Unas semanas con el HomePod: lo mejor está por venir

Hace dos semanas que Apple lanzaba oficialmente el HomePod, aunque sólo en Estados Unidos, Reino Unido y Australia. Un lanzamiento bastante limitado para lo que la compañía suele hacer últimamente, y que a muchos nos da la impresión de que responde a la nueva estrategia de la compañía de no lanzar las cosas precipitadamente en cuanto a software se trata.

Una calidad de audio excepcional para un altavoz de su tamaño, pero un software aún muy incipiente que además sólo está disponible en inglés hacen de este HomePod un dispositivo que cuenta con grandes virtudes en este momento, pero que tiene un amplio margen de mejora. Tras la review inicial que podéis ver en el vídeo que sigue a estas palabras, os cuento mis impresiones después de una semana usando el nuevo altavoz inteligente de Apple.

El sonido sigue siendo fundamental, por ahora

Los altavoces inteligentes están aún en una fase muy inicial de lo que pueden llegar a ser. Así empezaron los smartphones, y ahora las llamadas telefónicas son casi lo menos importante de lo que te ofrece un teléfono móvil, al menos para mucha gente. Seguro que hay días en los que no recibes ni realizas ninguna llamada, y sin embargo has estado usando el smartphone continuamente. Puede que dentro de unos años esto sea algo común también en los altavoces inteligentes, pero de momento no hemos llegado a este punto.

Por lo tanto escuchar música de calidad es aún algo fundamental para un buen altavoz. Y no hablo de buena música, porque eso cada cual tiene sus preferencias, sino de la música que te gusta con el mejor sonido posible. El HomePod cumple esa misión con creces. Con su pequeño tamaño llena todo el salón con buen sonido, independientemente de dónde te encuentres. Buenos bajos, buenos medios y buenos altos… el sonido se distribuye por sus siete tweeters y su altavoz de bajos con una enorme calidad, y el procesador A8 que incorpora gestiona a la perfección ese sonido.

Me gustaría comprobar cómo funcionan dos HomePods enlazados, algo que de momento no se puede hacer pero que llegará en una actualización de software dentro de no mucho tiempo, puede que con iOS 11.3, seguramente para cuando el HomePod esté disponible en España y otros países ya esté implementada la función. Pero de momento con un único altavoz puedo decir que es más que suficiente, diría que de sobra, para una habitación de tamaño medio-grande. Su volumen máximo es dañino para los oídos, pero no distorsiona. Incluso su volumen medio es demasiado alto si no quieres molestar al vecino a la hora de la siesta.

Te acostumbras pronto al control por voz

Ya se ah vuelto en algo rutinario eso de entrar en caso y llamar a Siri, y eso que está de momento en inglés. No me quiero imaginar cuando podamos usarlo en castellano, pero ahora mismo incluso mis niños ya ponen su música hablándole a Siri, le preguntan la hora o sobre el tiempo que hace. Es todo un acierto el haber prescindido (casi) de los controles físicos, entre otras cosas porque generalmente uno nunca está cerca del altavoz. No sueles poner el altavoz cerca de donde te sientas, por lo tanto ¿para qué queremos los botones?

El HomePod te permite controlar el volumen, pausar, iniciar reproducción avanzar y retroceder mediante toques en la parte superior, pero una vez los usé para el vídeo de la review apenas he vuelto a utilizarlos. Hablar con Siri es mucho más eficaz, y ademas como siempre está a la escucha y siempre te oye sin tener que alzar la voz no le pongo ni una sola pega a este método. Llevo usando los AirPods más de un año y aún no me he acostumbrado a usar Siri con ellos, pero con el HomePod es totalmente diferente, parece algo mucho más natural y te adaptas antes. El inglés actual hace que algunas cosas no te las entienda bien, o que haya listas con nombres en castellano que no reconozca, pero eso se solucionará cuando esté en nuestra lengua, esperemos que más pronto que tarde.

No puedo dejar de insistir en lo bien que te escucha Siri. al principio le sueles hablar en un tono superior al normal, pero poco a poco te das cuenta de que no es necesario, ya que te escucha mejor de lo que te puedes pensar. Aunque haya ruido en la habitación, la televisión esté puesta o incluso estés escuchando música con el HomePod, Siri siempre te escucha sin tener que levantar la voz. Hasta tal punto que incluso la persona más escéptica que puedo usar como “gold standard”, nada más y nada menos que mi mujer, ya empieza a usar Siri para apagar la lámpara del salón cuando nos vamos a dormir. Antes decía que había que hablar muy alto al iPhone o al Apple Watch. Prueba superada.

Controlando HomeKit con mi HomePod

Para controlar tus accesorios compatibles con HomeKit antes necesitabas un Apple TV o un iPad (mucho mejor el primero con más opciones de control), pero ahora podemos añadir a este listado el HomePod. El altavoz de Apple se convierte en una nueva central para los accesorios compatibles con la plataforma de domótica de Apple, y con él nos llegan nuevas formas de controlarlos. Incomprensiblemente Apple no dotaba al nuevo Apple TV 4K de un micrófono que nos permitiera darle órdenes para apagar las luces, conocer la temperatura o conectar el enchufe. Eramos esclavos del iPhone o de nuestro Apple Watch, y eso hacía que ese control vocal no terminara de ser algo completamente natural.

Apple ha conseguido dar un paso enorme con el HomePod por dos motivos. El Apple TV no es un producto demasiado popular fuera de Estados Unidos, y aunque la llegada de Netflix, HBO y Amazon Prime Video han ayudado a que se conozca más el dispositivo de Apple y a que algunos ya lo vean interesante, sigue habiendo una mayoría de personas que no terminan de convencerse de que ese Apple TV de 200€ merezca la pena. ¿Comprarse un Apple TV sólo para controlar HomeKit? Muchos lo ven como algo impensable teniendo ya televisores que integran las aplicaciones que necesitan para ver sus series o películas.

Sin embargo la cosa puede ser diferente con el HomePod. Un altavoz de calidad para escuchar música con un excelente diseño y que además te permite hacer de central para HomeKit puede provocar que muchas personas se decidan por fin a adquirir accesorios compatibles, y eso mismo se puede aplicar en el otro sentido: puede que muchos usuarios de HomeKit vean interesante el altavoz para controlar sus enchufes, bombillas y termostatos. Que sigan apareciendo fabricantes como Koogeek o IKEA que lancen productos compatibles a precios más asequibles también contribuirá.

Pero mucho margen de mejora

Cuando hablamos de las virtudes del HomePod desde luego no podemos incluir su faceta “inteligente”. Siri es el asistente virtual que Apple lleva desarrollando desde hace años, y si en el iPhone ya nos quejamos de que debería mejorar, en el HomePod está a mucha distancia, en pañales casi. Es cierto que lo que hace, lo hace muy bien: controlar Apple Music, enviar y leer mensajes, consultas en internet como el tiempo, el año de lanzamiento de un álbum o añadir notas y recordatorios. Pero cuando algo funciona tan bien, quieres más, y aquí empiezan los problemas.

Se ha hablado mucho del ecosistema cerrado de Apple en el caso del HomePod, de que no sea compatible con Spotify (aunque sí que lo es pero no mediante controles por voz) o de otras aplicaciones de terceros. Para mí todo eso es, de momento, algo prescindible. Obviamente soy usuario de Apple y por lo tanto tengo iPhone, iPad, Apple TV y uso Apple Music, así que las restricciones con servicios de terceros no me afectan demasiado. Pero el problema es que Apple ha puesto restricciones incluso con sus propios servicios y aplicaciones, y eso es incomprensible.

Mensajes, Notas y Recordatorios, además de Apple Music, eso es todo lo que de momento puedes usar si hablamos de aplicaciones de Apple. ¿Y algo tan básico como preguntar por mis eventos de calendario? Aunque pueda parecer broma, el HomePod no puede acceder a tu aplicación Calendario, ni siquiera puede realizar una llamada telefónica sin tocar tu iPhone. Eso que puedes hacer con tus AirPods o con tu Apple Watch usando Siri no puedes hacerlo con el HomePod… Increíble pero cierto. Apple ha querido hacer a Siri más tonta aún en su HomePod, y eso debe ser por motivos que desconocemos pero que pronto deben solucionarse.

Las posibilidades de que te ofrece el HomePod son enormes, y no sólo dentro del ámbito de la música. Además de lo que ya hace (y que repito, lo hace muy bien) y lo obvio que puede llegar a hacer (como eventos de calendario, llamadas o consultas más avanzadas en internet) se abre un mundo de posibilidades que hace soñar. Se me ocurre usar mi Apple TV y navegar por él sin tener que tocar el Siri Remote, inicio la reproducción de mi serie favorita hablando a mi HomePod, y apagarlo de la misma forma. Es sólo un ejemplo de algo que podría llegar a ocurrir en breve, siempre que Apple quiera, claro.

El HomePod está aún en Beta

La realidad es que el HomePod está aún en fase de desarrollo. Quizás la compañía se haya precipitado en su lanzamiento apresurada por el hecho de que ya existan productos similares, como el Google Home o el Amazon Echo, o con Sonos mejorando sus altavoces y añadiendo a su reconocida calidad nuevas funciones “inteligentes” en busca de captar parte de este nuevo mercado que aparece. Un lanzamiento limitado a tres países (Reino Unido, Estados Unidos y Australia) y sólo en inglés, cuando Siri ya es compatible con otros muchos idiomas, y con tan pocas funciones comparado con lo que Siri puede hacer en el iPhone.

Todas las señales apuntan a que el HomePod no está terminado, como tantos otros productos que la compañía ha lanzado. Se dijo lo mismo del Apple Watch no hace tanto, y no hace falta decir a qué nivel está ahora el smartwatch de Apple, prácticamente sin competencia en este mercado. El HomePod mejorará, no cabe la mejor duda, porque es una oportunidad que Apple no puede dejar pasar. Siempre se dice que lo mejor es comprar la segunda generación de cualquier nuevo lanzamiento de Apple, no estoy de acuerdo. Me encantará ir disfrutando de las mejoras de este primer HomePod a medida que vayan apareciendo, y mientras, disfruto de su extraordinario sonido.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.

Móviles libres de ofertaSmartwatches


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.