Qué televisor comprar (consejos para elegir bien)

Consejos para elegir bien al comprar televisor

Cuando yo era pequeño, y os juro y perjuro que no soy tan viejo, en mi casa había un televisor en blanco y negro, sin botones, con una rueda que te permitía sintonizar con escasa precisión “la primera cadena” y “la segunda cadena” de Televisión Española. No existían los canales de televisión privados, ni por aire ni por cable, ni Movistar, ni Netflix ni nada que se le pareciese, ni a kilómetros de distancia. Así que los televisores no sólo eran tan simples como corresponde a la época, sino que además la variedad era muy limitada y, sinceramente, no importaba el televisor que tuvieras, ¡para lo que echaban en la tele!

Pero los años han pasado, las tecnologías han evolucionado y ahora, para acertar al comprar un televisor, casi hay que estudiar un master, con prácticas incluidas. ¿Pantalla LCD u OLED? ¿Pantalla curva o plana? ¿HD, 4K? ¿Con conexión a internet o sin ella? ¿Smart TV? ¿Y qué hay de los conectores? ¿Qué conectores debe llevar y de qué tipo? En fin, un auténtico jaleo al que hoy vamos a tratar de poner orden con estos consejos para comprar un buen televisor.

¿LED u OLED? He aquí la cuestión

Para elegir qué televisor comprar, vamos a comenzar por discernir el tipo de panel que va a tener nuestro nuevo televisor, LED u OLED. De modo coloquial, podemos decir que la tecnología OLED es algo así como un “LED supervitaminado”. La mayor diferencia entre una y otra la encontramos en el hecho de que los paneles OLED no emplean sistemas de retroiluminación sino que son capaces de apagar y encender cada uno de los píxeles de manera individual, lo cual se traduce en un mejor contraste, mayor gama cromática, negros más puros, intensos y realistas, mayor detalle de las sombras….

Panel OLED de LG

Por otro lado, los televisores con paneles OLED son más delgados y más ligeros sin embargo, cuentan con algunos inconvenientes importantes:

  1. Los televisores OLED son más caros que los televisores LED, estando el precio de los más baratos situado entre los 1500 y los 1700 euros, salvo oferta, claro está.
  2. No hay modelos de tamaño inferior a las 55 pulgadas por lo que, si necesitar o quieres una tele menor, no podrás escoger esta tecnología.
  3. Aún sufren de “retenciones” o “quemados” de imagen cuando una imagen fija queda demasiado tiempo expuesta, por lo que en absoluto son buenos candidatos si también la vas a emplear para conectar tu ordenador.

Tamaño y resolución

A la hora de comprar un nuevo televisor, la calidad de la imagen y el tamaño de la pantalla resultan aspectos esenciales, tanto combinados entre sí, como con respecto al lugar donde va a ir colocado nuestro televisor y la distancia a la que vamos a estar viendo la tele. Pero vayamos por partes.

Tv Samsung

La mayoría nos sentimos tentados a comprar el televisor más grande que haya, siempre y cuando quepa en en salón o en el dormitorio, y con la mayor resolución posible. Sin embargo, resolución, tamaño y distancia de visionado, deben ir en consonancia. Al respecto podemos encontrar decenas de opiniones, algunas más fundamentadas que otras, pero nosotros vamos a tomar las indicaciones proporcionadas por la Society of Motion Picture and Television Engineers, que digo yo que algo sabrá de esto:

  • Para televisores con resolución Full HD (1920×1080 píxeles), la distancia de visionado debe situarse entre el doble y cinco veces la anchura del aparato.
  • Para televisores con resolución UHD (3.840×2.160 píxeles) o 4K, la distancia de visionado es la mitad, es decir, entre el equivalente a la propia anchura del televisor y 2,5 veces dicha medida.

Por lo tanto, debemos considerar el espacio en el que vamos a instalar nuestro nuevo televisor, con el fin de acertar y que se encuentre a la distancia óptima de acuerdo con su resolución.

Además, también es aconsejable tener el cuenta el ángulo de visión pero, siendo sinceros, ¿quién ve la tele siempre en la misma postura y en el mismo lugar? Yo a veces estoy tumbado en el sofá, de un lado o del otro, o en el sillón, que está a un extremo del sofá, y ni os cuento las veces que me quedo embobado sentado en la silla. Así que corramos un tupido velo al respecto y no nos compliquemos en exceso.

Conexiones

En el momento de comprar nuestro nuevo televisor, es fundamental que observemos al detalle el tipo de conexiones que tiene y su número, no vaya a ser que luego deseemos conectar un reproductor de DVD y nos quedemos con las ganas.

Conectividad de un televisor

En primer lugar, repasa con dispositivos de que dispones por casa y que deseas conectar a tu nuevo televisor. En serio, hazlo, porque siempre se nos olvida alguno.

Comencemos por los puertos HDMI, fundamentales para conectar dispositivos como un ordenador, un Apple TV, un Chromecast y demás, pero también para un reproductor Blu-Ray, por ejemplo. Con la versión 1.4 ya vamos sobrados sin embargo, si prefieres estar preparado para el futuro, comprueba si tiene algún conector compatible con HDMI 2.0a y también en el estándar de protección anticipa HDCP 2.2.

En cuanto a Internet, piensa en el uso que le vas a dar, y si va a ser muy intensivo o no. Para una tele Full HD será suficiente con un conector Ethernet a 100 Mbps o una conexión WiFi N de 150 o 300 Mbps. Pero si te lanzas a por un televisor 4K y además vas a ver muchos contenidos en esta calidad, lo mejor será que los puertos de conexión sean Ethernet Gigabit, y la conexión WiFi, AC.

¡Ah! Y no te olvides de que cuente con puertos USB para conectar un pendrive p un disco duro externo con tus pelis, pero también periféricos como un teclado, un ratón…

Pantalla plana o pantalla curva

Ya hemos escogido la tecnología de nuestro nuevo televisor, y también el tamaño y la resolución de su pantalla y además, nos hemos fijado en que cuenta con todas las conexiones que vamos a necesitar, así que la inmensidad de opciones se va reduciendo y ahora lo hará aún más cuando escojamos entre pantalla plana o pantalla curva.

Televisor de pantalla curva

Los televisores de pantalla curva nos van a llamar la atención en cuanto nos situemos frente a uno de ellos. En teoría, la experiencia es mucho mejor; el grado de inmersión en los contenidos es mayor ya que la distancia entre nuestra vista y el aparato siempre es la misma en cada punto, claro está, si nos mantenemos en relación al centro del televisor. en cada punto del panel. Y ahí es precisamente donde radica uno de sus puntos débiles: si estamos situados frente a uno de los lados de la pantalla, la calidad de imagen ya no será la misma y ésto, amigos, es habitual, a menos que siempre veamos la tele solos.

Por otro lado, los reflejos son mayores que en una pantalla plana, sobre todo cuando la luz llega de alguno de lo laterales.

Por lo tanto, antes de elegir un televisor curvo, debes tener en cuenta la distancia a la que lo verás, desde donde le llegará la luz, y si la lo vas a ver sólo o acompañado por mas personas.

¿3D?

Reconozco que no soy muy amigo del 3D, al menos no del 3D que nos tratan de vender en la actualidad. La escasez de contenidos de calidad, la pérdida de nitidez en muchos casos, la incompatibilidad entre formatos y, por supuesto, unos precios en ocasiones exagerados, más aún teniendo en cuenta lo anterior, me permiten recomendarte directamente que NO te lances a por un televisor 3D pues de hecho, incluso su futuro está en cuestión en estos momentos.

Televisor 3D

Plataforma Smart TV

Tampoco soy muy amigo de los televisores con plataforma Smart TV integrada pues, aunque ha habido avances, aún pecan de cierta lentitud, reinicios, apps que tardan la vida en cargar, cierres inesperados, incompatibilidades y funciones que, al final, suelen defraudar. Mi consejo es que adquieres un televisor “no smart” y lo acompañes de un Apple TV o un Chromecast o algo similar, según tus gustos y necesidades.

Android TV apps

Aún así, en la actualidad, las principales plataformas son FireFox OS, webOS, Tizen y por supuesto, Android TV.

La clave se encuentra en cómo esté implementada esta plataforma Smart TV en tu televisor y, evidentemente, el hardware que la mueva. Sin embargo, piensa una cosa: tu nuevo televisor lo usarás al menos cinco o diez años así que, escojas la plataforma que escojas, te dejará colgado y sin actualizaciones compatibles antes de que necesites adquirir un nuevo televisor.

Audio

Y llegamos así al último de los aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar un nuevo televisor; último pero no último en importancia ya que el audio es tan importante como el vídeo para disfrutar a tope de una buena peli.

Con el progresivo adelgazamiento de los paneles, también se ha reducido el tamaño de los altavoces (desde las 4, 5 o más pulgadas hasta las 2,5 o 3 pulgadas de tope actual). El resultado es evidente: el sonido es pobre, y al carecer de graves, el audio se distorsiona cuando subimos el sonido. Y  aunque un servidor no es de oído fino, eso se nota.

Sistema de altavoces para televisor de Philips

En consecuencia, la mejor solución ante este problema generalizado es que reservemos parte de nuestro presupuesto para adquirir un sistema de sonido, torre de sonido, barra de sonido, e incluso un sistema inalámbrico por WiFi o bluetooth. Hay muchas, muchísimas opciones y de muy buena calidad. Y para asegurarte de no tener problemas, volvemos a hablar de conexiones y te recomendamos que te asegures de que tu nuevo televisor cuenta con cuenta con una salida óptica de audio, RCA analógica y una HDMI ARC, así tendrás aún más opciones para elegir tranquilamente.

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Categorías

Televisores

Jose Alfocea

Siempre con ganas de aprender, me encanta todo lo relacionado con la Historia, el Arte o el Periodismo y especialmente, las nuevas tecnologías y su... Ver perfil ›

4 comentarios

  1.   antonio pisa dijo

    Yo soy muy aficionado al tema audio visual , tengo un televisor samsung 4k y un proyector de alta definicion, tengo que decir que lo mejor es un buen proyector pero conectado al ordenador con una buena tarjeta grafica en este caso la pantalla es de 80 pulgadas, por la experiencia de muchos años la mejor vision es poniendo el televisor o pantalla en rincon sobre 180 grados, pero ATENCION , la mejor forma de vision es poniendo una luz o luzes detras del tv o proyector, blanco-azuladas, es la mejor manera que se adapta el cerebro y los ojos y una lampara de pie mas o menos donde estemos sentados con luz calida , eso si no se tienen que ver las lamparas hagan la prueba .

    1.    Jose Alfocea dijo

      ¡Muy buen consejo! Y muy currado. Habrá que ponerlo a prueba. A ver si cae algún consejo extra de los lectores y vamos completando el post. ¡Un saludo!

  2.   Piccolo Nene dijo

    Muy buenos consejos, gracias por el artículo.

    ¿Cómo es posible que a últimos del 2017 aún no haya televisores Oled inferiores a 55 pulgadas?

    En fin…

    1.    Jose Alfocea dijo

      Gracias a ti por visitar nuestro blog. Ojalá estos consejos sean de utilidad. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *