5 razones por las que no debes de comprarle un smartphone a tu hijo

Niños con smartphone

Recuerdo como si fuera hoy mismo el primer dispositivo móvil, porque aquello ni era smartphone ni nada, que me regalaron mis padres cuando cumplí 18 años. Era un Alcatel One Touch Easy y para mí era como tener un auténtico tesoro a cada momento en mis manos. Por aquel entonces comenzaban a llegar al mercado los primeros terminales y era difícil ver a alguien tan joven con un móvil.

Yo siempre me consideré muy afortunado por poder tener un móvil a una edad tan corta, pero ahora cada vez veo con más pena como niños de 5 o 6 años ya tienen su propio smartphone. En muchas ocasiones lo manejan mejor que yo y que casi cualquier persona, y terminan por apartarles de cosas que deberían de estar haciendo, como niños que son, y que no hacen. Para que no acabes con la infancia de ningún niño antes de tiempo, hoy vamos a ofrecerte 5 razones por las que creemos que no debes de comprar un smartphone a tu hijo.

El smartphone les hace olvidar los dibujos y los juegos

Cada vez son más los niños, de una corta edad, que viven obsesionados con por ejemplo algunos de los juegos más populares que nos podemos encontrar en la Google Play o la App Store. Esto hace que se levanten de la cama pensando en seguir pasando niveles de su juego preferido, dejen de ver aquellos dibujos que le tanto le gustaban o incluso dejan de lado sus juguetes favoritos.

No es malo que un niño juegue a algún juego de nuestro smartphone de vez en cuando, pero de ahí a que tenga su propio dispositivo móvil con 5 o 6 años lleno de juegos, creo sinceramente que es un tremendo error. Cualquier niño tiene toda la vida por delante para disfrutar de un smartphone, pero no tendrá toda la vida para poder disfrutar de la Patrulla Canina o Bob Esponja y de dar patadas a un balón.

Alteraciones del sueño

Niño durmiendo

Desde que los dispositivos móviles y las tablets llegaron al mercado hemos podido ver y leer muchos estudios que desaconsejan el uso de estos dispositivos un tiempo antes de marcharse a la cama a dormir y es que pueden alterar el sueño debido a la luminosidad de las pantallas.

Esto puede agravarse de una forma más importante en los más pequeños de la casa, dificultándose en gran medida la conciliación del sueño. Evidentemente una alteración en el sueño de un niño de corta edad repercute directamente en todo lo que haga al día siguiente. Se encontrará cansado, sin demasiadas fuerzas y por supuesto tampoco tendrá demasiadas ganas e interés en hacer sus deberes.

Pueden afectar al desarrollo cerebral de los niños

A pesar de que puede parecer extraño y difícil de entender una exposición excesiva a los smartphones, en niños de entre 0 y 4 años de edad, puede conllevar a un desarrollo cerebral incorrecto de los niños. Además también puede generar un retraso en el desarrollo en general de los más pequeños.

Según varios estudios un excesivo uso de los dispositivos móviles o las tablets a una corta edad puede acarrear déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y de la falta de autocontrol (rabietas).

El contenido inapropiado a su alcance

YouTube

Muchas madres o padres, cada vez que le dejan el smartphone a su hijo, y alguien le recrimina esa actitud siempre ponen la misma excusa. Esta no es otra que la de “solo está viendo vídeos en YouTube”. Lo que no se dan cuenta es de que el servicios de vídeos de Google está repleto de contenido inapropiado para cualquier niño, que tiene vídeos que jamás debería de ver a su edad a dos movimientos con el dedo.

Prestarle un dispositivo móvil a cualquier niño es darle la opción a que vea una enorme cantidad de contenido inapropiado. No hay nada malo en que vea sus dibujos preferidos en un smartphone, pero lo que no se debe de hacer jamás es dejarle el móvil a un niño sin un control parental para que no tenga acceso a a determinados contenidos. YouTube y en general la red de redes están llenos de contenido no apropiado para un niño de corta edad y eso se debería de vigilar siempre, y sin excusa, muy de cerca.

Pueden llegar a genera obesidad infantil

Cada vez que le regalamos o prestamos un smartphone a un niño estamos creándole un posible problema de obesidad. Y es que cualquier niño con un dispositivo móvil entre sus manos a buen seguro no se va a mover de un sofá o una silla en horas, porque va a poder ver infinidad de vídeos en YouTube y jugar a cientos de juegos que le llaman poderosamente su atención. Esto hace de forma inevitable que no haga ningún tipo de ejercicio.

De no tener un smartphone posiblemente no dejaría de correr y saltar, pero con un móvil entre las manos todo se vuelve muy diferente y no querrá moverse ni para beber agua. Como decíamos esto puede generar una obesidad infantil, pero además derivada de esta, puede llegar a sufrir una diabetes o problemas vasculares y cardíacos.

Opinando libremente

Cada uno es muy libre de hacer lo que quiera y de regalarle o no un smartphone a su hijo, pero creo que regalándole uno de estos dispositivos a un niño de una corta edad no ganamos nada de anda. Si decides que ha llegado la hora de que tu hijo tenga móvil, para por ejemplo poder tenerlo localizado en todo momento, piensa en lo bien que te lo pasaste en tu infancia y no le regales algo que le pueda apartar del mundo y además generar problemas. En el mercado actualmente hay muchos dispositivos móviles que son sólo un móvil y no un smartphone que le abre las puertas a demasiados problemas.

Los niños son niños y antes de que se pasen el día sentados sin despistar la mirad de un smartphone, deben de jugar detrás de una pelota, saltar y correr y disfrutar de otras muchas formas.

¿Eres partidario de regalarle un smartphone a un niño de una corta edad?. En el caso de que la respuesta sea afirmativa cuéntanos tus motivos. Para ello puedes usar el espacio reservado para los comentarios de esta entrada o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes.


Un comentario

  1.   JuanFran dijo

    100% de acuerdo

Escribe un comentario