Análisis Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

metal gear v 1 mvj

Guns of the Patriots fue una despedida en toda regla a los personajes más legendarios de Metal Gear Solid que conocimos desde aquella inolvidable incursión en Shadow Moses en la añeja PlayStation. Justamente, y pese a los avisos reiterados de su creador, que siempre aseguraba con cada Metal Gear de turno que iba a ser el último, este The Phantom Pain sí que es un verdadero adiós con la ruptura y posterior amarga marcha de Hideo Kojima de Konami.

Pero este no es un ejercicio de nostalgia, más bien de júbilo por una entrega que profundiza en la jugabilidad más que nunca, y que al contrario de lo que sucedió con el exclusivo Guns of the Patriots, Metal Gear Solid V: The Phantom Pain no ha hecho discriminación de plataformas y está disponible tanto para consolas de la pasada generación como de la actual.

The Phantom Pain se planta delante del jugador con una presentación a la que no estábamos habituados en los Metal Gear Solid tradicionales de sobremesa: tendremos un basto escenario que explorar y en el que estarán repartidas tanto las misiones principales que desarrollan la trama -unas 50-, además de tareas secundarias. Eso sí, no faltarán las kojimadas, sello inconfundible de su creador, mientras que a la esencia del espionaje táctico -que permanece inalterada- se añaden más requisitos para superar los objetivos como realmente lo haría un verdadero Snake: estudiar las posiciones enemigas, marcar emplazamientos claves o decidir si atacar de día o de noche, serán decisiones que con cada partida se volverán pura rutina.

metal gear v 2 mvj

Además, ciertas misiones pueden volver a repetirse, pero los parámetros de éstas se tornarán cada vez más exigentes, obligando al jugador a tomar decisiones creativas para abordarlas. De esta manera, el desarrollo ya no resulta tan lineal y podemos invertir tiempo y recursos en mejorar la Mother Base, nuestra base de operaciones. Pese a que el mapeado es unas dimensiones generosas, a veces nos toparemos con sectores que son auténticos yermos y la verdad es que choca, pues desprenden la sensación no sólo de vacío, sino de incompleto.

metal gear v 3 mvj

Los que están habituados a la saga Metal Gear Solid tienen presente que cada juego se encuentra atestado de largas secuencias cinemáticas que nos narra la historia, siempre con un papel tan destacado en la saga y que muchos detractores han criticado. En esta ocasión, Metal Gear Solid V: The Phantom Pain no cuenta con un metraje tan extenso, de hecho, la mayor parte de las escenas álgidas se hallan repartidas entre en prólogo –Ground Zeroes– y el final del juego que ocupa este análisis. Y ojo, os recomiendo no perderos los contenidos de algunas cintas de cassette, ya que aportan datos verdaderamente cruciales. Finalmente, sobre este aspecto, debo decir que la trama no llega al nivel épico de otros capítulos, como Snake Eater o Guns of the Patriots: en The Phantom Pain parece que se ha invertido más esfuerzo en la experiencia jugable.

metal gear v 4 mvj

A nivel técnico, el Fox Engine despunta en detalles como los efectos de luz, mueve el juego a 60 frames por segundo y lo hace correr a una resolución de 1080p en los sistemas de última generación. En cuanto a la versión para las veteranas PlayStation 3 y Xbox 360, además de las  evidentes diferencias visuales, el port corre a 30 fps -con caídas en los momentos de mayor carga poligonal- y a una resolución máxima de 720p. Pero no nos llevemos a engaño, que pese a los años de estas consolas, el resultado logrado en las mismas hace de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain todo un milagro técnico para el hardware de una generación pasada. En el apartado sonoro, lo más chirriante es la voz de Kiefer Sutherland doblando a Venom Snake, cuando ya llevábamos largos años habituados al característico tono de David Hayter.

metal gear v 5 mvj

En resumidas cuentas, Metal Gear Solid V: The Phantom Pain es el capítulo de la saga que ofrece la experiencia jugable más profunda y rica, aunque en la otra cara de la moneda, se encuentran ciertas misiones poco inspiradas, una narrativa no tan excitante y una historia sin la memorable épica de otras entregas, y estos puntos, tratándose de un Metal Gear Solid, hay que tenerlos muy en cuenta, especialmente si eres un fan recalcitrante de la obra de Kojima. Este The Phantom Pain, más que secuela de Guns of the Patriots, debe interpretarse como una evolución de lo que fue Peace Walker para la ya olvidada PSP de Sony, y con todo, se trata de uno de los videojuegos más atractivos que podréis jugar en este 2015.

NOTA 9

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *