Análisis del portátil Acer Asipre 5 (2019) A515-54G

Los ordenadores portátiles siguen siendo uno de los mercados más importantes de la electrónica de consumo, a pesar de que se empiezan a vender cada vez menos debido a la mejora progresiva que han sufrido los dispositivos móviles como los smartphones y las tabletas. Si alguien sigue apostando por los ordenadores personales es precisamente Acer, una firma de la que hemos podido ver bastantes productos similares analizados en nuestra sección de “reviews”. Hoy tenemos en nuestras manos la última versión de uno de sus modelos vendidos, analizamos el Acer Aspire 5 (2019), un todoterreno pensado para ser un portátil equilibrado y para todos los públicos.

Materiales y diseño

Este Acer Aspire 5 está construido en una equilibrada mezcla entre plástico y metal, la parte superior de la tapadera sí que está construida en material metálico, mientras que el resto del equipo, incluida la zona del teclado donde ponemos las manos tiene una composición plástica. En determinados aspectos da una sensación de seriedad y buenos materiales. Está pensado para resistir bien el paso del tiempo y un uso continuado. El diseño es bastante minimalista, en la tapadera toma el protagonismo el logotipo de la marca podemos comprarlo en azul, negro y color plateado.

  • Dimensiones: 36.3 x 24.6 x 1.7 cm
  • Peso: 1,9 Kg

Sin embargo, a pesar de ello no nos encontramos ni ante un portátil especialmente delgado, ni tampoco ante un portátil especialmente ligero. Encontramos unas dimensiones y un peso que corresponden con los materiales empleados, el hardware que alberga en su interior y sobre todo las conexiones laterales, que encontramos a lado y lado, de las que dispone. Mencionamos también que contamos con un puerto de carga mediante clavija clásico, con una fuente de alimentación externa, por lo que Acer no ha apostado por el USB-C como mecanismo de carga a pesar de ser un dispositivo de 2019, hubiera sido interesante dejar atrás estos cargadores de clavija.

Especificaciones técnicas

Nos dirigimos ahora a lo puramente numérico, la “potencia bruta”, aquello a lo que debemos atenernos. Sabemos que estos datos no son por lo general una prueba fehaciente del rendimiento final, pero nosotros vamos a detallarte las especificaciones de la unidad probada.

Especificaciones técnicas Acer Aspire 5 (2019)
Marca Acer
Modelo Aspire 5 A515-54G
Sistema Operativo Windows 10
Pantalla LCD VA 15.6 pulgadas a resolución FHD
Procesador Intel Core i5-8265U de octava generación
GPU Nvidia GeForce MX250 2 GB / Intel UHD Graphics 620
RAM 8 GB DDR4
Almacenamiento Interno 256 GB de SSD + 1TB de HDD
Altavoces Estéreo 2.0 Acer True Harmony
Conexiones 2x USB 2.0 – 1x USB 3.0 – HDMI – Ethernet – USB Tipo-C – Jack 3.5 mm
Conectividad WiFi 802.11ac MIMO 2×2 – Bluetooth 5.0
Batería 4-Celdas (6 horas max)
Dimensiones 36.3 x 24.6 x 1.7 cm
Peso 1.9 Kg

Como podemos ver, a rasgos generales a este Acer Aspire 5 (2019) no le falta de nada, destaca su procesador i5 de Intel en su octava generación, aunque aprovechamos para recordar que es un modelo “U” por lo que tenemos un bajo consumo de batería, pero necesitaría del TurboBoost para sacar su máximo rendimiento. No está nada mal y es más que suficiente para un uso estándar de la mayoría de clientes.

Pantalla y multimedia

Nos encontramos ante un panel de 15,6 pulgadas a resolución Full HD, es un panel LCD habitual de lo que solemos encontrar en este tipo de productos. Sin embargo, en esta edición (al menos en el modelo que nosotros hemos probado), la firma ha decidido apostar por un panel VA, es cierto que estos paneles ofrecen mejor input lag por lo general, pero cuenta con la desventaja de que los ángulos de visión son bastante pobres, para quienes no estén acostumbrados a un panel IPS en un portátil puede no ser un punto negativo, pero los ángulos de visión se ven muy afectados.

Para el sonido Acer ha decidido Acer Aspire 5 - Ordenador... no suena nada mal, es potente y claro, unos altavoces más que suficientes para el uso habitual. En cuanto a la reproducción, el panel ofrece un brillo relativamente bueno sin alcanzar cotas llamativas, y un panel de colores y naturalidad bien ajustados. Cabe también mencionar que en este panel tenemos una tasa de refresco de 60 Hz que no está nada mal (otra ventaja de utilizar un panel VA). Sinceramente el panel, por no ser IPS me ha parecido su punto menos destacable, aunque en todo lo demás ofrece un buen rendimiento.

Conectividad, autonomía y experiencia de uso

En cuanto a la conectividad no nos falta absolutamente de nada, el WiFi da un buen rendimiento, tenemos puertos para todo lo necesario y también un HDMI (por fin una marca que se empeña en mantener un protocolo tan habitual como este).

A nivel de uso el teclado me ha parecido algo extraño, las teclas tienen un diseño un poco estrecho y el teclado numérico es quizás demasiado compacto, sea como fuere, se agradece que esté incluido, lo que no está nada mal. El trackpad me parece otro de los puntos flojos, pero es habitual de casi todas las marcas, el trackpad es algo que no parece avanzar demasiado en términos tecnológicos. El recorrido de las teclas es bueno y ofrece una escritura cómoda para el uso diario.

La mezcla del SSD con un HDD hace que el ordenador fluya y ejecute de forma eficiente tareas diarias de ofimática con Microsoft Office 2016, pocas quejas con edición fotográfica en Adobe Photoshop y algo cuesta arriba se le pone jugar a Fortnite, especialmente con Cities Skylines donde muestra muchas más quejas y sobrecalentamiento. Con las primeras tareas llegamos fácilmente a las cuatro horas y media de autonomía, jugando se reducen drásticamente, como es lógico, por usar la GPU dedicada.

Opinión del editor

Encontramos un portátil que rondará entre los 600 y los 800 euros (ENLACE) en función del modelo que elijamos. Tengo claro que tenemos opciones más baratas en el mercado y se encuentra cerca de un sector “premium” contra el que es difícil de competir, sin embargo, ofrece una buena relación calidad-precio si tenemos en cuenta el hardware que monta y que no le falta prácticamente de nada.

Contras

  • Panel VA con poco ángulo de visión
  • Un trackpad mediocre
  • El puerto de carga es estándar

Me ha gustado el tamaño del dispositivo y el hecho de que incluye un buen puñado de características que lo hacen una opción interesante. También está bien diseñado y es cómodo, así como incluye teclado numérico y una gran pantalla.

Pros

  • Buenos materiales, buen diseño y bien construido
  • No se echa en falta ninguna característica a nivel de hardware
  • No es muy delgado ni muy ligero pero es cómodo

También encontramos puntos negativos, como un trackpad mediocre, una pantalla VA con poco ángulo de visión y una autonomía que se ve claramente perjudicada con el uso de videojuegos.

Análisis del portátil Acer Asipre 5 (2019) A515-54G
  • Valoración del editor
  • Puntuación 3.5 estrellas
550 a 890
  • 60%

  • Análisis del portátil Acer Asipre 5 (2019) A515-54G
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 17 de febrero de 2020
  • Diseño
    Editor: 70%
  • Pantalla
    Editor: 70%
  • Rendimiento
    Editor: 80%
  • Conectividad
    Editor: 90%
  • Autonomía
    Editor: 80%
  • Portabilidad (tamaño/peso)
    Editor: 75%
  • Calidad-Precio
    Editor: 70%


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.