Cómo hacer Windows 10 más rápido

Desde el lanzamiento de Windows 10, hace tres años, muchos han sido los usuarios que han adoptado rápidamente la última versión de Windows 10 disponible actualmente en el mercado, una versión que mejora muchísimo en comparación con Windows 8.x, no solo en rendimiento, sino también en prestaciones y funciones. Además, el rendimiento en equipos menos potentes también ha mejorado considerablemente.

Windows 10, requiere de unas especificaciones similares, incluso algo inferiores a las que podíamos encontrar en Windows 8.x. De hecho, funciona perfectamente en los equipos que estén ejecutando Windows 7 también. Si nuestro equipo no es de última generación pero queremos sacarle todo el partido que nos ofrece, a través de unos pequeños trucos, podemos hacer que Windows 10 sea más rápido.

Desactivar animaciones y transparencias

Cuanto mas atractivo es estéticamente un sistema operativo, más oportunidades tiene de llamar la atención de los usuarios. Windows 10, nos ofrece un gran número de efectos visuales en este sentido, efectos como transparencias y animaciones, efectos que ponen a trabajar a la tarjeta gráfica en todo momento.

Si nuestro equipo anda justo de recursos, una de las mejores formas de evitar que vaya a trompicones, es eliminando todos los efectos visuales que nos ofrece, es decir, desactivar tanto las animaciones de los menús como todas las transparencias de las ventanas.

Cómo desactivar las animaciones y transparencias en Windows 10

  • En primer lugar nos dirigirnos hasta los Ajustes de configuración de Windows, a través del atajo de teclado tecla Windows + i.
  • Seguidamente, nos dirigimos hasta Accesibilidad > Pantalla.
  • En la columna de la derecha, bajo el título Simplificar y personalizar Windows, desmarcamos los interruptores Mostrar animaciones en Windows  y Mostrar transparencias en Windows.

Revisar los programas que se ejecutan al iniciar

Muchas son las aplicaciones que tiene la manía de instalarse en el arranque de nuestro equipo. La única razón para hacerlo es para ofrecer una mayor experiencia de usuario, ya que los tiempo de carga de la aplicación se reducen considerablemente, lo que repercute en el tiempo de inicio de nuestro equipo.

Si queremos reducir el tiempo de arranque de nuestro equipo, debemos revisar que aplicaciones se encuentran en el inicio y desactivar todas aquellas que no sean fundamentales para el funcionamiento del equipo.

Cómo eliminar aplicaciones del inicio de Windows 10

  • Para revisar que aplicaciones se inician junto con Windows 10, debemos acceder al administrador tareas a través de la combinación de teclas Control + Mayús + ESC.
  • A continuación, nos dirigimos hasta la pestaña Inicio.
  • Seguidamente se mostrarán todas las aplicaciones que se inician cada vez que encendemos nuestro equipo. Para desactivar las que no nos interesan, debemos pulsar sobre ellas con el botón derecho y seleccionar Deshabilitar.

Desactivar Cortana

Cortana es el asistente con el que Microsoft quiere ayudarnos en el día a día, un asistente que a no ser que utilicemos un portátil con micrófono integrado, es poco probable que lo utilicemos. Si es nuestro caso, podemos desactivarlo para que todos los recursos que el equipo destina a ella, los centre en lo realmente importante.

Cómo desactivar Cortana

  • En primer lugar debemos pulsar sobre el cuadro de búsqueda de Cortana y seguidamente en engranaje situado en la parte izquierda.
  • Seguidamente se abrirán las opciones de Cortana. Nos dirigimos hasta Hola Cortana y desactivamos el interruptor Permitir a Cortana responder cuando digas “Hola Cortana”

Borrar aplicaciones no necesarias

Aunque parece mentira, cuanto más espacio libre tienes en el disco duro, tu copia de Windows 10 irá mucho más rápida, por lo que siempre es más que recomendable, casi obligatorio, eliminar todas las aplicaciones que no utilizamos en nuestro equipo. De esta forma, no solo vamos a liberar espacio, sino que además, limpiaremos el registro de Windows, por lo que el rendimiento del equipo será mucho más eficiente.

Cómo eliminar aplicaciones en Windows  10

  • Nuevamente, nos dirigimos hasta los Ajustes de configuración de Windows 10 a través del atajo de teclado tecla Windows + i.
  • Seguidamente, pulsamos en Aplicaciones y seleccionamos Aplicaciones y características en la columna de la izquierda.
  • A continuación,  buscamos las aplicaciones que queremos eliminar y pulsamos sobre ella.
  • Justo debajo, aparecerá la opción Desinstalar. Al pulsar sobre esta opción, Windows 10 procederá a eliminar todo rastro de la aplicación.

Aumentar la memoria virtual

Cuando un equipo no dispone de suficiente memoria para poder ejecutar procesos, Windows hace uso del espacio de almacenamiento de nuestro equipo y lo utiliza como memoria para poder llevar a cabo los procesos necesarios, de ahí que otros de los consejos para que nuestro ordenador sea más rápido y tener siempre espacio libre suficiente en nuestro disco duro.

Windows 10 se encarga de gestionar la memora virtual de forma automática, siendo la opción más recomendable, pero también nos permite ajustarla de forma manual. Para modificarla, procedemos de la siguiente forma:

  • Nos dirigimos al cuadro de búsqueda de Cortana y escribimos Configuración avanzada del sistema.
  • A continuación, pulsamos en la pestaña Opciones avanzadas > Rendimiento > Configuración.
  • Seguidamente, nos dirigimos hasta Memoria virtual y pulsamos en Cambiar.
  • A continuación marcamos la casilla Tamaño personalizado y establecemos el Tamaño Inicial y el Tamaña Máximo, siempre en MB. Lo ideal es que el tamaño inicial sea 1,5 veces el la cantidad de RAM de nuestro equipo y el tamaño máxio, sea 3 veces la cantidad total de RAM de nuestro equipo.

Cierra las aplicaciones que no utilices

Conforme vamos abriendo aplicaciones, los recursos del sistema comienza a escasear.  Si bien es cierto que Windows 10 gestiona la memoria de una forma muy eficiente, en los equipos con especificaciones más justas, la gestión no es la misma y el sistema se puede colapsar continuamente, mostrando el reloj del tiempo cada vez que queremos realizar una acción.

Para evitar que nuestro PC acabe colgándose y nos veamos obligados a reiniciar el equipo, debemos ir borrando todas las aplicaciones que sabemos que no vamos a utilizar en ese momento, así la memoria del equipo se destinará por completo a la aplicación que necesitamos.

Elimina los archivos no necesarios

La acumulación de archivos que puede llegar a hacer nuestro equipo en ocasiones puede llegar a ser obscenos. Regularmente, debemos realizar una limpieza de los archivos temporales, archivos instalación y demás que se almacenan en nuestro duro y que al final, acaban perjudicando al rendimiento del sistema. También debemos acordarnos de vaciar regularmente la papelera de reciclaje.

Windows 10 nos ofrece una excelente herramientas, Liberador de espacio en disco, que se encarga en unos segundo de analizar nuestro disco duro buscando todos aquellos archivos que son prescindibles, y por lo tanto pueden ser eliminados por completo de nuestro equipo para obtener un mayor espacio de almacenamiento, menos archivos que indexar y por ende, un mejor rendimiento en nuestro equipo.

Instala un disco SSD

Los discos duros sólidos, nos ofrecen un rendimiento y velocidad muy superior a los tradicionales, los mecánicos de toda la vida. Con un SSD, tanto el tiempo de inicio de nuestro equipo, como el tiempo necesario para abrir cualquier aplicación se reduce considerablemente. Si tenemos un equipo que tarda aproximadamente más de un minuto en encenderse y cargar todo lo necesario, con un SSD, podemos reducir ese tiempo de inicio a unos 15-20 segundos, en el peor de los casos.

Los precios de este tipo de discos duros han bajado considerablemente en los últimos años, pero hay que tener en cuenta, que si buscamos capacidad de almacenamiento, este tipo de discos duros también nos la ofrecen pero a un precio muy superior al que nos ofrece un disco duro mecánico tradicional.

Si necesitamos espacio de almacenamiento pero queremos mejorar la velocidad de nuestro equipo con un SSD, podemos combinar ambos discos duros en un equipo de sobremesa, ya que nos permite instalar diferentes discos duros y unidades de almacenamiento. Si se trata de un portátil, tendrás que utilizar un disco duro externo mecánico para almacenar todo el contenido que necesites tener siempre a mano y reemplazar el interno por un SSD.

 

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.

Móviles libres de ofertaSmartwatches


Categorías

Ordenadores, Tutoriales

Ignacio Sala

Desde principios de los 90, cuando llegó a mis manos el primer ordenador, me ha apasionado todo lo relacionado con la tecnología e informática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.