Qualcomm apuesta por un hogar mejor conectado gracias a las redes en malla

La sociedad a avanzado muchísimo en muy poco tiempo, tan sólo hay que mirar los accesorios y tecnología que utilizábamos en nuestros hogares hace unos 15 o 20 años para entender la gran evolución que estamos viviendo prácticamente sin enterarnos. Si echamos la vista atrás por un momento, seguro que hace tan sólo unos años, no pensábamos en navegar a gran velocidad desde nuestros smartphones o tablets, tener varios ordenadores todos conectados a internet en nuestra casa e incluso un frigorífico que haga la compra por nosotros.

Atendiendo a un estudio publicado nada menos que por GSMA, en 2012 por cada familia compuesta por unas cuatro personas se estimaba que un hogar podía tener conectados unos 8 dispositivos mientras que, en 2017, esta cifra se ha incrementado hasta los 24, una cantidad nada despreciable que no hará más que crecer ya que, para 2022 se espera que alcance los 50 dispositivos por familia de cuatro miembros.

Debido precisamente a esta enorme cantidad de dispositivos que se conectan a un mismo punto de acceso, se hace patente, cada día con una mayor necesidad, que el paradigma actual en las redes debe de cambiar. Para esto, según las últimas novedades de una compañía del calado de Qualcomm, se necesita crear más puntos de acceso que ayuden a la vez que eliminan la fricción. Esto es lo que se conoce como mesh networks o redes en malla, un concepto que seguro dentro de muy poco comenzarás a escuchar bastante.

Las redes en malla ofrecen una mejor experiencia a todos los usuarios de una misma casa

Entrando un poco más en detalle sin llegar a la parte más baja o básica del funcionamiento neto del hardware, comentarte que las redes en malla es un concepto tan sencillo como el hecho de que, en lugar de contar con un solo router en nuestro domicilio y repetidores capaces ampliar el rango de tu red, o generar otra, pero con una calidad relativamente baja, las redes en malla funcionan con varios puntos de acceso interconectados entre sí sin necesidad de una configuración previa.

Ampliando el punto de vista de todo lo anterior, básicamente lo que nos propone Qualcomm es algo tan simple como tener varios router repartidos por la casa cuya configuración sea completamente transparente para el usuario, es decir, una persona cualquiera tan sólo tendría que adquirir un nuevo router, instalarlo en casa y conectarse, tan simple como esto, ya que a diferencia de hoy día, donde es hasta complicado cambiar la contraseña de acceso al router, toda la configuración se realizaría de forma automática.

El principal inconveniente de una red como esta es su elevado coste

En este contexto me gustaría plasmar las declaraciones realizadas por nada menos que Rahul Patel, vicepresidente senior y gerente general de conectividad de Qualcomm:

El gran reto y objetivo en los hogares es que el usuario medio, que la mayoría del tiempo usa la red WiFi doméstica en cámaras, en smartphones, en portátiles o en muchos otros dispositivos, no sufra congestión, que se produce en cada hogar a causa del uso continuado de las mismas frecuencias. Es además, ese mismo usuario medio, quien no tiene por qué lidiar con configuraciones complejas, y por ello las redes en malla ofrecen lo que Qualcomm llama ‘SON’, redes auto organizadas, que configuran todo automáticamente.

A día de hoy el alcance de las redes normales no es suficiente. Podría ser suficiente para enviar datos, pero no para enviar y recibir vídeo desde la esquina de cada casa. El usuario espera conectividad que brinde calidad HD en toda la casa, incluyendo el baño.

Las redes en malla que estamos viendo a día de hoy están basadas en el estándar 802.11 ac pero, las que veremos en los próximos años están basadas en el estándar 802.11 ax, dadas sus capacidades para reducir la congestión desde el punto de vista de la modulación, similares a las que a día de hoy se usan en redes móviles.

Personalmente he de reconocer que este tipo de tecnología me atrae bastante, lamentablemente también hay un punto negativo en la misma y es que a día de hoy pueden tener un precio demasiado alto ya que un equipamiento completo con tres puntos de acceso puede suponer un desembolso para el usuario final que puede rondar los 300 o 400 euros aunque, según se ha informado desde la propia Qualcomm, esperan que este precio se reduzca durante los próximos meses.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.

Móviles libres de ofertaSmartwatches


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *