SYMFONISK estantería, probamos la alianza IKEA – Sonos

Los que amamos este mundillo de la tecnología para el hogar venimos hablando mucho tiempo de lo relevante que puede terminar siendo esa alianza entre IKEA y Sonos, la empresa de muebles y decoración más popular junto con una de las firmas más alabadas por el público que disfruta del sonido conectado y de calidad. Pues ya tenemos entre nosotros los primeros productos que nacen de estas colaboraciones, contamos con la Estantería SYMFONISK y la lámpara SYMFONISK para poner a prueba con nuestro análisis esta alianza entre IKEA y Sonos, ¿te lo vas a perder? Lo dudo…

Como suele suceder en este tipo de productos de tanta calidad, optamos por hacer de forma simultánea a este artículo un análisis en vídeo que podrás ver en nuestro canal de YouTube y que sirve de cabecera para la lectura posterior. Como siempre, es mejor verlo que leerlo, así que te recomendamos que antes de empezar esta lectura en profundidad del análisis, aproveches el unboxing y la prueba de sonido que le hemos hecho a los productos SYMFONISK de IKEA y Sonos. Sin más dilaciones, vamos a comentarte qué nos han parecido estos altavoces.

Diseño y materiales: Un poco de Ikea, mucho de Sonos

Empezamos con el primero de los productos, la estantería y cómo no, abrimos este análisis con su diseño. Está construido en PVC y tiene un recubrimiento en la parte delantera textil, que se ocupa de tapar los altavoces, algo bastante habitual. Cuenta con tamaño de 23 x 21 x 32 centímetros para un peso total de 3,11 kilogramos. Es lo primero que te sorprende, y es que pesa bastante teniendo en cuenta que es de plástico, y esto para un altavoz es una señal de calidad. Es algo que también comparten otros altavoces de la firma Sonos, el peso nos asegura unos buenos drivers en su interior y un sonido más definido sin ruidos y vibraciones.

  • Colores: Blanco y negro
  • Materiales: Plástico y textil

Tenemos dos versiones idénticas en capacidades pero de distinto color, podemos optar por la versión negra y la versión blanca, algo que IKEA ha adoptado también de las costumbres de Sonos, que nos sirve todos sus altavoces en estas dos gamas cromáticas. El paquete cuenta también con los clásicos libros de instrucciones, un cable propietario para la conexión a la electricidad que viene en tonalidades idénticas al altavoz y un cable ethernet de categoría 5e por si necesitamos conectarlo sin WiFi. Poco más que hablar a nivel de diseño, claramente se defiende y es una alianza entre Ikea y Sonos. Se puede colocar tanto en vertical como en horizontal y los tres botones delanteros nos permiten manejar la música de forma fácil y efectiva.

Mucho altavoz, y poca estantería

Nos encontramos con un altavoz en el que tenía puestas pocas esperanzas, sin embargo, Sonos me ha vuelto a recordar que allá donde pone la mano hace arte. Enchufarlo es tan fácil como siempre, sin embargo, IKEA en su perenne empeño por ofrecerte los productos por piezas, te recuerda bien rápido que si quieres pegarlo a la pared, deberás adquirir a parte cualquiera de sus soportes, ya sea el gancho simple desde 6€ o el soporte completo (más recomendable) por 14€. Precio que deberás sumar inevitablemente al del altavoz.

Tenemos una estantería que es grande para ser un altavoz, pero pequeña para ser una balda. Como mesita de noche extremadamente minimalista es ideal, pero debes olvidarte de posar sobre ella cualquier lámpara, base de carga Qi o en definitiva, cualquier cosa que pretendas que viva encima de la estantería de forma indefinida, el motivo es que en cuanto te pases con el volumen de la música, y ya te digo que tiene cuerda para rato, va a acabar como poco en el suelo, no sin advertirte antes un zumbido atronador. Resultado: Es mejor que lo combines con otro mobiliario de IKEA como las estanterías KALLAX y te olvides de usarlo como una estantería de uso habitual.

Sonido y conectividad, cortesía de Sonos

Si ya has superado el trauma de instalarlo y saber donde vas a colocar, ya puedes relajarte, ahora viene lo fácil. Para quienes gozan de dispositivos Sonos y para los extraños, es todo un placer. Simplemente descargas tu aplicación Sonos de la Google Play Store o iOS App Store y procedes a la búsqueda de un nuevo altavoz. Pulsas el botón Play como te indica la aplicación y en menos de 10 segundos ya lo tienes instalado y funcionando, como mucho, habrá alguna actualización pendiente. Poco después puedes proceder a la configuración de la habitación para que el sonido inteligente llegue a todas partes de forma uniforme.

  • Conexión inalámbrica vía WiFi (no Bluetooth)
  • AirPlay 2
  • Sincronización con Spotify
  • Puerto RJ45 – Ethernet

En cuanto a la calidad del sonido, me encuentro gratamente sorprendido teniendo en cuenta el precio. Rápidamente te das cuenta de que es Sonos porque a pesar de ofrecer un sonido fortísimo en niveles altos, no aprecias a penas rotura en el mismo. Si bien, está un peldaño por debajo del Sonos One (que por cierto, cuesta el doble), sus 99 euros de precio están plenamente justificados por la calidad del sonido que emite, ni que hablar hace falta de que Sonos permite enlazar los altavoces con nuestras cuentas de Spotify, Deezer y mucho más. Este modelo SYMFONISK de IKEA nos ofrece toda la experiencia Sonos con la sencillez de un mueble de IKEA, poniendo a disposición de quien quiere gastarse un poco menos una serie de productos que hasta ahora estaban un poco más limitados.

Opinión del editor y experiencia de uso

Esta Balda SYMFONISK de IKEA y Sonos se ha convertido en un elemento más de mi despacho, difícilmente se puede ofrecer más por menos, y es que diseño, materiales, garantía y calidad de sonido por tan sólo 99€ no es tan habitual cuando hablamos de audio. No puedo dejar de recomendar este SYMFONISK de IKEA y Sonos como primer acercamiento si es que aprecias todo lo que un producto Sonos es capaz de ofrecerte, por la mitad de lo que cuesta un Sonos One, ya no pido que otra marca lo mejore, sino que lo iguale. Están disponibles en cualquier centro IKEA desde 99 euros.

Balda SYMFONISK de IKEA y Sonos
  • Valoración del editor
  • 93%
99
  • 93%

  • Balda SYMFONISK de IKEA y Sonos
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño
    Editor: 87%
  • Potencia
    Editor: 93%
  • Calidad
    Editor: 90%
  • Conectividad
    Editor: 97%
  • Instalación
    Editor: 70%
  • Portabilidad (tamaño/peso)
    Editor: 87%
  • Calidad-Precio
    Editor: 96%

Pros

  • Materiales y diseño a la altura del precio
  • Facilidad de uso y conectividad extrema
  • Instalación sencilla by IKEA
  • Un precio de derribo para un producto así

Contras

  • No salgas de IKEA sin los soportes de pared, que van a parte
  • Realmente no tiene demasiada utilidad como estantería
  • Podría tener micrófono y el asistente Alexa
 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches