Ubisoft, demasiadas malas decisiones

Ubisoft_Logo

Partamos de la base de que Assassin’s Creed Unity no es un mal juego, podrá gustar más o menos pero no estamos ni ante el peor Assassin’s Creed ni, como digo, un mal videojuego. Otra cosa es, está claro, que podríamos haber disfrutado de una experiencia mucho mejor si se hubieran tomado ciertas decisiones a tiempo.

Ubisoft, una de las compañías más grandes e importantes de la industria, ha pasado de enlazar el anuncio de un espectacular Watch Dogs y lanzar un fantástico y renovado Far Cry 3 a encadenar downgrade tras downgrade y haber sido ampliamente criticada por lanzar un poco optimizado Assassin’s Creed Unity. ¿Por qué una compañía de dicha importancia ha tomado tantas decisiones tan cuestionables en tan poco tiempo?

Lo de anunciar un título mostrando una buena ración de gameplay es algo que muy pocos estudios suelen llevar a cabo y en lo que Ubisoft se diferencia, algo digno de elogio. Los problemas vienen cuando dichas muestras de jugabilidad son sumamente edulcoradas y cuando llega el día de lanzamiento, meses (e incluso años después), sorprende que algo que se debería ver notablemente mejor debido a ese tiempo extra de desarrollo, está a años luz de lo que un día vimos.

Watch Dogs sigue siendo el ejemplo más sangrante. Anunciado en el E3 de 2013 sorprendió a todos por un planteamiento jugable llamativo y diferente a lo que habíamos visto en el género del sandbox que venía acompañado de un aspecto técnico de auténtico lujo en el que no desentonaba nada de lo que se veía en pantalla. Casi un año después llegaba al mercado y se comprobaba que ni siquiera un PC de la más alta gama podría mostrar en pantalla lo que habíamos visto 12 meses antes en Los Ángeles.

¿Por qué mostrar un aspecto técnico que sabes que ni siquiera vas a poder igualar en ordenadores de 1500€? ¿Por qué llamar la atención en un primer momento a sabiendas que terminaras pagando esta “publicidad engañosa”? Lo mismo ha pasado, de nuevo, con Assassin’s Creed Unity, distando mucho lo que ha llegado a nuestras consolas de lo que vimos en sus primeras muestras en forma de vídeo. Con Unity, pese a los antecedentes, era fácil ilusionarse y creer que lo que veíamos no sería muy diferente de lo que terminaríamos jugando al ser uno de los primeros títulos multiplataforma que se ha lanzado exclusivamente en PC y consolas de nueva generación. Nos equivocábamos. De nuevo, Ubisoft volvió a enseñar algo muy maquillado que, además, ha terminado saliendo en un estado prematuro y con mucho por pulir en varios aspectos.

Lo más curioso de este asunto es que sólo dos días después del lanzamiento ya estaban disponibles un par de parches que solucionan algunos de los errores más graves del juego y que, junto a una tasa de imágenes por segundo demasiado baja e inestable, le han costado muchos puntos en los distintos análisis de los medios especializados y, en consecuencia, provocaron una bajada del 10% de las acciones de Ubisoft en bolsa.

Ubisoft 2

Todos sabemos que no son los programadores ni el game designer los que marcan los plazos de desarrollo, si no que son unos señores de traje y corbata que más allá de polígonos y píxeles, saben de cifras comerciales y dividendos. Ellos invierten un dinero y quieren que se les devuelva pronto y con los máximos beneficios posibles, pero ¿tan dramático hubiera sido retrasar el lanzamiento de Assassin’s Creed Unity una semana o, a lo sumo, medio mes? Ha quedado claro que o tenían parte del trabajo adelantado o desde Ubisoft Montreal han trabajado con una celeridad digna de elogio para lanzar los primeros parches. ¿Por qué no haber esperado a solucionar estos errores y lanzar el juego algo más tarde? Parece claro que el objetivo era no saltarse la época de compras de Navidad costara lo que costase pero atendiendo a lo ocurrido quizá deberían haber valorado la opinión del usuario y la prensa por encima de las cifras de ventas.

Los antecedentes hablan por sí solos: Assassin’s Creed II es el título más valorado de la franquicia en Metacritic y es, para muchos (entre los que me incluyo), el mejor Assassin’s Creed hasta la fecha. ¿Qué le diferencia de los ocho juegos restantes? Es el único no precedido por un lanzamiento de otra entrega el año anterior. Es decir, Assassin’s Creed fue lanzado en 2007 y no fue hasta 2009, dos años después, cuando comenzamos la historia de Ezio.

Parece lógica la decisión que Ubisoft debería tomar con respecto a su franquicia estrella, en pleno proceso de decadencia. ¿Por qué no dejar respirar a Assassin’s Creed? Esto sólo conllevaría mejores ideas, mejor llevadas a cabo y, sobre todo, un producto final que no llegue repleto de errores y que merezca ser comprado. Además, un mejor desarrollo de historia y personajes podría haber desembocado en el mayor aprovechamiento de éstos y no haber desechado tan rápidamente personajes o épocas con potencial. Y no, la decisión tomada de alternar desarrollos de Ubisoft Quebec y Ubisoft Montreal no es camino a seguir; sí, tendrán más tiempo de desarrollo pero seguirán existiendo esas disonancias entre unos títulos y otros. Esa sensación de que con cada entrega cambia el camino a seguir. 

Sea como fuere y pese a que los pasos a seguir parecen realmente lógicos y sensatos, desde Ubisoft parece que el calendario y los dividendos mandan por encima del usuario o la calidad del producto final. En 2013, Ubisoft fue un referente en cuanto a lanzamientos y tratamiento de los videojuegos; la compañía empezará 2015 con una muy mala imagen que quizá le cueste demasiado quitarse de encima. Creo que ahora la pregunta que nos hacemos muchos es la de qué nos espera con The Division. Ahí Ubisoft volverá a tener mucho que perder.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *