Eduard Blanch inicia una huelga de hambre

Puedes pensar que el titular no tiene nada que ver con el motor, pero la realidad es que tiene mucho que ver, y es que Eduard Blanch es el máximo responsable del Circuito de la Selva que está en Sant Feliu de Buixalleu.

¿Por qué esta decisión? Pues básicamente por las injusticias que se han cometido con este proyecto, al cual le dieron via libre para existir hasta el último momento, cuando le denegaron el permiso de apertura una vez que todo estaba construído.

Tras el salto os dejo la carta que le ha enviado Eduard al Presidente de la Generalitat de Cataluña, la cual es realmente esclarecedora sobre los hechos. ¡Justicia!

Fuente | RevistaScratch


Eduard Blanch ha enviado una carta al ‘Honorable President de la Generalitat de Catalunya’ con el siguiente texto:
“Muy Honorable Sr. Presidente,
Me dirijo a usted con tal de hacerle llegar la historia del Circuit La Selva, de Sant Feliu de Buixalleu; una historia que me afecta personalmente, como propietario, y lejos de querer hacerle perder su valioso tiempo con banalidades de cualquier tipo, no tengo más remedio que buscar su apoyo ante la injusticia.
Mi nombre es Eduardo Blanch Cid, ex piloto y empresario, uno de tantos que hoy en día lucha por avanzar y vivir en un país dónde las oportunidades no están para perderlas. Desde muy pequeño el mundo del Motor en general y del motociclismo en particular ha formado parte de mi vida; he crecido amando cada momento que he pasado encima de una moto, i la experiencia me enseñó muy pronto el peligro inherente de estas máquinas, a las que no has tener miedo, pero a las que has de respetar siempre.
Le cuento todo esto porque fue mi espíritu emprendedor, junto con la pasión que aún hoy me motiva, la que me llevó a seguir adelante con un proyecto para la construcción de un circuito apto para hacer escuela, técnico pero que a la vez permitiese a los aficionados del mundo del motor a buscar aquel punto de velocidad tan agradable y divertido. Haciendo un esfuerzo económico y personal, e ilusionado como nunca antes estuve, retomé el proyecto. Y entonces empezaron los problemas.
El terreno dónde se encuentra el Circuit La Selva está ubicado en Sant Feliu de Buixalleu, pequeña población al lado de Hostalric. Se tramitaron absolutamente todos los permisos, y todo se realizó dentro de la más estricta legalidad; como siempre he hecho. Todos los trámites legales se llevaron a cabo con el beneplácito del Ayuntamiento de Sant Feliu de Buixalleu, que nos concedió la Licencia de Obra correspondiente así como también la Licencia de Actividad, después de conocer mis intenciones para con el Circuito. La orientación de la actividad es principalmente la de escuela y prácticas deportivas, y para que todos aquellos amantes del motor pudieran practicar su deporte favorito, sin tener que hacer uso de circuitos mundialistas, con el consecuente coste económico, ni tampoco tener que poner en peligro sus vidas y las de terceros en las carreteras, pero nunca para realizar carreras propiamente dichas.
Dicho y hecho, la inversión económica fue muy grande; pero todo el mundo contaba con que el Circuito empezara a funcionar desde el primer día, yo incluido. No fue así.
Desde que acabó el proyecto constructivo, con los informes de todas las revisiones favorables, el Ayuntamiento de Sant Feliu nos ha negado el permiso de apertura, alegando que el ruido molestaba a los vecinos, y que realizando unas modificaciones concretas en el circuito nos darían el permiso sin problemas.
En principio, las modificaciones reducirían las emisiones sonoras, y no habría problema de ningún tipo. Más inversión por nuestra parte, a pesar de que el circuito cumplía, según Medio Ambiente, con todos los requisitos necesarios, pero aún así se hicieron, con toda la buena intención del mundo.
Podría destacar, como muestra de buenas intenciones, que entre otras exigencias de una larga lista, tuve que reasfaltar la totalidad del circuito porque según el Ayuntamiento, el asfalto original no reducía el ruido emitido por los vehículos.
Desgraciadamente, el realizar todas las modificaciones tampoco fue suficiente, a pesar de que Medio Ambiente certificó que el ruido emitido por el circuito a pleno rendimiento entraba dentro de la normalidad.
El alcalde, Josep Roquet y la secretaria Pilar Berney no hacen más que poner trabas burocráticas, alargando el tiempo de espera y retrasando una apertura al público del Circuito, situación que se alarga más de tres años, tiempo durante el cual, además de la inversión inicial, hemos que tenido que sufragar los elevados costes de mantenimiento del circuito, con los gastos de personal correspondientes y evidentemente, difícilmente asumibles sin la fuente de ingresos que sería el propio circuito si estuviera abierto.
Debido a esta situación hemos interpuesto varias reclamaciones administrativas. Como ejemplo, le transcribo una resolución judicial dictada por el Juzgado del Contencioso Administrativo Núm. 3 de Gerona, procedimiento 251/09, con fecha 29 de marzo del presente año, respecto a un recurso presentado por el Ayuntamiento a una de estas reclamaciones:
Y cito:
“La estrategia de la representación procesal de la administración demandada en suscitar la inadmisibilidad del recurso por un motivo tan poco consistente y la manera en que lo ha hecho evidencian un ánimo dilatorio revelador de mala fe procesal, razón por la que es necesario imponer a la citada administración y a la parte condenada, que es quién formalmente lo planteó, los costes producidos en éste incidente”.
El terreno dónde está situado el Circuito es propiedad del ex alcalde, Vicenç Domènech, a quién le alquilamos y pagamos mensualmente la cuota correspondiente. Con el propietario del Circuito se firmó una cláusula en la que se establecía que, en caso de impago del alquiler, todas las instalaciones de la Selva Circuit pasarían a sus manos, una cláusula que en principio no me preocupó, evidentemente porque ¿qué podía pasar una vez que el proyecto fuera totalmente funcional y operativo?
Honorable señor Presidente, me dirijo a usted porque nadie más me puede ayudar, los responsables de esta tomadura de pelo militan en CiU, y gobiernan el pueblo desde el Ayuntamiento. Todas las entidades competentes me otorgaron los permisos e informes favorables correspondientes, y tengo en mi poder todas las revisiones necesarias para confirmar que el circuito es totalmente seguro, apto y funcional para su apertura al público; por ejemplo:
– Departamento de Agricultura, Ramaderia, Pesca, Alimentación i Medio Natural.
– Departamento de Medio Ambiente.
– Agencia Catalana de l’Aigua.
– Carreteras.
– Urbanismo.
– Diputación Provincial.
– Bombers de la Generalitat.
– Certificado de estudi Arqueológico.
No creo que al Ayuntamiento de un pueblo pequeño como es Sant Feliu de Buixalleu no quisiera tener unas instalaciones como La Selva Circuit funcionando cerca; puestos de trabajo, mejora del turismo, clientes para los restaurantes de la zona… una mejora inmensa, no sólo para el pueblo y cercanías, si no también para la comarca y para Cataluña entera.
Al hablar con personas relevantes dentro de CiU, ellas mismas me hacían saber que lo que estaba haciendo el alcalde de Sant Feliu de Buixalleu era prevaricación y abuso de poder; me decían que éste hombre no se volvería a presentar a la alcaldía, pero viendo que no es cierto y vuelve a presentarse al cargo, yo ya no sé qué creer.
Todo esto me parece una maniobra con muy mala idea, con tal de apoderarse del Circuito sin tener que realizar ningún desembolso, en el que hay invertidos más de tres millones de euros. Tres millones de euros que hemos puesto nosotros de nuestros bolsillos, con la mejor de las intenciones y con toda la ilusión del mundo.
Soy empresario desde siempre, y tengo muy claro que como empresario a veces se toman malas decisiones que comportan una pérdida de tiempo y de capital, pero el Circuito no fue una mala decisión, lo sé a ciencia cierta; pero me siento estafado, engañado y ya no quiero escuchar más mentiras. Lo he dejado todo en manos de la Justicia, pero todos sabemos que a menudo es más lenta de lo que nos gustaría y debería.
Esta situación me ha llevado a perder todos los recursos económicos. Ahora mismo no puedo afrontar los gastos del alquiler del terreno, con lo cual, y teniendo en cuenta la cláusula anteriormente citada, el Circuito y todas sus instalaciones pasarán irremisiblemente a manos del propietario del terreno, el ex alcalde de CiU Vicenç Domènec, perdiéndolo definitivamente yo todo. Los bancos están a punto de ejecutar la hipoteca de mi casa, porque tampoco puedo ya hacer frente a su pago, mi salud se ha visto dramáticamente menguada, y he perdido la ilusión y la confianza en las instituciones.
Y como ya no me queda tiempo para esperar que la Justicia se pronuncie, y no tengo nada que perder, sólo mi propia vida, he tomado la decisión de hacer una huelga de hambre indefinida, hasta que alguien me solucione el problema o, sencillamente, me dé una explicación clara y verdadera de lo que realmente está pasando con el proyecto de La Selva Circuit, que es tan mío como de todos los catalanes.
Agradeciendo su atención, le saluda muy atentamente,

Eduardo Blanch Cid

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Categorías

Noticias

Actualidad Foto

Perfil de editor de Actualidad Foto, una web especializada en fotografía que en marzo de 2015 fue integrada dentro de Actualidad Gadget.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *