Fin de soporte para Windows 7 ¿Qué puedo hacer?

Windows 7

Microsoft acaba de decirle adiós a Windows 7, una de las versiones de Windows más populares de los últimos años, con permiso de Windows XP. Desde hace unas horas, Microsoft ha dejado sin ofrecer ningún tipo de soporte a los usuarios particulares de Windows 7, es decir, ya no recibirán actualizaciones de ningún tipo.

Si tenemos en cuenta que Windows 7 se encontraba instalado en uno de cada cuatro equipos a finales de 2019, esta noticia sin duda es un duro golpe para mucho millones de usuarios, perro que en algún momento tenía que pasar, al igual que sucedió con Windows XP. Afortunadamente para todo hay una solución.

Qué significa el fin del soporte para Windows 7

Windows 7

Los usuarios particulares de Windows 7 ya no volverán a recibir ningún tipo de actualización, por lo tanto, estarán expuestos a las nuevas vulnerabilidades que se detecten a partir de ahora. Además, si se encuentra un nuevo bug que no se había detectado desde su lanzamiento hace 10 años, este tampoco se solucionará a través de una actualización.

Sin embargo, los usuarios de las versiones Profesional o Enterprise a seguirán recibiendo soporte hasta 2023, un tiempo más que amplio para que las empresas renueven sus viejos dispositivos por otros más modernos donde ejecutar Windows 10 sin ningún tipo de problemas de rendimiento.

El actualidad, más de 50% de los equipos con conexión a internet, ya tienen instalado Windows 10, un sistema operativo que a pesar de todas las bondades que nos ofrece, no ha tenido un camino sencillo entre los usuarios de Windows 7, usuarios que no se lo han puesto nada fácil a Microsoft a la hora de adoptar la nueva versión de Windows.

¿Qué puedo hacer?

Como he comentado al inicio de este artículo, hay una solución para todos los casos, o al menos en la mayoría de ellos. Con el fin del soporte para Windows 7 por parte de Microsoft, tenemos varias opciones dependiendo del equipo, las prestaciones y las necesidades de cada uno.

Actualizar a Windows 10 de forma totalmente gratuita

Windows 10

Dependiendo de la edad que tenga tu equipo, es probable que sea compatible con Windows 10. La herramienta de instalación de Windows 10 nos informará acerca de la compatibilidad. Si tenemos en cuenta que Windows 10 funciona igual de bien en un equipo con Windows 7, a no ser que este vaya arrastrándose en tu equipo, no vas a tener ningún tipo de problema.

Durante el primer año de vida de Windows 10, Microsoft permitió a todos los usuarios con una licencia de Windows 7 y Windows 8.x actualizar de forma totalmente gratuita a Windows 10. Una vez pasó el año, teníamos que pasar por caja, aunque de vez en cuando, abría una ventana que nos ofrecía nuevamente esta posibilidad.

Con el fin del soporte, en Microsoft han vuelto a habilitar de forma indefinida inicialmente, la posibilidad de actualizar tu equipo con Windows 7 a Windows 10 de forma totalmente gratuita. Eso si, lo primero y principal es hacer una copia de seguridad de todo el contenido que tengamos almacenado en nuestro equipo en una unidad externa, ya que si queremos que Windows 10 funcione a las mil maravillas desde el primer día, debemos formatear el equipo.

Una vez hemos realizado la copia de seguridad, debemos descargar la herramienta de actualización que Microsoft pone a nuestra disposición y seguir los pasos que os detallamos a continuación:

Actualizar a Windows 10

  • Una vez hemos descargado la herramienta de instalación Media Creation Tool, la ejecutamos en nuestro equipo.
  • La aplicación nos mostrará dos opciones: Actualizar este equipo ahora / Crear medios de instalación (unidad flash USB, DVD o archivo ISO) para otro PC.
    • Actualizar este equipo ahora. Esta opción nos permitirá actualizar nuestro equipo conversando toda la información que tenemos almacenada en el equipo.
    • Crear medios de instalación. A través de esta opción, podemos hacer un medio de instalación para instalar de cero Windows 10 en cualquier equipo, opción que debemos seleccionar para borrar todo el contenido de nuestro equipo y hacer una instalación limpia.

Actualizar este equipo ahora

Para poder actualizar nuestro equipo a Windows 10 desde Windows 7, nuestro equipo necesita de al menos 8 GB de espacio libre para así poder descargar Windows 10 y proceder a instalarlo. Una vez lo hemos descargado, tardará más o menos tiempo dependiendo de nuestra velocidad de conexión, el asistente nos preguntará donde se encuentran los archivos que queremos conversar.

Una vez hemos indicado la ruta o rutas donde se encuentran los archivos, el proceso de instalación comenzará. Una vez finalice, vamos a tener disponibles las mismas aplicaciones que ya teníamos instaladas en nuestro equipo con Windows 7. Hay que tener en cuenta, que el instalador descargará la misma versión que tengamos instalada (32 o 64 bits) por eso es recomendable hacer una instalación limpia y olvidarnos de la versión de 32 bits.

Crear medios de instalación

Lo primero que debemos hacer es seleccionar la versión de Windows 10 de 64 bits para descargar, para así poderse sacar todo el provecho a nuestro equipo, sobre todo si tiene más de 4 GB de RAM.

El proceso para crear un medio de instalación de Windows 10, también requiere de espacio libre de nuestro disco duro, concretamente 8 GB. Una vez se ha descargado  el archivo de instalación, el asistente lo descomprimirá en la unidad que hemos seleccionado para realizar la posterior instalación de cero.

Una vez hemos creado el medio de instalación, tan solo tenemos que apagar nuestro equipo y cambiar los valores de arranque de nuestro equipo a través de la BIOS para que se inicie con la unidad que queremos utilizar.

¿Y qué pasa con la licencia?

Actualizar a Windows 10

Si actualizamos nuestro equipo de Windows 7 a Windows 10, la nueva versión de Windows reconocerá la licencia que tenemos en Windows 7 la utilizará como si fuera de Windows 10. Esta información se quedará almacenada en los servidores de Microsoft, por lo que vamos a poder utilizarla las veces que queramos en el mismo equipo si nos vemos obligados a reinstalar Windows 10 en cualquier momento.

Si hacemos una instalación limpia, debemos introducir el número de licencia de  Windows 7 que tengamos cuando nos la solicita el programa. Una vez hemos instalado Windows 10, tan solo tenemos que dirigirnos hasta Configuración (tecla Windows + i) > Actualización y seguridad > Activación

En la columna de la derecha se mostrará si la clave que hemos utilizado es válida. Si no es una licencia oficial, lógicamente no vas a poder aprovechar la oportunidad gratuita que nos ofrece Microsoft para actualizar de Windows 7 a Windows 10 de forma totalmente gratuita.

Renovar tu equipo

Portátil con Windows 10

Si tu equipo ya se las veía y deseaba a la hora de utilizar Windows 7, no hace falta que te molestes es comprobar si Windows 10 es compatible. Va siendo hora de renovar tu equipo. Dependiendo de nuestras necesidades, podemos encontrar en el mercado diferentes equipos portátiles baratos o sobremesa a partir de unos 200 euros, equipos más que suficientes si nuestras necesidades pasan por ver nuestras redes sociales, consultar el correo, redactar un documento…

Cambiar de sistema operativo

Obviamente esta es la opción que menos se plantean los usuarios, sobre todo si hablamos de una opción basada en Linux. A pesar de que la interfaz de usuario es muy similar, dependiendo de la distro que seleccionemos, nos veremos obligados a buscar diferentes alternativas a la aplicaciones a las que nos hemos acostumbrado a utilizar, sobre todo si no disponen de una versión para Linux.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.