Análisis de Killzone: Shadow Fall

Killzone-Shadow-Fall 1

Con todas las de la ley, Killzone: Shadow Fall es el juego excluivo de lanzamiento más importante de PlayStation 4 y el que mayor provecho saca a las bondades técnicas de la consola de Sony. Esta cuarta entrega de la franquicia de Guerrilla en consolas de sobremesa -recordad que la saga se inició en PS2– supone un nuevo ciclo para la marca.

Y es que el estudio pretendía añadir nuevas mecánicas jugables y evolucionar el universo de Killzone: de hecho, esta historia transcurre dejando un vacío argumental de treinta años tras los acontecimientos del final del divertido Killzone 3.

La destrucción del planeta Helghan ha sido toda una catástrofe que ha acabado con la vida de largos millones de helghast. A pesar de ser enemigos jurados, los vektan, ante la magnitud del siniestro, deciden acoger en su propio planeta a los supervivientes y cederles parte de su territorio, intentando forzar una convivencia pacífica que aguanta hasta tres décadas, distanciados  tan solo por un muro -evidentemente, la inspiración de esta idea surge del infame muro de Berlín que separó a tantas familias en la Alemania de la posguerra-.

Killzone-Shadow-Fall 2

La tensión ha ido creciendo con el tiempo y ya resulta insostenible. Ambos bandos están repletos de peligrosos sujetos que desean acabar con la paz para aplastarse unos a otros de nuevo. En el papel de Lucas Kellan, seremos un Shadow Marshall de la Agencia de Seguridad Vektan encargado de llevar a cabo peligrosas operaciones encubiertas. El guión del juego está más elaborado que en las anteriores entregas, aunque esto tampoco sea algo muy complicado, porque dicho sea de paso, ese era uno de los puntos flacos de los anteriores Killzone. Además, tampoco se evita caer en clichés y estereotipos, faltando más intensidad en la trama.

Killzone-Shadow-Fall 8

Una de las cosas que más aprecié del gran Killzone 3 fue la variedad de situaciones que nos proponía, algo que vuelve a suceder en este Shadow Fall y que me ha agradado bastante. No todo serán ensaladas de tiros o diestra y siniestra, también habrá misiones donde se premiará el sigilo, llegaremos a ponernos al control de vehículos, movernos en gravedad cero… Y todo esto en escenarios de una extensión más vasta que los vistos en PS3 -es más, hasta podemos activar una ayuda para localizar los objetivos en el caso de desorientarnos-.

Killzone-Shadow-Fall 3

La principal novedad jugable viene de la mano del compañero sintético denominado Búho: se trata de un drone aéreo al que podemos dar distintas órdenes con el panel táctil del DualShock 4. Este artilugio mecánico puede atacar a los enemigos, desplegar un escudo protector, lanzar una tirolina o descargar una bola de electricidad que dejará a los helghast aturdidos y que también permitirá desactivar escudos defensivos. Igualmente, servirá para piratear terminales y nos revivirá cuando se nos agote la energía. La variedad de tácticas y situaciones que pueden dar  a lugar esta novedad hacen, desde luego, mucho más rica y profunda la experiencia y nos permite marcar nuestra propia forma de jugar.

Killzone-Shadow-Fall 5

Pero las novedades no se quedan ahí. También hay que hablar del Eco Táctico: nos permitirá conocer la posición de los enemigos helghast en el mapeado, pero debemos ser precavidos y no abusar del mismo, pues la señal emitida puede ser interceptada y pondrá en alerta a los helghast. Finalmente, el modo Focus nos hará entrar en el clásico modo tiempo bala, dándonos ventaja sobre los movimientos de los enemigos, aunque a costa del uso de adrenalina. Por supuesto, no podían faltar los clásicos QTE en el programa.

Killzone-Shadow-Fall 6

A nivel visual, junto con Ryse: Son of Rome, podemos decir que Killzone: Shadow Fall es lo mejor que encontraréis gráficamente en este inicio de generación. Este exclusivo sí marca las diferencias y es una muestra inicial de lo que deberían dar de sí las consolas en el futuro. Destaca la nitidez y fluidez con la que se ve y se mueve todo –1080p, 30 fps-, aunque si nos ponemos a analizar minuciosamente alguna textura, nos topamos con elementos demasiados planos o que podrían haberse trabajado más, como el follaje.

Killzone-Shadow-Fall 4

Dignos de mencionar son la iluminación y el sistema de partículas dinámicas, que en su conjunto recrean una atmósfera muy convincente arropada por su efectismo en escenarios que pueden llegar a destruirse, aunque no de la manera en que ocurre en cierto fps donde esta característica es una de las principales del programa. Otro aspecto destacable es la conjugación de dos estéticas distintas en un mismo mundo y que corresponden a dos visiones distintas del mismo: la vektan y la helghan. Cada pueblo tiene su propia cultura, vestimentas, alfabeto, vehículos, armas…  Respecto al apartado sonoro, el doblaje sigue sin ser de los mejores que podamos escuchar, pero más que aceptables: realmente el problema radica en algunos momentos que no hay sincronización labial o que el volumen de los diálogos resulta demasiado tenue,  por lo que os recomendaría usar los subtítulos.

Killzone-Shadow-Fall 7

Finalmente, el modo multijugador dispone de diez mapas (los restos, los barrios bajos, la aguja, la división, la fábrica, el bosque, la estación, el muro, el ático y el parque), que resultan algo escuetos y se espera que en el futuro se amplíen en número con dlc. En cuanto a las clases, tendremos Explorador, Asalto y Apoyo, cada uno con sus características propias, aunque con la mayor parte del arsenal desbloqueado desde el principio. El búho también hace acto de presencia en el multijugador, aunque sus funciones vendrán determinadas por la clase de personaje que hayamos elegido. Destacable es el editor de creación de Zonas de Guerra, del que la comunidad de jugadores sacará el rendimiento adecuado en los próximos meses con total seguridad.

El estreno de PlayStation 4 parecía el escenario ideal para lanzar una nueva visión de Killzone, y eso es lo que ha intentado Guerrilla. A nivel técnico, es lo mejor que vais a encontrar en PlayStation 4 durante meses, aunque como juego no es capaz de calzar las botas de un gran FPS. El guión sigue siendo uno de los puntos flacos de los juegos de Guerrilla, el cual necesita ser más convincente, intenso y singular, tenemos algún problema con el sonido y el gameplay, pese a las buenas intenciones por hacer evolucionar la saga, no consiguen hacer de Killzone: Shadow Fall un referente debido a la falta de situaciones agudas, otras vistas mil veces y un gunplay que toma prestados muchos elementos de otros programas.

NOTA FINAL MUNDIVJ 6

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *