Reolink C2 Pro, una forma inteligente de vigilar tu casa [Análisis]

Seguimos centrados en el análisis de productos IoT o destinados a hacerte la vida más fácil en el hogar, la demótica, la vigilancia y la seguridad son apartados sumamente interesantes y que están explotando mucho más que nunca gracias al crecimiento de los asistentes virtuales a precios de derribo como los de Amazon y Google.

En esta ocasión analizaremos un producto de una firma que ya hemos tenido con anterioridad, hablamos de la Reolink C2 Pro, una cámara de vigilancia muy versátil y barata. Por eso, te invitamos a que te quedes con nosotros porque vamos a enseñarte con todo lujo de detalles esta última cámara de Reolink.

Como en ocasiones anteriores, vamos a descubrir los detalles principales de este producto, pasando primeramente por los materiales y el diseño, para más tarde conocer sus especificaciones técnicas y como no, contarte cuáles han sido nuestras impresiones tras estar utilizando esta cámara Reolink C2 Pro. No obstante, si tienes pensado pasar directamente a la acción, puedes comprarla directamente al mejor precio en ESTE ENLACE de Amazon. Sin más dilaciones te invitamos a que cojas asiento, empezamos con el análisis de esta cámara de vigilancia totalmente articulada y altamente versátil.

Materiales y diseño: Minimalismo y versatilidad

En esta ocasión Reolink vuelve a apostar por vestir a su cámara con un plástico blanco que intenta pasar desapercibido en casi cualquier circunstancia. Tenemos una base inferior de forma esférica en la que tenemos el logotipo de la firma en la parte delantera, mientras que encontramos en un lado el orificio para realizarle el “reset” a la cámara por si encontramos algún problema de funcionamiento. En la trasera también tenemos algunos añadidos, una entrada Ethernet, el puerto microUSB para la carga y el slot para tarjetas microSD que nos permitirá almacenar las grabaciones en función de lo que asignemos en la aplicación.

  • Dimensiones: 10,3 x 9,5 x 11,7 cm
  • Peso: 299 gramos

Tenemos en esta zona trasera las dos antenas de conexión WiFi que coronan al dispositivo de forma general. Por último tenemos en la parte superior la cámara, más bien el sensor, dispuesto en un arco que permitirá a la cámara dirigirse desde abajo hacia arriba y permitiéndonos así manejar el ángulo vertical. Del mismo modo la base cuenta con un aro metálico de color plateado que es el que diferencia la zona móvil de la fija, ya que recordaremos que esta cámara tiene también la posibilidad de girar de forma horizontal para proporcionarnos mayor visibilidad.

Unboxing y contenido del paquete

Como siempre, Reolink suele ofrecernos sus productos en un paquete bastante compacto pero que incluye lo necesario. Tenemos una caja negra rectangular que nada más abrirla nos va a dar acceso al pequeño sobre que contiene tanto las instrucciones como una pegatina que nos permitirá informar de que estamos grabando. Lo siguiente que tenemos es una caja donde encontramos el enchufe con adaptadores internacionales, junto con un cable de aproximadamente 1,8 metros de longitud.

Tenemos en la parte inferior la cámara correctamente protegida y con un pequeño protector de plástico en la zona del sensor para preservar su integridad. No tenemos mucho más que destacar, un packaging correcto y en el que encontramos todo lo necesario para funcionar. Es importante mencionar el detalle de que viene incluido un soporte que nos permitirá poner la cámara en cualquier pared de forma estable gracias a los dos tornillos que incluye y que me parece un factor determinante a la hora de situarle, no obstante, el cableado es quizás el aspecto que nos limitará.

Características técnicas

El apartado técnico es igual de relevante y sabemos que es lo que más te interesa conocer. Disponemos de visión nocturna en un sensor de 5 MP capaz de grabar a resolución 2560 x 1920 que podremos modificar. Para mejorar la grabación cuenta con 8 LEDs infrarrojos para mejorar el rendimiento de la visión nocturna. Con todo ello disponemos de 355º de visión horizontal y 105º de visión vertical junto con un zoom óptico de 3 aumentos. Para conectarnos tenemos la posibilidad de usar el WiFi de doble banda, es decir, conecta tanto en redes de 2,4 GHz como en las cada vez más populares de 5 GHz gracias a sus antenas con conectividad MIMO 2T2R. Por último, mencionar la posibilidad de utilizar sus dos altavoces situados en los laterales, que proporcionarán emisión de audio bidireccional.

En cuanto a la grabación y reproducción, todas las grabaciones de video activadas por el sistema de detección de movimiento se guardan en la tarjeta microSD (hasta 64 GB) y se podrán reproducir las alertas emitidas por la cámara en cualquier momento y lugar, siempre que la cámara esté conectada por WiFi. Recordar que tenemos la posibilidad de configurar cualquier NAS o servidor para que se almacenen estas grabaciones.

Configuración y experiencia de uso

Como siempre, la configuración de la cámara es rápida e indolora, únicamente debemos descargar la aplicación de Reolink (iOS)(Android), pulsar sobre el botón “+” y elegir la cámara Reolink C2 Pro cuando nos figure en la pantalla, pero es relevante advertir que primero tenemos que conectar por cable Ethernet la cámara, para que el procedimiento sea automático. Entonces enfocamos el código QR de la aplicación frente a la cámara y echará a andar.

Una vez conectada los controles son básicos, podremos mediante un joystick virtual mover la cámara a placer, así como gestionar las alertas, guardar los vídeos que estén almacenados en la cámara e incluso hacer zoom y seleccionar zonas concretas de activación de la cámara. Como en otros productos de Reolink, la gestión de la aplicación es sencilla a la vez que nos permite programar la cámara para que funcione en franjas concretas de cada día.

Pros

  • El diseño y los materiales de construcción
  • Las posibilidades de la aplicación y su fácil uso
  • Las características que ofrece con el ajustado precio

Contras

  • Podría ser un poco más compacta
  • Encontramos algo de retardo en el manejo
 

Lo que más me ha gustado de esta cámara es precisamente la posibilidad de moverla y la buena calidad de imagen que proporciona el sensor. Sin embargo, también tiene algún que otro punto negativo, un ejemplo es que incluso teniendo en cuenta la posibilidad de moverla horizontal y verticalmente, es incluso relativamente grande. La cámara cuesta 113,99 euros en Amazon, pero si la compras directamente en la web de Reolink (enlace) obtendrás un 10% de descuento utilizando el código imreo10off” en exclusiva para los lectores de Actualidad Gadget.

  • Valoración del editor
  • 86%
100 a 120
  • 86%

  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 16 de mayo de 2019
  • Diseño
    Editor: 80%
  • Calidad de imagen
    Editor: 80%
  • Configuración
    Editor: 90%
  • Conectividad
    Editor: 90%
  • Portabilidad (tamaño/peso)
    Editor: 78%
  • Calidad-Precio
    Editor: 90%

¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.