Análisis de God of War Ascension

Tras la brutal destrucción del Olimpo a manos del inclemente general espartano, Sony Santa Monica ha decidido echar la mirada hacia atrás y narrarnos con más detalle los orígenes del atormentado Kratos en otra precuela que pone fin a las aventuras del icónico personaje en PlayStation 3.

Han sido tres años los que han transcurrido desde aquel imponente God of War III que nos dejó a todos con la boca abierta y las expectativas con este Ascension eran, evidentemente, muy altas. ¿Habrá sido Santa Monica capaz de superarse a sí misma?

La triste historia de venganza y traición de Kratos toma forma con esta precuela de las precuelas donde el general espartano, sediento de victorias y conquistas, pacta con Ares, el dios de la guerra, para asegurarse el triunfo en sus batallas. Sin embargo, el precio que ha pagado por ello ha sido muy caro, aunque Kratos no ha sido consciente de ello: deberá combatir a sus propios demonios interiores y acabar con toda criatura que se interponga en su camino para conocer la verdad sobre su vínculo con Ares.

En este punto entran en juego las Furias, seres creados para atormentar a aquellos que osan romper pactos con los dioses, aunque sabiendo cómo las gasta Kratos, serían más bien ellas las que deberían preocuparse por su propio pellejo. Entrando al trapo a la hora de valorar la trama, la verdad es que no aporta absolutamente nada que no sepamos ya, más allá de algún detalle para este mismo juego. Por otra parte, no nos toparemos con deidades o personajes con carisma, tampoco con combates del nivel de magnitud y epicidad de GOWIII, y para más inri, la duración del modo historia se antoja algo escasa con sus 7 horas.

Gráficamente, el juego es una auténtica maravilla y uno de los motivos de los usuarios de la consola de Sony para sacar pecho, pues incluso se han llegado a conseguir animaciones más fluidas o escenarios más amplios que los vistos en el anterior juego, y ojo, que hablar de God of War III son palabras mayores. Quizás alguna textura por ahí perdida no encaja con el nivel general, pero lo más llamativo y extraño son algunos problemas técnicos y bugs que empañan el apartado técnico del juego: alguna caída de frame rate, animaciones que no se ejecutan correctamente o quedarse atrapado en alguna zona del mapeado, además de algún que otro cuelgue, son los más frecuentes con los que me he topado en mis partidas. Ciertamente, desconcierta bastante que un triple A que proviene de un estudio de la categoría de Sony Santa Monica cuente con estos defectos en su versión final.

Me gustaría detenerme en el apartado artístico y en el diseño del juego. Para Ascension se utilizan escenarios y colores con tonalidades más vivas que en el decadente escenario de GOWIII, y algo que no me ha gustado ha sido el exceso de reciclaje de modelados de enemigos del juego anterior, algunos simplemente cambiados de color y otros con alguna modificación, pero que a fin de cuentas, son fácilmente identificables por aquellos que nos pulimos GOWIII. Hubiera sido de agradecer que se hubiera incluido un bestiario mayor y con mejores diseños, pues algunos de los nuevos enemigos, como los escarabajos verdes, parecen poco propios de God of War.

En el apartado jugable es donde parecen recaer más novedades: esta vez tendremos únicamente las espadas de Kratos, que se podrán utilizar con distintos poderes entregados por los dioses y usar hasta 4 magias distintas. Se ha implementado un nuevo medidor de ira que ofrece más movimientos, podremos agarrar a los enemigos con una de las espadas como si fuera un arpón con una cadena e incluso podremos arrebatar las armas de algunos enemigos y además también se ha actualizado la lista de combos. Otro aspecto remarcable es la IA enemiga, mucho más feroz y que nos fuerza a usar el contraataque con frecuencia, que en esta ocasión se ejecuta de una manera menos práctica y rápida y costará más cogerle el tranquillo a este movimiento. Los puzles vuelven a hacer acto de presencia (con los típicos de palancas y añadiendo ahora la posibilidad de degenerar o reparar el escenario con un amuleto), las plataformas siguen teniendo su peso pero la exploración se ha recortado bastante.

La gran novedad anunciada a bombo y platillo para este Ascension era la inclusión de un modo multijugador por primera vez en la historia de la saga, y qué decir… la verdad es que no resulta precisamente una maravilla, pues es bastante sencillo y apuesta por una diversión directa depositada en enfrentamientos para hasta 8 jugadores. No me pienso morder la lengua y señalar que quizás este modo haya sido uno de los culpables del resultado final de la campaña del juego. Por supuesto, para acceder a este multiplayer necesitaréis disponer de un pase online, el cual viene incluido en las copias nuevas del juego o bien puede ser comprado por unos 10 euros en la PlayStation Store.

Me duele decirlo, pero a mi juicio, este God of War es el título más flojo de todos los vistos para PlayStation 2 y PlayStation 3. No malinterpretéis mis palabras, pues no digo que sea un mal juego, pero no está a la altura del resto de aventuras de Kratos para sobremesa y no es un digno sucesor de God of War III. Tenemos un acabado gráfico magnífico y se nota el esfuerzo por renovar la jugabilidad (acercándose más al primer God of War), pero en la otra cara de la moneda tenemos aspectos impropios de lo que se esperaría de un título de esta envergadura: campaña floja y corta, menor epicidad, reciclaje de enemigos, hasta un menor nivel de violencia -no esperéis ver escenas tan explícitas como las muertes de los dioses en GOWIII– y un multiplayer de chichinabo. Da la sensación de que quizás este juego podría haber sido un buen programa para PS Vita -consola que necesita grandes juegos con urgencia- pero para PS3 se queda corto y por detrás de aquella maravilla que nos dejó pasmados hace 3 años.

NOTA FINAL MVJ 7.5

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *