire de IKEA que hace temblar al resto de marcas dentro de este mercado.

Materiales y diseño: Te costará saber que es un purificador

Y el título sobre este apartado de diseño es el mejor resumen del dispositivo y el que creo, desde mi humilde punto de vista, que es precisamente su punto más favorable. Cuesta trabajo saber qué demonios es si no te lo dicen, y eso es bueno, porque en esencia es una mesa. Como hemos dicho, una mesa que tiene la capacidad de purificar el aire y que cuenta con el clásico sistema de montaje de IKEA que o bien amas, u odias. Yo aprendí una valiosa lección cuando amueblé mi casa, siempre tienes que comprar el atornillador eléctrico de IKEA, ganarás en salud y en tiempo.

  • Colores: Marrón Oscuro / Blanco Roble
  • Versiones: Con mesa integrada / En modo individual
  • Dimensiones: 54 x 55 centímetros

Pero no nos desviemos y sigamos hablando del Starkvind, el purificador de IKEA que si bien en su modelo de 149 euros puede ser una mesa auxiliar de 54 x 55 cm, también podemos comprarla en su versión de 99 euros que lo limita a ser un purificador bastante grande que dispone de un clásico pie metálico al estilo del modelo anterior. El cable de 1,50 metros se integra en una de las patas (tenlo en cuenta a la hora de ubicarlo) y se mimetiza muy bien con el entorno, sin embargo, esto limita por razones evidentes la ubicación de la mesa, que preferiblemente deberá colocarse cerca de una pared, o sofá para no tener un peligroso cable por ahí rondando.

Montaje y configuración

En esto de montarlo dependerá mucho del usuario y su personalidad. A mi me ha tomado a penas 10 minutos completar los 13 pasos. La mesa tiene a penas ocho tornillos que se colocan con la llave Allen incluida y la tapa en forma de click, el resto es más bien trabajo de montaje del purificador como la colocación de los filtros y el cableado.

En cuanto a la configuración, sencilla. El primer filtro ya viene montado pero en una bolsa, por lo que tenemos que acceder al habitáculo y desembolsarlo. Una vez hemos hecho esto, ponemos el segundo filtro de limpieza de gas que puedas adquirir por separado por 16€ (ideal para olores).

Llega el momento de aprovechar sus características de domótica. Este Starkvind dispone de conectividad con el sistema Tradfri de IKEA, así podremos trabajar desde la aplicación IKEA Home Smart. Huelga decir que el «puente» Tradfri es estrictamente necesario para ello. Simplemente seguimos los siguientes pasos:

  1. Abrimos la aplicación y seleccionamos el dispositivo
  2. Pulsamos el botón de emparejamiento cuando lo solicite
  3. Se conecta de forma automática

Ahora sólo debemos integrarlo con HomeKit de Apple o Alexa de Amazon y disfrutar. Este es, por cierto, el primer producto de IKEA Tradfri que emplea el sistema de emparejamiento automático de este modo, y es algo de agradecer.

Capacidades de purificación y características técnicas

Empezamos por las características técnicas básicas, este dispositivo cuenta además del modo «automático» con cinco potencias manuales que emitirán determinado ruido en función de la capacidad de purificación:

  • Nivel 1: 24 db para 50 m3
  • Nivel 2: 31 db para 110 m3
  • Nivel 3: 42 db para 180 m3
  • Nivel 4: 50 db para 240 m3
  • Nivel 5: 53 db para 260 m3

Como no podía ser de otro modo, el consumo eléctrico también se incrementará de forma progresiva, entre los 3W del modo mínimo y los 33W del modo máximo. Del mismo modo tenemos una serie de elementos que deberemos mantener.

  • Pre-filtro: Limpieza de dos a cuatro semanas
  • Captador de calidad del aire: Cada 6 meses
  • Filtro de partículas: Sustituir cada 6 meses
  • Filtro de gases: Sustituir cada 6 meses

El modo automático por su parte seleccionará la velocidad del ventilador en función de la calidad del aire gracias al medidor de partículas PM 2,5. Para sustituir el filtro cuando nos aparezca el aviso en el panel de control deberemos pulsar el botón «reset» que se encuentra en el interior, durante al menos tres segundos hasta que se apague el indicativo.

Experiencia de uso

Como bien hemos dicho, el filtro estándar sirve para eliminar polvo, polen y otros alérgenos suspendidos en el aire (PM 2,5). Por su parte, el filtro de gas nos permite eliminar humos, gases y sobre todo olores, un accesorio que se vende por separado y que desde mi punto de vista es necesario, pues sin él se nos priva de una de las características que precisamente para mi es la más interesante de estos purificadores, la de los olores. En épocas de frío es interesante poder «ventilar» la casa sin necesidad de abrir ninguna ventana, una buena pasada mañanera y se nota un olor a limpio indescriptible.

Como ventaja, disponemos de un diseño que sólo IKEA ha podido ofrecer hasta el momento y que nos libra de tener que justificar la colocación del purificador, que en muchas ocasiones es la razón que nos hace evitar su llegada a casa. Ahora sólo tendríamos que sustituir una de nuestras mesas auxiliares por esta Starkvind y tenemos un dos-en-uno. Este diseño se lleva especialmente bien con aquellos hogares decorados con elementos de IKEA, pero son bastante neutrales, no desentonarán en la mayoría de entornos y lo hace ideal incluso para oficinas.

A nivel de satisfacción hemos encontrado un buen rendimiento tanto a nivel de purificación del aire como en cuanto a eliminación de olores, acompañado de una integración absoluta con el resto de elementos domóticos del hogar e incluso de la propia IKEA como este estor inteligente que ya hemos probado con anterioridad. En este punto, el Starkvind por 159 euros me parece una alternativa muy a tener en cuenta.

Opinión del editor

Starkvind
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
99,99 a 149,99
  • 80%

  • Starkvind
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 27 de noviembre de 2021
  • Diseño
    Editor: 90%
  • Potencia
    Editor: 90%
  • Rendimiento
    Editor: 85%
  • Portabilidad (tamaño/peso)
    Editor: 90%
  • Calidad-Precio
    Editor: 90%

Pros y contras

Pros

  • Materiales y diseño
  • Integración con la domótica
  • Capacidades de purificación y sencillez

Contras

  • Requiere el puente Tradfri
  • La versión sin mesa no es muy atractiva

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.